“Estoy viviendo el momento más feliz de mi vida” – GENTE Online
 

“Estoy viviendo el momento más feliz de mi vida”

Actualidad
Actualidad

Desde hace años no hay entrevista en la que el tema no haya surgido, casi inquisidor: “¿Para cuándo un hijo?”. Natalia Oreiro (34) sorteaba la pregunta con la destreza de quien la espera, y en el camino se iba ilusionando con ese bebé, que después de una década en pareja con el músico Ricardo Mollo (53) se convertía en una asignatura pendiente también para ella. “Vendrá cuando tenga ganas” (abril de 2006); “Trato de no planificar la maternidad y que la vida me sorprenda” (abril de 2008); “Tengo muchísimas ganas de ser mamá ¡espero que sea pronto!” (septiembre de 2009); “Me encantaría ser madre, porque a uno lo corre del lugar del ego” (enero de 2010). Hoy la respuesta de esta uruguaya que hizo su vida y su carrera de este lado del río es afirmativa, y ella no puede estar más radiante. El bebé de Natalia y Ricardo llegará en enero de 2012, y según cuentan sus íntimos la noticia del embarazo los tomó por sorpresa.

“Es el momento más feliz de mi vida”, le confesó la actriz a GENTE en un viaje relámpago a la Argentina, tras hacer un alto en las escenas de la miniserie que graba en Colombia, para cumplir con compromisos laborales en nuestro país. Natalia, que cursa su tercer mes de embarazo, está desde el mes pasado en Bogotá para protagonizar la ministerie Lynch, pero tuvo que viajar por unos días a Buenos Aires para grabar When you are smiling, la canción que cerrará los títulos de la película Mi primera boda –de Ariel Winograd– cuyo elenco encabeza junto a Daniel Hendler. Su estado no ha hecho que limitara sus compromisos laborales: en su brevísima escapada porteña aprovechó también para participar de un comercial de La Serenísima con Guillermo Andino.

CONCEBIDO EN EL CAMPO. Corrían los primeros días de abril y Oreiro estaba en pleno rodaje de Mi primera boda en la estancia Villa María, de Cañuelas (el mismo lugar donde se casaron Luisana Lopilato y Michael Bublé). Los actores principales se alojaron en la estancia durante las cinco semanas que duró la filmación, y por supuesto Natalia estuvo muy bien acompañada por su marido, Ricardo Mollo. Fue en esa fecha cuando Natalia quedó embarazada.

En junio, cuando estaba de poco más de un mes y con una pancita totalmente imperceptible, la actriz hizo la campaña gráfica de la marca de ropa Las Oreiro –que tiene junto a su hermana Adriana– para la colección primavera-verano 2012. Aunque muy pocos lo sabían entonces, ya se notaba que no iba a poder guardar por mucho tiempo la noticia más importante de su vida. Se la veía feliz y muy interesada en el tema de la maternidad.

Después llegó el viaje a Colombia para grabar la miniserie Lynch, que produce Moviecity –proyecto que la mantendrá en Bogotá hasta mediados de agosto–. Su papel es el de la mujer del dueño de una funeraria (interpretado por Juan Perugorria). Juntos colaboran para fingir la muerte de personajes que en realidad están vivos, pero que por distintas razones necesitan fugarse para reiniciar sus vidas con otras identidades.

Ella misma les habría confirmado el embarazo a sus compañeros de elenco y al equipo de producción en pleno set, mostrándoles una ecografía. Después de eso, bastaron sólo unos pocos días para que la noticia se filtrara en los medios. En el celular de la actriz uruguaya comenzó la oleada de mensajes: “¿Es verdad que vas a ser mamá? ¡Felicitaciones para vos y para Ricardo!”. Los SMS siguieron, los rumores en Internet se multiplicaron y Naty tuvo que tomar cartas en el asunto, a pesar de que creía que era demasiado pronto para contarlo. Decidió que lo mejor era informarlo ella misma a sus fans con un comunicado oficial en su página web: “Quiero compartir con todos una gran noticia: ¡Sí! Voy a ser MAMA. Hubiera preferido ser más prudente con los tiempos pero, evidentemente fue algo imposible. No puedo esperar que se mantenga un secreto que ni yo pude guardar. Gracias por los mensajes de cariño. Nuestra felicidad es enorme!”.

Más relajada, luego le confió a GENTE por qué decidió contarlo antes de lo previsto: “No quiero salir a hablar aún, ¡lo comuniqué porque no me quedó otra! Jaja... A alguien se le escapó. Estoy de poco tiempo aún, así que lo prudente es esperar. Estoy viviendo el momento más feliz de mi vida”.

