“Este es el momento de esperar a mi nuevo príncipe” – GENTE Online
 

“Este es el momento de esperar a mi nuevo príncipe”

Actualidad
Actualidad

Según en qué parte del mapamundi atienda el teléfono, y cuánto tiempo lleve pisando las respectivas tierras, puede sonar más porteña, con algunos condimentos de pueblo o pronunciando la “c” como una “ch”, con ese acento italiano que tan seductor le queda. Lo cierto es que, esté donde esté y en la lengua que sea, hace ya varios años que Lola Ponce se dedica a lo mismo: acumular éxitos.

Que es la ganadora del Festival de San Remo. Que es invitada especial de los World Music Awards. Que la elogian desde Hollywood hasta en el Principado de Mónaco. Ahora, Lola suma un par más a la lista: el 14 de diciembre, el Campidoglio de Roma le hará entrega del premio a la Personalidad Europea 2010, por su aporte a la cultura, el arte y el espectáculo. “Nunca esperé premios. Como siempre digo, el mejor premio es el cariño de la gente. Pero esto es un reconocimiento al sacrificio y la tenacidad. Me da mucho orgullo”, dice ella con orgullo, esta vez con un acento bastante aporteñado. Y enseguida sigue con la lista. “Ese mismo día, después de recibir el premio, vuelo a Milán para empezar con las funciones de la ópera rock I promessi sposi. Vamos a actuar quince días y ya estamos sold out. Ahí me van a dar la llave de la ciudad: voy a ser huésped honoraria”.

–¡Cómo venís, Lola! ¡Estás por todos lados!
–¡Sí! Ahora se estrena en Europa la serie Colpo di fulmine, que grabé este año entre Roma y Buenos Aires, y en diciembre sale la película La bellezza del somaro, una comedia de Sergio Castellitto.

Y a la vez, tuviste que dejar el Bailando... por otro compromiso laboral, ¿no?
–Sí, tenía un contrato y tuve que viajar para estar en el programa Io canto, porque era la madrina. Me dio mucha pena irme antes, pero lo más importante para mí era el sueño de Nicolás, un chico que necesitaba un grupo electrógeno para alimentar su respirador artificial. Por suerte ya lo pudo cumplir.

–Te fuiste vos y eliminaron a Coki Ramírez, tu reemplazante.
–Los chicos pusieron el alma. Tuvieron que hacer todo en un día, porque mi viaje fue un imprevisto. Fue una pena, pero insisto, pudimos concretar su sueño y eso es lo importante. En mi vida me pasaron cosas que superan lo que yo soñaba. Por eso me gusta que los demás también puedan hacer realidad sus sueños.

–¿Cómo evaluás tu paso por Bailando...?
–Fue una experiencia maravillosa. No me equivoqué en participar. Aun con ese juego interno, con las calumnias que se dicen y con todo lo que arman los medios amarillistas.

–Se dijo que tenías privilegios, te cargaban por el acento... ¿No te afecta tanta crítica?
–Las cosas me rozaron, pero no me golpearon. Los palos no los veo, porque soy una persona muy positiva. En mi vida jamás tuve privilegios. Sí buena suerte, y una familia con valores, que me sostiene. No sé jugar con esas reglas –los escándalos, los insultos, todo esa cosa mediática–, porque yo soy cantante, nada más. Pero el Bailando... me permitió entrar en la casa de millones de familias. Y además, ¡Showmatch me preparó para que ahora no le tenga miedo a nada!

–¿Y qué hay de cierto que en los pasillos de Ideas del Sur encontraste el amor?
–No, no, para nada... Si no, ya lo sabrían, te juro.

–¿No estás enamorada, entonces?
–No. Estoy en la búsqueda del amor de mi vida. Me encantaría encontrarlo, pero ahora, como dice una amiga, es “momento de hacer la plancha”, de esperar a mi nuevo príncipe, y después caminar juntos.

–¿Cómo sería ese príncipe? Habías dicho algo de “alto, morocho y maduro”, ¿no?
–¡Ojalá! Digo “maduro” en cuanto a la cabeza, porque yo tengo 28 años, pero soy más grande de mente, por las cosas que me tocó vivir. Mirá: yo digo que ese hombre existe, está por ahí, tiene sus amigos, tiene su vida, pero yo todavía no lo encontré. Igual, no te preocupes: no voy a dejar de buscarlo en ningún rincón.

Talentosa y diosa total, Italia se rinde ante el talento de Lola. El 14 de diciembre le dan un reconocimiento por su aporte al espectáculo.

Talentosa y diosa total, Italia se rinde ante el talento de Lola. El 14 de diciembre le dan un reconocimiento por su aporte al espectáculo.

“¿Mi príncipe? Existe, está por ahí, tiene sus amigos, tiene su vida, pero yo todavía no lo encontré. Igual, no te preocupes: no voy a dejar de buscarlo en ningún rincón”.

“¿Mi príncipe? Existe, está por ahí, tiene sus amigos, tiene su vida, pero yo todavía no lo encontré. Igual, no te preocupes: no voy a dejar de buscarlo en ningún rincón”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig