“Estos años han sido intensos, difíciles y de mucha soledad” – GENTE Online
 

“Estos años han sido intensos, difíciles y de mucha soledad”

Actualidad
Actualidad

Ella es una cosa grande”, dicen, justamente, los más grandes del mundo de la música. “Ella es como Shakira: personalidad, belleza, talento, una artista integral”, sentencian sin dudarlo. Aunque hace menos de dos meses que cumplió 18 años, la princesa del pop latino lleva ocho años en la cima. Conoce el éxito, y sabe cómo manejarlo. Mientras recorre Latinoamérica y Europa, con su tour Utopía, lanza su nuevo disco Fan Edition, llega a Buenos Aires (12 de octubre en el Gran Rex) y se prepara para los premios MTV, donde es la cantante con mayor número de nominaciones (Artista del Año, Mejor Artista, Mejor Artista Norte, Mejor Artista Pop, y Video del Año), se toma un solo respiro para realizar esta producción de fotos “muy a lo diva, ya que admiro a las legendarias actrices de Hollywood”, y para abrir su corazón “que hasta hoy es lo que está un poco relegado en mi vida”.

–¿Cómo definirías tus 18 años en cinco palabras?
–Han sido muy intensos, difíciles, de mucha ayuda, aprendizaje y de mucha soledad.

–¿Qué fue lo más valioso de este tiempo?
–Es poder decir: “Por lo menos he hecho algo con mi vida”. Demostrarle al mundo que a través de mucho trabajo puedes lograr lo que quieras, siempre y cuando te lo propongas.

–Si pudieras dar marcha atrás y regresar a un momento de tu vida para corregir algo, ¿qué sería?
–Pues… siempre tuve miedo a vivir muchas cosas, fui una niña muy tímida. Sobre todo en la escuela, mi vida no era fácil; me arrepiento de no haber tenido el coraje para enfrentar a muchas personas que me molestaban desde chiquita. No saberme defender me afectaba mucho

–Pero hoy te mostrás muy segura. ¿Qué marcó ese cambio?
–Creo que el tiempo, vivir tantas experiencias, conocer a gente valiosa que me ha ayudado a darme cuenta de quién soy.

–Dicen que los artistas tienen emociones encontradas: de pronto están ante miles de personas y después solos. ¿Cómo manejás eso?
–Es terrible esa sensación. Es cuando te da inseguridad y dices: “¿Quién me quiere por lo que realmente soy?”. Por la persona, a la cual muchas veces la dejan de lado. Es cuando de pronto pienso: “¿Qué he hecho yo por mí?”.

–¿Y qué hiciste y querés hacer por vos?
–No sé, es difícil. Todavía no he hecho tantas cosas por mí como quisiera. No ha llegado el momento. Quisiera poder cuidarme más en el aspecto emocional, no tomarme las cosas tan a pecho, no ser tan dura conmigo misma.

–¿Qué le reprochás a Belinda?
–Yo creo que ser aprensiva y, a lo mejor, darlo todo; al final digo: “¿Qué quedó?”.

–Todos en la vida hemos sembrado alguna vez en tierra infértil y al final del camino siempre nos deja algún aprendizaje...
–Sí, al final siempre aprendo de las cosas que han pasado y no me arrepiento de nada de lo que he hecho –aunque he cometido muchos errores– porque he sufrido y he sido feliz.

–¿Qué es lo que más aplaudís de vos?
–La discreción. Todas mis amigas siempre me han contado sus cosas y soy muy discreta; nunca juzgo, porque siempre me han juzgado a mí antes de conocerme.

–¿Qué le podés decir a la nena que estás dejando atrás?
–Pues no la estoy dejando atrás: simplemente siempre la voy a llevar conmigo, porque no he perdido nada de lo que soy. A lo mejor he cambiado muchas cosas y he madurado, quiero ser una persona grande pero siempre con un corazón de niña.

–Decís que no querés dejar atrás a la niña. ¿Creés que por esta carrera te faltó disfrutar de tu infancia?
–Totalmente. A lo mejor todos mis recuerdos son enfrente de cámaras. ¿Dónde quedaron las fiestas? Es más, ¿creerías que nunca me he emborrachado? Todas mis amigas ya han vivido eso y yo nunca he tenido tiempo.

–En algún momento vas a tener que hacer una pausa y olvidarte de todo.
–Todavía no llega. Esta carrera requiere mucho sacrificio y si uno quiere llegar debe dejar muchas cosas atrás.

–¿Qué esperás de la mujer que algún día vas a ser?
–Espero que sea más fuerte, más inteligente y que tenga más momentos de felicidad. Quiero ser mejor persona, ayudar a quienes lo necesitan, quiero poder dar mucho de mí en cuanto a mis canciones, poder expresarme y que la gente se identifique conmigo, pues hay mucha gente que también se siente sola y abandonada. Me imagino en esta carrera pero haciendo diferentes cosas, como dirección de fotografía. Me gustaría poder estar detrás de cámaras algún día.

–¿Cuáles son los tres momentos de felicidad que más recordás?
–El primero, la primera vez que cargué a mi hermanito Nachito de recién nacido, yo tenía ocho años. El segundo, mi primer beso, pero no puedo decir cómo fue. Y el tercero, cuando me entregaron el disco de platino por Utopía.

–¿A qué instante de tu niñez te gustaría volver?
–Cuando era chiquita y estaba en España; yo nací y viví allá cuatro años. Recuerdo que mi mamá me vestía y estaba conmigo, mis papás (Nacho y Belinda) eran súper lindos y compartí muchas cosas con mis abuelitos, Nana y Pierre.

–Tal vez creciste muy rápido, ¿sentís que tenés demasiadas responsabilidades para tu edad?
–Creo que sí.

–¿Y podés dejar algunas?
–No, uno tiene lo que se ha ganado, y he obtenido cosas demasiado valiosas como para tirar todo por la borda.

–¿Qué esperás del amor?
–Encontrar a una persona que me entienda, con la que tenga química, en la que pueda confiar y le pueda decir todo lo que siento, encontrar apoyo. Sé que el amor perfecto no existe. Quiero una persona que pueda ver mis defectos y yo los suyos, y aceptarlos.

–¿Te enamoraste alguna vez?
–Sí, y también he llorado por amor, pero creo que no he encontrado al amor de mi vida.

–¿Cuándo fue la última vez que lloraste?
–Ayer, de soledad. Si la gente cree que la vida de un artista es perfecta, está totalmente equivocada, porque uno tiene más problemas que cualquier otra persona.

–¿Le tenés miedo al amor?
–Sí, un poco.

–¿Por tu carrera en sí o por algunas experiencias?
–Es que muchas veces tienes que encontrar a la persona correcta para que te entienda, porque hay personas que se asustan, niños que te conocen y que ven cómo es tu carrera y dicen: “Mejor ando con una persona normal”.

–¡Pero sos una persona normal!
–Sí, pero… ¿qué momento tienes para estar con tu novio si estás viajando todo el día?, ¿en qué momento puedes ir al cine? La última vez que fui al cine fue hace dos años.

–¿A qué más le tenés miedo?
–A perderme a mí misma y no poder encontrarme, no poder estar conmigo. Alguna vez me he sentido así y en esos casos trato de hacer cosas que me llenen el espíritu para poder regresar.

–La producción de fotos estuvo basada en la época de oro de Hollywood, de la cual sos fan…
–Sí, admiro mucho a Bette Davis, Audrey Hepburn, Greta Garbo, Marilyn Monroe y Liz Taylor.

–¿Cuándo empezaste a admirar a esas divas?
–Hace dos años, cuando vi La solterona, con Bette Davis. Me impactó su capacidad histriónica, cómo podían transmitir tantas cosas sin necesidad de tecnología, o de kilos de maquillaje y efectos especiales.

–En el trabajo estás llena de planes…
–Estoy haciendo el reality show para MTV que salió desde agosto. Estuve en Brasil y Miami haciendo promoción, y este mes grabo mi primer disco en inglés. Además, voy a Alemania, Francia, Italia y España. Cuando trabajo me siento bien y segura, más allá de todas mis soledades.
Belinda sabe que llegó a la cima del pop latino, aunque asegura: “Tengo montañas más altas por alcanzar”.

Belinda sabe que llegó a la cima del pop latino, aunque asegura: “Tengo montañas más altas por alcanzar”.

“<i>De pequeña fui muy tímida. Me arrepiento de no haber tenido el coraje para enfrentar a muchas personas que me molestaban desde chiquita</i>”.

De pequeña fui muy tímida. Me arrepiento de no haber tenido el coraje para enfrentar a muchas personas que me molestaban desde chiquita”.

“<i>He cambiado muchas cosas y he madurado, quiero ser una persona grande pero con un corazón de niña</i>”.

He cambiado muchas cosas y he madurado, quiero ser una persona grande pero con un corazón de niña”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig