“Estoy triste, quiero recuperar su amor” “Tengo el corazón destrozado” – GENTE Online
 

“Estoy triste, quiero recuperar su amor” “Tengo el corazón destrozado”

Actualidad
Actualidad

La fecha anhelada todavía está marcada en el calendario del corazón de ambos: 18 de noviembre de 2014. Ese día, Mariana Antoniale cumplirá 26 años, y deseaba, más que nadie, casarse con “el gran amor de mi vida”, como ella lo llamaba a Jorge Rial (52), hasta que se conoció el chichoneo por el chat de sus respectivos teléfonos celulares entre el conductor de Intrusos y Marianela Mirra (30), la tucumana ganadora de Gran Hermano 2007. Digamos que Loly le había comentado a una de sus amigas más cercanas que ya había hecho contacto con la number one de las wedding planners, Bárbara Diez, mujer del jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mientras bosquejaba en su mente el hermoso vestido blanco que luciría ese día. El periodista también estaba más que ilusionado con que llegara el momento tan esperado, después de haberse divorciado de Silvia D’Auro, tras un matrimonio que se llevó dos décadas difíciles de su vida, y que en sus tiempos finales lo hacía infeliz. El también soñaba con confirmar ante la ley la pasión que existía –y quizás siga existiendo–, entre ambos hasta antes de que se conocieran las íntimas conversaciones que se iniciaron casi sin querer entre los protagonistas de este escándalo que amenaza con romper una pareja que ya llevaba más de dos años de relación, convivencia y pasión.

LA GUERRA DE LOS TWITTS. Se sabe que Marianela concurrió al piso de Intrusos –el programa líder de América–, ilusionada con la posibilidad de regresar pomposamente a la tevé después de vivir casi recluida en su Tucumán natal, quizás como una integrante más del prestigioso panel que además integran Luis Ventura, Marcela Tauro, Marcela Baños, Cora Debarbieri, Daniel Ambrosino y Alejandro Guatti.

Pero según contó el propio Rial, la presencia de Mirra no movió la aguja del rating, y eso puso en duda cualquier posibilidad de incorporarla al staff. Mientras tanto, entre el conductor y la tucumana se sucedieron histeriqueos telefónicos que quedaron registrados, y que la ex Gran Hermano no tuvo mejor idea que dar a conocer a través de un amigo en Twitter, identificado como @theonlymuppet, que publicó en su cuenta cruces privados de WhatsApps, que el propio Jorge Rial admitió ante las cámaras de su programa el último viernes, ante lo que se definió como un “pel... me dejé llevar por ese espíritu de cachondeo que tienen los hombres”, blanqueó arrepentido, resaltando que iba a luchar con todas sus fuerzas por recuperar el amor de Mariana.

“No pasó nada con Mirra”, hablándole luego a su pareja: “Cualquier decisión que tomes es la correcta y la voy a aceptar, incluso si decidís terminar la relación. Estoy abochornado, triste, fue una pel... absoluta mía que no pasó de lo virtual. No quiero perder a Mariana, la amo”. Enseguida le advirtió a Marianela: “Vas a tener consecuencias, esto es extorsión”.

En Twitter también brindó respuestas inmediatas: “Amo a esta mujer. Uno a veces entra en juegos de desquiciados. Pero ésta es la mujer que elegí y sigo eligiendo”, dijo dando la cara, y adjuntando una foto de Loly, sensual, con el cabello suelto y mirando a los ojos. Por supuesto, le pidió perdón “a la mujer que amo”.

Loly, enterada de los diálogos, también reaccionó furiosa: “Fin del cuento”; “Todo se derrumbó”; “Me da asco”; “Yo me quiero ir con mi mamá” –en referencia a la frase de Fabián Rodríguez, el marido de Nazarena Vélez, antes de suicidarse–, y hasta subió una foto de un búfalo con unos cuernos impresionantes y comentó: “Este perfil me favorece”.

Luego la modelo, algo más aplacada, decidió borrar los tres últimos twitts. Pero en la tarde del viernes pegó un portazo y se fue del piso que compartían en el Bajo Belgrano junto a las hijas del periodista, Rocío (14) y Morena (15). Pese a todo, pasado el mediodía fue a buscar a las chicas por el departamento, y las tres disfrutaron de una tarde juntas por Palermo Soho. “Las amo, las amo, las amo, LAS AMOOOOOOOOOOO”, escribió luego en Twitter, y más tarde, sentenció: “Tengo el corazón destrozado. Gracias, Jorge Rial. No tenías que jugar de esta manera conmigo; lo único que hice fue amarte, pero no alcanzó”.

Leé la nota completa en la última edición de Gente.

Sábado, 15 horas. Mariana pasó a buscar a las hijas de Jorge, Rocío y Morena, y pasearon de la mano por Palermo. Lunes, 12.10. El periodista camina en soledad desde radio La Red, donde hace Ciudad GotiK, rumbo a América, para conducir Intrusos.

Sábado, 15 horas. Mariana pasó a buscar a las hijas de Jorge, Rocío y Morena, y pasearon de la mano por Palermo. Lunes, 12.10. El periodista camina en soledad desde radio La Red, donde hace Ciudad GotiK, rumbo a América, para conducir Intrusos.

Mientras caminaba para hacer Intrusos, Jorge Rial habló con su producción. El lunes prefirió no tocar el tema de sus conversaciones por WhatsApp con Marianela Mirra, la tucumana que ganó la edición 2007 de Gran Hermano. El conductor había dicho el viernes 28 de marzo en su programa que fue víctima de una extorsión, y el domingo en La cornisa, el programa de Luis Majul, subió la apuesta: “Faltan muchas partes de los diálogos. No está el rechazo, lo fundamental. Cuando ella quiere pasar de lo virtual a lo real. Eso no está, eso la vuelve loca. Ella quería pasar a lo físico, a tener sexo”.

Mientras caminaba para hacer Intrusos, Jorge Rial habló con su producción. El lunes prefirió no tocar el tema de sus conversaciones por WhatsApp con Marianela Mirra, la tucumana que ganó la edición 2007 de Gran Hermano. El conductor había dicho el viernes 28 de marzo en su programa que fue víctima de una extorsión, y el domingo en La cornisa, el programa de Luis Majul, subió la apuesta: “Faltan muchas partes de los diálogos. No está el rechazo, lo fundamental. Cuando ella quiere pasar de lo virtual a lo real. Eso no está, eso la vuelve loca. Ella quería pasar a lo físico, a tener sexo”.

Mariana apenas si sonrió el sábado cuando se encontró con amigas. Sus íntimos aseguran que está más que triste. Y más allá de que esté separada del padre, no piensa dejar de ver a las hijas de Jorge Rial, que son su debilidad. Su manager, Leandro Rud, le dijo a GENTE que se encuentra tan abatida que decidió suspender momentáneamente todos los ensayos para el Bailando que conducirá Marcelo Tinelli por El Trece desde mediados de abril.

Mariana apenas si sonrió el sábado cuando se encontró con amigas. Sus íntimos aseguran que está más que triste. Y más allá de que esté separada del padre, no piensa dejar de ver a las hijas de Jorge Rial, que son su debilidad. Su manager, Leandro Rud, le dijo a GENTE que se encuentra tan abatida que decidió suspender momentáneamente todos los ensayos para el Bailando que conducirá Marcelo Tinelli por El Trece desde mediados de abril.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig