“Este regreso demostró que podemos convivir sin pelearnos” – GENTE Online
 

“Este regreso demostró que podemos convivir sin pelearnos”

Actualidad
Actualidad

La burbuja en el tiempo estalló. Con los últimos acordes de Te hacen falta vitaminas resonando todavía en el campo del Monumental y en los oídos de los 60 mil fanáticos que hay ahí abajo sin nada de ganas de que esto se termine, con Gustavo (48), Zeta (48) y Charly (44) saludando y agradeciendo desde el escenario por última vez, después de tres horas de puros hits y pura emoción, este hermoso revival llega a su fin: Soda Stereo vuelve a ser un recuerdo. Chau, chau, adiós…

Medianoche del viernes 21 de septiembre y el último de los veintidós conciertos planeados a lo largo de toda América acaba de concluir. Después de pasar por Chile, Ecuador, México, Estados Unidos, Colombia, Panamá, Venezuela, Perú y Córdoba, la gira Me verás volver –con Personal como main sponsor– termina donde había empezado, en River y batiendo el record de los Rolling Stones, llenando un sexto estadio y consagrando a Soda Stereo como la banda de rock más convocante de estos tiempos. En el medio, más de un millón de fanáticos de todo el continente volviendo a revivir el fenómeno que en los ’80 inventó el rock latinoamericano, el recuerdo puesto otra vez en movimiento.

El jueves, el día previo a que Gustavo, Zeta y Charly volvieran a dejar de ser una banda, los tres Soda visitaron la Casa Rosada y cual rockstars fueron recibidos durante 40 minutos por la flamante presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. A la noche, en un plan más décontracté, Cerati fue al Faena Hotel y participó como invitado del show que Anita Alvarez de Toledo acostumbra dar en el Library Lounge. Charly y Zeta, en cambio, prefirieron esperar el concierto final en sus casas, tranquilos, rodeados de sus íntimos y lejos de los flashes.

El viernes la noche empezó con Juegos de seducción, Si no fuera por e Imágenes retro y, además de algunos cambios en el set list, a diferencia de sus otras presentaciones, esta vez tuvieron invitados sobre el escenario: Andrea Alvarez para Pic-nic en el 4º B, en La cúpula subió al escenario Carlos Alomar, que fue presentado por Cerati como “un grosso que tocó con todos, con Bowie, Lennon y McCartney, con James Brown, que le descontaba 50 dólares cada vez que le pifiaba a una nota…”; y después pasaron el Zorrito von Quintiero, Gillespie y Richard Coleman, músicos que tuvieron que ver con la historia de la banda. Y ahí, siempre al frente, Cerati, primero pidiéndole a toda la gente que iluminara la noche con sus celulares: “Hay luna, pero no hay estrellas. Yo creo que todos nosotros somos las estrellas”. Un ratito después, al terminar el solo de La ciudad de la furia, agarrando su guitarra y destrozándola contra el piso del escenario para luego aclarar: “Hace una semana, en Perú estuve una hora tratando de romper una guitarra... ¡y no pude!”.

Como en cada uno de los shows, el momento más intenso llegó con los primeros acordes de De música ligera, con las tribunas iluminadas y el estadio de pie cantando eso de que “De aquel amor/ de música ligera/ nada nos libra/ nada más queda…”. Más tarde llegaron los bises, con Prófugos, Nada personal y Te hacen falta vitaminas, para cerrar una noche a la que no le faltó nada.

Y después, ya con las luces del estadio encendidas, los tres pasaron al frente, se abrazaron y se despidieron de sus fans. “Estuvimos de gira durante un par de meses y nos dimos cuenta de que podemos convivir sin pelearnos, algo que antes era imposible. Lo mejor de todo esto es haber recompuesto nuestra relación”, dijo Cerati antes de dejar el escenario. Y casi todos nos preguntamos qué habrá querido decir con eso de recomponer la relación… Bueno, ya habrá tiempo para averiguarlo. Gustavo, Charly y Zeta por última vez juntos sobre el escenario ante más de 60 mil fanáticos, en su sexta presentación en River, terminando la noche con Te hacen falta vitaminas.

Gustavo, Charly y Zeta por última vez juntos sobre el escenario ante más de 60 mil fanáticos, en su sexta presentación en River, terminando la noche con Te hacen falta vitaminas.

Durante la gira que los trajo de regreso, Zeta Bosio, Charly Alberti y Gustavo Cerati tocaron ante más de un millón de fanáticos en toda América. Llenaron seis veces el Monumental de River, superando el record de los Rolling Stones, que lo habían hecho cinco veces.

Durante la gira que los trajo de regreso, Zeta Bosio, Charly Alberti y Gustavo Cerati tocaron ante más de un millón de fanáticos en toda América. Llenaron seis veces el Monumental de River, superando el record de los Rolling Stones, que lo habían hecho cinco veces.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig