“Este fallo es una caricia en medio del dolor” – GENTE Online
 

“Este fallo es una caricia en medio del dolor”

Actualidad
Actualidad

Este aniversario de la tragedia de Cromañón, que aquel 30 de diciembre de 2004, durante un recital de Callejeros, se cobró 194 vidas y dejó secuelas en muchas más, no será igual a los otros siete. Al contrario: por primera vez, los familiares de las víctimas lo recibirán con un dejo de alivio, más allá de que el dolor por las pérdidas siga su curso fatal. Finalmente, el jueves 20 de diciembre, la Sala III de la Cámara de Casación ordenó detener a los 14 sentenciados por la causa, que deberán cumplir sus respectivas condenas en la cárcel. De este modo, los jueces Eduardo Riggi, Mariano Borinsky y Liliana Catucci, después de analizar los recursos presentados por las defensas, dejaron firme la sentencia. Entendieron que no se pudo probar la “gravedad institucional” del caso para justificar el tratamiento en la Corte Suprema. “Estoy muy satisfecho con el fallo, me siento gratificado. Me parece una sentencia justa y que, lamentablemente, es difícil de encontrar en casos de este tipo”, cuenta José Iglesias, 61, padre de Pedro (murió en Cromañón, a los 19) y abogado de varios familiares de las víctimas. El hombre, valiente militante de la causa, encontró ese resquicio de satisfacción a ocho años de un suceso que dejó una marca indeleble en la sociedad.

–La sentencia, me decía, no es muy común en casos de este tipo.
–Uno mira alrededor y ve cómo en diferentes causas, que pueden tener puntos en común con ésta, los funcionarios nunca van presos. Quizás uno está más acostumbrado al castigo a un comisario, porque se han visto casos de corrupción que terminan con policías presos. Pero funcionarios, nunca. Repasemos lo que ocurrió con el avión de LAPA, en incidentes ferroviarios, derrumbes en la ciudad, hasta el famoso caso de la Puerta 12 en la cancha de River, en 1968. Nunca nada. Ahora, sí.

–Usted, además de ser padre de una de las víctimas, también es abogado. ¿Esto le devuelve esperanza en la justicia?
–Ojalá que este caso no sea la excepción, y que a partir de ahora todas las sentencias tengan el mismo tono ejemplar. Es curioso, pero el fallo se dio justo cuando se cumplieron 19 años de la tragedia del boliche Keivys, donde las cosas no se dieron como acá y no pasó nada, pese a que murieron 17 jóvenes. Entiendo que Cromañón, por la magnitud de lo sucedido, es un hecho especial, pero todos deberían tener el mismo tratamiento para que se haga justicia. –¿Qué opina de la pena impuesta a Chabán? Finalmente, la tipificación fue “estrago culposo” y no con “dolo eventual”, algo que usted reclamaba. –Quedó en el máximo posible (10 años y 9 meses) y, más allá de la posibilidad del dolo eventual, igual me parece correcta. –¿Y cuál es la sensación que predomina, en usted y en los padres en general? –Mirá, incluso antes del fallo, nos juntamos con un grupo de padres para discutir qué actitud tomar al cumplirse un nuevo aniversario de Cromañón. Y decidimos que este año no íbamos a marchar colectivamente. Sí podemos hacerlo por otros casos impunes. No quiere decir que no hayan quedado cosas en el camino, como por ejemplo casi cien funcionarios que fueron beneficiados porque el delito fue prescribiendo. Otra cuestión: ¿dónde está el sumario administrativo que tiene que hacer la Ciudad? Aún hoy sigue cajoneado, sin resolverse. Pero repito: el sentimiento que prevalece es el de satisfacción. –Le preguntaba por algún testimonio de otro padre... –Una madre me dijo que esta Nochebuena, por primera vez, podrá mirar la imagen de su hijo sin sufrir sentimiento de culpa... LAS PENAS DEFINITIVAS. La Justicia resolvió las siguientes penas para los implicados: Omar Chabán (gerenciador, 10 años y 9 meses); Carlos Díaz (ex subcomisario, 8 años); Patricio Santos Fontanet (líder de Callejeros, 7 años); Eduardo Vázquez (baterista de la banda, 6 años, con otra condena de 18 años por el homicidio de su esposa, Wanda Taddei); Raúl Villarreal (colaborador de Chabán, 6 años); Maximiliano Djerfy (guitarrista, 5 años); Juan Carbone (saxofonista, 5 años); Elio Delgado (guitarrista, 5 años); Christian Torrejón (bajista, 5 años); Diego Argañaraz (manager de Callejeros, 5 años); Daniel Cardell (escenógrafo, 3 años); Fabiana Fiszbin (ex subsecretaria de Control Comunal de la Ciudad, 4 años); Gustavo Torres (ex director general de Fiscalización y Control (3 años y 9 meses) y Ana María Fernández (ex directora adjunta de Fiscalización y Control, 3 años y 6 meses). Progresivamente, todos se fueron presentando ante las autoridades, al tiempo que se supo que Fontanet se encontraba internado en Córdoba, con una crisis nerviosa. –¿Ya no queda ninguna instancia de apelación para los implicados? –Existe la posibilidad de una queja, pero no va a modificar nada. Esto va a quedar así. –¿Qué siente cuando llega esta fecha? –Diciembre es un mes horrible. Cada vez que se acercan las Fiestas siento la ausencia de mi hijo... Se me vienen a la mente un montón de cosas... Es una época compleja, dura, más allá de que a Pedro lo extraño todos los días de mi vida. Pero en estos días (él falleció el 31, después de horas de agonía), esa ausencia se subraya... –No sé cuánto mitiga la tristeza este fallo... –Es una especie de caricia en medio del dolor.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig