“Estoy triste, pero hay que seguir viviendo” – GENTE Online
 

“Estoy triste, pero hay que seguir viviendo”

El dolor de las despedidas sin revancha –como sucede con la muerte– sólo puede ser atenuado con el abrazo de un amor igual de intenso al que se va para siempre. Se sabe: Luisana Lopilato tenía una debilidad especial por su abuelo, Benito José Latorre, que partió a los 82 años, después de pelear 45 días, en el hospital Español, contra un enfisema pulmonar provocado por el cigarrillo.

En la mañana del martes, en el Cementerio de la Chacarita, la actriz tuvo su “bastón”, el hombre que la contuvo a cada momento. Que la abrazó cuando ella, inevitablemente, se quebró en llanto tras los lentes oscuros. Allí estaba, sí, Michael Bublé, lejos del ícono del crooner canchero de los videos, cerca de un tipo con sentimientos, que cruzó el continente de norte a sur sólo para sostener a su prometida en un momento difícil. Y, pese a que tenía compromisos impostergables en Canadá, su país natal, retrasó su partida todo lo que pudo.

Por ahí también estaban Darío Lopilato y Eduardo, su papá, quienes se encargaron, el día anterior, de todos los trámites que requirió la defunción en el hospital y en la Casa Escalada, en el barrio de Caballito, donde fue velado. Ellos –pero también Michael– estuvieron muy cerca de Betty, mamá de los Lopilato e hija de Benito. Conmovida, la mujer dijo que su padre “era una persona muy especial, divertida, que siempre se preocupaba por los chicos”.

Esa noche, la familia permaneció hasta el amanecer junto a los restos de Benito. Hasta el lugar también se acercaron todos los compañeros de Darío en Passion, la obra donde trabaja. Luego, Luisana y Michael partieron hasta la casa de la actriz para descansar. Antes de las diez de la mañana se cumplió la ceremonia del saludo final. Luego se cerró el cajón y la caravana marchó hacia el cementerio.

“Sin muchas palabras... Gracias por todos los mensajes”. Así, en una breve línea que publicó en Twitter, Luisana agradeció el apoyo virtual que recibió de sus fans. Ella, bajo el sol indiferente de la Chacarita, mientras el cuerpo de su abuelo se convertía en cenizas –porque así fue su última voluntad–, tenía el consuelo más real, el que sólo puede ofrecer el verdadero amor.

El miércoles, Luisana cumplió con lo dicho a una amiga: “Estoy triste, pero hay que seguir viviendo. Mi abuelo no hubiera querido que modifique nada de mi vida”. Por eso se presentó a las grabaciones de Alguien que me quiera, la tira de El Trece donde trabaja. Un día después, Bublé partió a Canadá. La despedida fue con lágrimas.

Y con la promesa implícita de encontrarse, la próxima vez, en horas más felices. Michael contuvo a Luisana durante todo el sepelio. El abuelo Benito era la debilidad de la actriz.

Michael contuvo a Luisana durante todo el sepelio. El abuelo Benito era la debilidad de la actriz.

La muerte de Don Benito no fue inesperada: el enfisema pulmonar que sufría era severo. Tras 45 días internado, falleció en el hospital Español. Bublé llegó al país poco antes del desenlace. Durante la ceremonia fúnebre en la Chacarita, donde el abuelo fue cremado, no se apartó ni un segundo de Luisana ni de su cuñado Darío y sus futuros suegros, Eduardo y Betty, demostrando que ya es uno más de la familia Lopilato.

La muerte de Don Benito no fue inesperada: el enfisema pulmonar que sufría era severo. Tras 45 días internado, falleció en el hospital Español. Bublé llegó al país poco antes del desenlace. Durante la ceremonia fúnebre en la Chacarita, donde el abuelo fue cremado, no se apartó ni un segundo de Luisana ni de su cuñado Darío y sus futuros suegros, Eduardo y Betty, demostrando que ya es uno más de la familia Lopilato.

Tras la misa en la capilla ardiente de la Chacarita, el féretro con los restos del abuelo quedó en el crematorio del cementerio. Triste y sin sacarse sus anteojos negros, Luisana se fue junto a Michael.

Tras la misa en la capilla ardiente de la Chacarita, el féretro con los restos del abuelo quedó en el crematorio del cementerio. Triste y sin sacarse sus anteojos negros, Luisana se fue junto a Michael.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig