“Estoy sola porque los hombres le escapan al compromiso” – GENTE Online
 

“Estoy sola porque los hombres le escapan al compromiso”

Actualidad
Actualidad

Odia que le digan Flopi. O Floppy. Ya cumplió veinte años. Muchos insisten con llamarla “la hija de Araceli González”. Aunque para sus amigas es, simplemente, Flor. Hace tres años debutó como modelo. Y sus últimas mediciones marcaron exquisitos 83-64-92. Ahora los luce en Mar del Plata, claro.

Florencia Torrente está de paso, sólo por unas horas. Mañana se embarca rumbo a Punta del Este. “Voy por trabajo”, aclara. Llegó a Personal Beach Peralta Ramos con una cartera de cuero negro y herrajes dorados, signée Jimmy Choo. Muy Sex & The City. “Me la trajo Papá Noel”, insiste. Por algún extraño motivo, no quiere posar en bikini. Y parece imposible convencerla de lo contrario. Una lástima.

Todavía está aprendiendo a lidiar con su propia fama. Pero empieza a marcar límites. Durante la entrevista, dirá que hay cosas de las que no quiere hablar. O temas que están “demasiado viejos”. Empezamos hablando de su estado civil actual:

–¿Estás sola?
–Sí.

–¿Por qué?
–Será porque no encontré a la persona indicada todavía.

–Tan difícil no te puede resultar…
–Te juro que me está costando más de lo que imaginás.

–¿Adónde radica la dificultad?
–Los hombres le escapan al compromiso. Es muy poca la gente que se compromete a algo.

–¡Tenés 20 años!
–Bueno, pero yo nunca tuve un novio de mi edad.

–¿Hacemos un llamado a la solidaridad?
–No es para tanto: no estoy desesperada. Estoy tranquila, muy bien así.

–¿Qué pasó con Maxi Patané?
–Nada, ¿por?

–Dicen que están de novios. O son pareja. O tienen algo, bah.
–¿En serio? No lo sabía.

–¿No lo leíste?
–Para nada. No leo chusmeríos.

–¿Ni siquiera se conocen?
–¡Conozco tanta gente!

–Es modelo, el argentino de mayor proyección internacional. Aun si no fuera cierto, podrías reconocer que la elección del candidato no fue mala…
–(Ríe) No, es verdad. Pero no tenemos nada que ver. ¡Me viven inventando romances! Si es por lo que dicen, este año tuve siete novios.

–Será que no pueden creer que estás sola.
–Mejor sola que mal acompañada, dicen.

–¿Qué fue lo más increíble que dijeron de vos?
–¡Dijeron tantas cosas! Yo no veo televisión, ni leo chimentos… Pero sé que dicen cada barbaridad... Lo más común es que me inventen romances. Pero ojo: nunca me enteré de algo mío o de mi familia por la televisión.

–A propósito de chimentos: dicen que tu mamá no descarta la posibilidad de ser madre otra vez.
–(Interrumpe) No, no voy a hablar del tema. Hablemos de mí, del laburo… A mi vieja dejémosla aparte.

–En estos tres años como modelo, ¿te ofrecieron negocios raros?
–Todo el tiempo. Te llaman y te dicen: “Tenés que ir a tal lado, ver a tal, en tal boliche. Hay tanta guita”. Siempre son planes muy turbios, que dan para sospechar. Por suerte Lorena (Ceriscioli, su manager) filtra todo; yo creo que la mayoría de las cosas raras ni me las dice.

–¿Ya no estudiás?
–Siempre estudio. No es que no hago nada. Pinto, dibujo… Vivo leyendo.

–Te preguntaba por estudios terciarios o universitarios.
–Estuve estudiando más de un mes en un instituto de Bellas Artes en Nueva York. Pero me tuve que volver para renovar el pasaporte. Y surgieron algunos laburos que me obligaron a quedarme acá. Fue una experiencia buenísima. Me encantó estar en otro país, con otras historias, otras creencias…

–Pregunta de madre: ¿éstos son todos tus estudios terciarios?
–A mí me gusta mucho todo lo que es Bellas Artes. Y también la fotografía. Yo pinto. Y me gusta mucho dibujar cuerpos.

–¿Pintás bien?
–A mí me gusta lo que me sale. Tuve profesores, hice mil cursos. En Nueva York iba a un lugar donde me la pasaba dibujando desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche. Hacía dibujo en vivo. Hombres, mujeres, ancianos… Vestidos o desnudos. Eso te sirve mucho. La mano se ejercita.

–¿Fantaseás con vivir de tu arte?
–Me encantaría. Sueño exponer mis pinturas.

–De todas formas, todavía te presentás como modelo.
–Exactamente.

–¿Te quedó alguna enseñanza del incidente en el BAF, cuando una productora no te dejó desfilar porque te veía gorda?
–Es un tema que está viejísimo, ¿no te parece? Pasa en todos lados, a todo el mundo.

–Dentro de Prémula, tu agencia, ¿cómo viviste la separación –escandalosa– de tus managers, Tomás Costantini y Lorena Ceriscioli?
–No voy a hablar de eso.

–¿Querés hacer carrera en el exterior?
–¡Obvio! Me está por salir algo muy bueno afuera del país. Pero no lo quiero decir para que no se me pinche.

–¿Es un desafío mayor probarte afuera? Se supone que en Argentina, ser la hija de Araceli González te abre posibilidades de trabajo.
–No te creas, ésa es una estupidez que arma la gente. Un poquito ayuda, no lo voy a negar. Pero también genera mil prejuicios difíciles de vencer. Trabajar afuera es distinto: podés ser la hija del Papa y si no servís, no trabajás. Y yo me tengo toda la fe del mundo.
Flor en Personal Beach Peralta Ramos. Ajena a cualquier rumor, asegura: “Yo no veo televisión ni leo chimentos. Pero sé que dicen cada barbaridad...”.

Flor en Personal Beach Peralta Ramos. Ajena a cualquier rumor, asegura: “Yo no veo televisión ni leo chimentos. Pero sé que dicen cada barbaridad...”.

“Siempre estudio. No es que no hago nada. Estudio, pinto, dibujo… Vivo leyendo. Este año estuve un mes estudiando pintura en Nueva York”, asegura.

“Siempre estudio. No es que no hago nada. Estudio, pinto, dibujo… Vivo leyendo. Este año estuve un mes estudiando pintura en Nueva York”, asegura.

Florencia sueña con exponer sus pinturas alguna vez. Mientras tanto, proyecta su carrera como modelo: “Es muy probable que en el 2009 me vaya a probar suerte en el exterior”, dice.

Florencia sueña con exponer sus pinturas alguna vez. Mientras tanto, proyecta su carrera como modelo: “Es muy probable que en el 2009 me vaya a probar suerte en el exterior”, dice.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig