“Estoy feliz y cómoda con mi trabajo como para pensar en una pareja” – GENTE Online
 

“Estoy feliz y cómoda con mi trabajo como para pensar en una pareja”

Actualidad
Actualidad

Instructora de yoga, cantante, bailarina, modelo, conductora, actriz… Pese a tan extenso currículum, a María Fernanda Chachi Telesco (22 años, nacida en Rafaela, Santa Fe), la puerta a la fama se le abrió de la manera menos pensada, y seguramente, la menos deseada. Cuando disfrutaba de la gloria de ser una de las semifinalistas del concurso que buscaba a las figuras de High School Musical (una co-producción de Pol-ka y Disney), un video erótico que la tenía como protagonista –y sin ropas– con su ex novio, recorrió la web a la velocidad de la pólvora. Y lo que podía haber sido su gran entrada a la tele se frustró, porque ese video hot era incompatible con una tira teen.

No hubo oferta de Disney, pero sí otras más subidas… “Me llamaron de mil lugares para posar desnuda. Pero no quise. No soy así –cuenta Chachi–. El video fue un mal momento, que hubiera preferido no vivir. Toda mi vida me dediqué a ser artista, y eso apareció para arruinarme el momento de felicidad”. Mientras superaba el trago amargo, mamá (Silvia Estrada, cantante) y papá (Luis Telesco, ex concejal de la UCR), la protegían de todo el conventillo que se armó en Rafaela. Ya se sabe: pueblo chico, infierno grande... Pero el tiempo está a favor de los pequeños (como cantaba Silvio Rodríguez): su talento y los años de estudio de danza, teatro y canto en la escuela de Julio Bocca al fin se hicieron valer. “Nadie me lleva por delante. Yo soy la que elijo mi propio destino”. Y así, las cosas buenas comenzaron a darse.

Primero formó parte de Son de Fierro. Después se animó a Cantando por un sueño, y en el verano subió al escenario de la temporada marplatense con Calabró+Calabró, The Family Show. Luego le llegó la chance de conducir en la tele con Magazine pop –programa que aún la tiene al frente–; para mediados de año estará en la pantalla de Telefe con un programa de rock, y ahora acaba de regresar a las tablas con Umo, cabaret mágico, un music-hall con siete actores transformistas que la acompañan en La Casona del Teatro (Corrientes al 1900), a cargo de Nanuk, la productora de Alejandro Marley. “Este proyecto es un gran desafío, porque me animo a cantar en vivo en todas las funciones. Además tengo varios personajes. La obra transcurre en la década del ’50, y... ¡soy la única mujer!”.

–¿Tuviste que pagar un derecho de piso mayor después del asunto del video?
–¿Sabés que no? Cada vez que me llamó un productor lo hizo con una propuesta de trabajo y porque sabía que estaba preparada. A ninguno le interesó lo mediático, sino que veían mi capacidad. Eso me llena siempre de orgullo. Además, con mi corta experiencia en el medio siempre soy la bebota del grupo.

–En Umo, cabaret mágico, trabajás con transformistas. ¿Cambia en algo tu relación con el elenco?
–¡Sí, me cambia… la cabeza! No vivís con el prejuicio permanente de la competencia que siempre se da si hay otras mujeres en un elenco. Esto es diferente. No existen envidias. Tal vez eso me pase por ser la única mujer. Todos me ayudan a que sea la mejor. Antes de salir a escena se preocupan por mi vestuario, el maquillaje… No me dejan sola. Ellos tienen el personaje y todo lo relacionado con lo artístico muy a flor de piel. Son exagerados, pero en el punto justo. Siguen una metodología de trabajo inspirada en Antonio Gasalla que, sin duda, es el mejor sobre las tablas.

–Parece que cuando hay dos mujeres juntas, hay problemas…
–Obvio… No sé por qué nos enseñan desde chicas a tener una mentalidad de pisar fuerte en donde estemos. El problema es que cuando te encontrás con otra, hay una puja de poderes y nace el roce… Más en este medio tan competitivo.

–A 17 meses de aquel escándalo, ¿qué aprendiste?
–Que no hay que dejarse llevar por la nariz. Nadie tiene que decidir por vos. Si no me hubiera puesto firme sobre mis valores y principios, hoy estaría en cualquier lado. Siempre quise ser actriz, y se lo demuestro al público en cada performance.

–Evidentemente, a causa de aquel video tenés que demostrar tu condición de actriz más que otras chicas.
–Cada vez menos, porque saben cuáles son mis intenciones y valores.

–¿Y en el amor también te cuesta demostrar tus valores?
–Para nada. Hace muy poco terminé una relación. Estoy soltera, pero muy feliz y cómoda con mi trabajo como para pensar en una pareja. Además de su trabajo como actriz y conductora, se destaca como modelo de One Agency –mide 1,65 m y sus curvas cantan 90-58-90–. La chica no para.

Además de su trabajo como actriz y conductora, se destaca como modelo de One Agency –mide 1,65 m y sus curvas cantan 90-58-90–. La chica no para.

“Trabajar con transformistas me cambió la cabeza. No vivís con el prejuicio permanente de la competencia que siempre se da si hay otras mujeres en un elenco”.

“Trabajar con transformistas me cambió la cabeza. No vivís con el prejuicio permanente de la competencia que siempre se da si hay otras mujeres en un elenco”.

Este music-hall que tiene a Chachi Telesco como la única mujer en escena fue realizado por Nanuk, la productora de Alejandro Marley. Cuenta con ocho actores en escena y más de cien cambios de vestuario. Chachi se roba los aplausos y la ovación del público en el sketch del mambo italiano.

Este music-hall que tiene a Chachi Telesco como la única mujer en escena fue realizado por Nanuk, la productora de Alejandro Marley. Cuenta con ocho actores en escena y más de cien cambios de vestuario. Chachi se roba los aplausos y la ovación del público en el sketch del mambo italiano.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig