Eusebio Guiñazú – GENTE Online
 

Eusebio Guiñazú

Actualidad
Actualidad

Para la mayoría de los jugadores de rugby de nuestro país, uno de los objetivos más importantes es conseguir un puesto en el Seleccionado Nacional. El mítico equipo de Los Pumas es una ilusión que para muchos queda en eso, sólo un sueño. Pero para Eusebio Guiñazú es una realidad concreta que el pilar de Mendoza R.C. no quiere desaprovechar.

-¿Cómo empezaste a jugar al rugby?
-Mi viejo siempre fue al Mendoza R.C., así que no tuve mucha opción. A los seis o siete años comencé a entrenar y desde ese día estoy en el club.

-¿Qué recuerdos tenés de tus divisiones juveniles?
-Yo soy camada 1982 pero siempre jugué con chicos mayores porque mis amigos tenían más edad. Cuando uno hace memoria, los mejores momentos son en esa época. Ahí se dan los viajes y campeonatos que uno siempre recuerda.

-¿Cuándo empezaste a tomar al rugby con mayor seriedad?
-Con la primera convocatoria a Los Pumitas en 1999 me di cuenta que esto era en serio. Ese año quedé afuera del plantel que viajó al mundial FIRA y me dieron ganas de dedicarle mucho más tiempo a este deporte.

-¿Cómo fue tu debut en la primera división?
-Fue en cuartos de final en el Torneo Regional con Mendoza R.C.. Entré en el segundo tiempo y fue espectacular porque además de ser el primer partido en primera, me tocó jugar al lado de Fede Méndez. Fue un encuentro que ganamos muy bien y además un orgullo muy grande para mí.

- Luego de ser convocado en el 2000 a Los Pumitas, ¿cuál fue tu meta?
-Una vez que te ponés la camiseta de Argentina no te la querés sacar más. Por eso uno de los objetivos para los que se trabaja es lograr la convocatoria. Siempre se tienen ilusiones, pero yo fui de a poquito y me esforzaba mucho. Tenía la esperanza de formar parte de Los Pumas.

-Gran parte del plantel de Los Pumas juega en el exterior. ¿Eso te hace pensar en la posibilidad de irte en algún momento?
-Es algo que me gustaría y que lo tengo muy en mente en la actualidad. Sólo tengo que esperar que salga alguna propuesta que me interese y que me guste. Además tiene que ser el momento adecuado para poder vivir esa experiencia.

-¿Qué pondrías en la balanza para tomar la decisión de irte?
-Sobre todo, tener ganas. Lo veo mucho por ese lado. Te vas a un lugar solo, en donde por lo general no hablás el idioma, las costumbres son diferentes y si no estás convencido, ir a pelearla allá se hace complicado. También tengo bien en claro que quiero estudiar, así que seguramente no me vaya recibido, pero volveré con tiempo como para terminar la carrera.

El pilar de  Los pumas en plena acción.

El pilar de Los pumas en plena acción.

A los 22 años Guiñazú sueña con el exterior

A los 22 años Guiñazú sueña con el exterior

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig