Ahora leyendo
Famosas al desnudo para concientizar sobre el cáncer de piel

Famosas al desnudo para concientizar sobre el cáncer de piel

Avatar

Vero Lozano, Andrea Frigerio y Julieta Cardinali protagonizaron #unminutoportupiel, una campaña de Clínica Lemel y la Dra. Velia Lemel que busca concientizar sobre los peligros de la exposición al sol y la falta de control de lunares.

Sabías que el cáncer de piel es el tipo de cáncer más frecuente en el ser humano?”, comienza Andrea Frigerio. “Afecta a más de un millón de personas cada año”, sigue Vero Lozano. “¡Y es un número que crece rápidamente!”, puntualiza Julieta Cardinali. “Pero también es el más fácil de curar si se diagnostica y se trata a tiempo”, remata Frigerio.

Andrea Frigerio en la campaña #unminutoportupiel

Así comienza la campaña #unminutoportupiel que las tiene como protagonistas. Las tres figuras literalmente le pusieron la voz y el cuerpo a esta campaña y se animaron a desnudarse buscando concientizar sobre los peligros de la exposición al sol y la falta de control de lunares.

Julieta Cardinali, al desnudo en la campaña que busca concientizar sobre el cáncer de piel.
Vero Lozano le puso el cuerpo a la campaña, que contó con la voz experta de la Dra. Vela Lemel.

¡Mirá el video de la campaña!

Junto a la reconocida dermatóloga, la Dra. Velia Lemel, la conductora y las actrices se unieron para generar mayor conciencia sobre el cáncer de piel. “Una de las causas principales del cáncer de piel es la exposición prolongada al sol y sin protección. Incluso si nos exponemos de manera prolongada con protección solar. Saber cómo, cuándo y cuánto exponernos al sol y cómo se usa el protector solar, es el primer paso hacia un cuidado responsable y seguro de la piel”, afirma la Dra. Velia Lemel, Directora de la Clínica Lemel Dermatología y Estética Láser.

La Dra. Velia Lemel, directora médica de Clínica LEMEL.

CONTROL DE LUNARES. En la prevención del cáncer de piel es sumamente importante que un dermatólogo revise tus lunares al menos una vez al año. “Algo tan sencillo como una revisión de lunares puede salvarte la vida”, apunta la Dra. Lemel, y enumera las características de las personas que son más propensas al cáncer de piel: “las que tienen muchos lunares, piel blanca o pelirroja y dificultad para broncearse, antecedentes familiares, lunares de contornos irregulares y color no homogéneo o que han tenido ampollas o quemaduras solares en la infancia”. De todos modos, muchos creen que las personas con piel oscura son inmunes a la enfermedad, por lo que desmitifica: “esto no es verdad y esa creencia puede generar peligrosas demoras en el diagnóstico”.

En el caso de los bebés “hasta el año no deben exponerse al sol”, dice la especialista, y detalla que el uso de pantalla solar para bebés está permitido a partir de los seis meses.

AUTOEXAMEN. “El autoexamen puede alertar sobre cualquier cambio en tu piel y ayudarte a la detección temprana del cáncer. Nadie mejor que vos conoce tu piel y tus lunares, por eso es muy importante que lo hagas. Después de las primeras veces, el autoexamen no debería tomarte más de diez minutos”, detalla la Dra. Velia Lemel.

¿Qué debemos buscar en el autoexamen?

–Un cambio de cualquier tipo. No hay que ignorar una mancha sospechosa. También debemos estar atentos a crecimientos en la piel que aumentan de tamaño, o un lunar de nacimiento o cualquier mancha que cambie de color, de tamaño, de grosor o su textura. Si observamos una o más de estas señales de alarma tenemos que consultar a un médico especialista.

Puede interesarte

¿A qué signos tenemos que estar atentos?

­–A las manchas inicialmente planas rosadas o rojizas, ásperas al tacto y que se vuelven cada vez más rugosas o escamosas, que afectan a cualquier zona; a la aparición de bultos en la piel que crecen en forma sostenida en el tiempo; a lastimaduras en la piel que no cicatrizan a pesar de un tratamiento correcto; a una herida sangrante, costrosa, no provocada por un traumatismo previo; a lunares que cambien de coloración o sus bordes se vuelvan irregulares, asimétricos y más grandes (generalmente de tamaño superior a 6 mm); o a un lunar que pica o se inflama.

A LA HORA DE ESTAR AL SOL. “Es sabido que pequeños ratos de exposición solar proporcionan toda la vitamina D que el cuerpo puede fabricar. Incluso cuando usas protector solar, simplemente con algunos rayos UV que alcancen la piel puede ser suficiente”, asegura Lemel. “Por ello, más allá de la cantidad o forma de los lunares que cada paciente tenga es fundamental cuidar la piel de la exposición al sol y los rayos ultravioletas durante todo el año. No hay que exponerse al sol entre las 10 y las 16 hs. y es recomendable usar sombreros, anteojos de sol, ropas claras y utilizar protector solar mayor a 30 FPS”.

Dra. Velia Lemel
MN: 66657
Directora Médica Clínica LEMEL
Ayacucho 1981 – Buenos Aires, Argentina
www.clinicalemel.com
@clinicalemel

Comentarios de Facebook
© 2020 GENTE | Todos los derechos reservados | Desarrollo: MOnkey ARt. | Términos y Condiciones.

GENTE Y LA ACTUALIDAD de EDITORIAL ATLANTIDA S.A.
Director Responsable: Federico Poletto
Nº de Edición: - Fecha:
Domicilio Legal: Azopardo 579 - C.A.B.A.
ISSN: 2683-9482
Registro DNDA: 15677295

Ir Arriba