LAS VOCES DE LAS OREIRO. Desde su entorno más cercano, la primera en corroborar la noticia cuando aún era un rumor fue Claudia Sánchez, su jefa de prensa, que aseguró: “Está embarazada, pero no sé nada más. Tampoco quiero saber mucho, así si las cosas se filtran Naty sabe que yo no fui. ¡Me enteré por los medios! Cuando le consulté, me mandó un mensaje que decía: ‘Entrá a la página’. Ella misma tomó la iniciativa de subirlo”.

Adriana (37), la hermana y socia de Naty, diseñadora y madre de la sobrina y ahijada de la actriz, Mía (4), no ocultó la emoción de los Oreiro: “Es una novedad muy linda para toda la familia. ¡Estamos todos muy contentos! Ella quería contar la noticia a los tres meses, pero se supo un poquito antes. Este es un momento privado de Naty y de Ricardo, y hay que esperar a que llegue de Colombia, así ella misma lo cuenta. ¡Estoy esperando ansiosa para tenerla de vuelta con nosotros!”. Es que Natalia recién estará definitivamente de regreso en la Argentina a mediados de agosto, unas semanas antes del estreno de Mi primera boda (el 1º de septiembre). Estará de cuatro meses cuando se presente la comedia, en la que comparte elenco con Daniel Hendler, Soledad Silveyra, Muriel Santa Ana, Pepe Soriano y Sebastián de Caro, entre otros. Su papel es el de Leonora, la novia cuyo prometido comete un pequeño error que pretende ocultarle para evitar problemas... y termina poniendo en riesgo la fiesta y el matrimonio.

UNA DECADA DE AMOR. Natalia conoció a Ricardo Mollo el 17 de agosto de 2000, cuando el músico festejaba su cumpleaños. Los presentaron en las oficinas de BMG, compañía que produjo tanto a Natalia como a Divididos. El la invitó a su cumpleaños y ella no se lo perdió. Unos días más tarde, la actriz terminó su noviazgo de seis años con Pablo Echarri, y a los pocos meses oficializó públicamente su relación con Mollo. Un año y cuatro meses después, el 31 de diciembre de 2001, se casaron a bordo de un barco en el Atlántico (a 340 kilómetros de la costa de Brasil, cerca de la isla Fernando de Noronha). El momento de agrandar la familia les llega una década después, tan unidos como cuando decidieron tatuarse las alianzas matrimoniales, convencidos de que su amor era para siempre. El que vendrá es el primer hijo de la actriz, y el tercero para el músico, que ya tiene a Martina (28) y Azul (22), de su primer matrimonio.

“Ella es preciosa, una chica espléndida, generosa y muy buena persona. El es estupendo, muy buen mozo y un hombre con mucho talento. Se merecen lo mejor”, le dijo a GENTE Graciela Borges, que trabajó junto a Oreiro en Miss Tacuarembó (2010) y siente un gran cariño por Naty. Quien también quiso estar cerca de Oreiro fue Facundo Arana, su eterno galán, que la felicitó vía Twitter: “Felicidades Natyyy!!! Madre linda! Qué linda noticia! Te quiero! Te quiero!!!”.

Pero el gran momento de Natalia parece no terminar con esta noticia. Aunque aún no hay fechas oficiales, la actriz habría sido elegida para filmar en Hollywood, como parte del elenco de Freedom for Joe, film en el que compartiría elenco –nada menos– con Bruce Willis y John Travolta. ¿Podrá con la pancita? Es pronto para decirlo, aunque ella ya había dejado bien en claro sus prioridades en una de sus últimas entrevistas con GENTE: “No es el objetivo de mi vida conquistar Hollywood. No postergaría mi maternidad ni nada que me haga feliz por mi carrera”. Radiante, Natalia (34) confirmó que espera su primer hijo con Ricardo Mollo (53) para el mes de enero. La noticia se filtró antes de tiempo y por eso decidió contárselo a sus fans por un comunicado de prensa.

Radiante, Natalia (34) confirmó que espera su primer hijo con Ricardo Mollo (53) para el mes de enero. La noticia se filtró antes de tiempo y por eso decidió contárselo a sus fans por un comunicado de prensa.

Natalia en la Plaza de los Inmigrantes, frente a la Iglesia de la Virgen de la Ayuda, en Montevideo, Uruguay. Allí solía jugar cuando era chica, después de salir de la escuela.

Natalia en la Plaza de los Inmigrantes, frente a la Iglesia de la Virgen de la Ayuda, en Montevideo, Uruguay. Allí solía jugar cuando era chica, después de salir de la escuela.

Natalia estará de regreso en Buenos Aires recién a mediados de agosto, justo una semana antes del estreno de Mi primera boda. Mientras, trabaja en Colombia y vive su embarazo con emoción.

Natalia estará de regreso en Buenos Aires recién a mediados de agosto, justo una semana antes del estreno de Mi primera boda. Mientras, trabaja en Colombia y vive su embarazo con emoción.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig