“Estar con mi familia es mi mejor regalo de cumpleaños” – GENTE Online
 

“Estar con mi familia es mi mejor regalo de cumpleaños”

Actualidad
Actualidad

Ya es un clásico en Carlos Paz. Nadie quiere faltar a la fiesta de cumpleaños de Florencia. Música latina, tragos cubanos, platos exquisitos, champagne, noche estrellada (increíble, mientras en el resto del país diluviaba), amigos, familia y como si fuera poco, la anfitriona más divertida. La reunión comenzó a las 0:30 del 2 de marzo, exactamente cuando la agasajada ingresó entre setenta candelabros que flanqueaban la entrada a su casa y se extendió hasta las 7:30, con un final a pura música con LZ Salsa, el mismo grupo que animó la boda de Flor y Pablo Goycochea, en noviembre pasado.

Como el cumple coincide con el final de la temporada, es tradicional para poner broche de oro al verano teatral, que este año tuvo como figura central a Florencia, la estrella de La fiesta está en el Lago (producción de Gerardo Sofovich, con el Negro Álvarez, Valeria Archimó, Mónica Farro, Adabel Guerrero y el mago Black), la obra más vista de Córdoba. “No invité a nadie de los otros elencos. El sábado 7 nos despedimos de Carlos Paz y quería coronar otra temporada exitosa con una fiesta íntima –cuenta Flor–. Pero la mayor alegría fue que estuvieran las hijas de Pablo, Martina (17) y María Pía (15). Vinieron a pesar de que al día siguiente comenzaban las clases. ¡Viajaron sábado y se volvieron con el primer vuelo del lunes! ¡Las amo!”.

El jardín, a orillas del Lago San Roque, fue ambientado con fanales, caireles y velas flotantes en la pileta. Los invitados se ubicaron en los cuatro livings con butacones, pufs y mesas bajas tapizados en negro, el mismo color del dress code de la noche. El sonido y la música fueron responsabilidad de Zebra discos y la familia Testi. Frente a la barra de tragos –se sirvieron mojitos, caipirinhas, caipiroscas, daiquiris, gaseosas y champagne–, dos mesas frías con jamón crudo español, bondiolas y variedad de quesos de cabra, saborizados y ahumados. También se sirvieron pinchos de mollejas, chinchulines y riñoncitos de cabrito, roll de centolla, langostinos, ciervo ahumado, jabalí y salmón. Todas by Club Zero, el restó del Casino.

Antes de la mesa dulce y de la torta con las velitas, el Negro Álvarez sorprendió al cantar Noche de Bodas, de Chavela Vargas. “¡Me hizo llorar, qué gran compañero de temporada es el Negro! Y Pablo, para no ser menos, me dedicó Amándote de Jaime Ross”.

–Flor, ¿cuáles fueron los momentos especiales de la noche?
–¡Un montón! En general, el entusiasmo de los invitados. Gerardo (Sofovich), que había venido especialmente desde Buenos Aires, se quedó hasta las 6 y encima vino con el gran bailarín Hernán Piquín. Y en mi noche, los astros estuvieron de mi lado… Porque en todo el país diluviaba y en mi casa había un cielo súper estrellado.

–¿Cómo vivís el día de tu cumple?
–A medida que pasan los años hago mis balances y de verdad, el saldo es positivo. En este último año, formalicé con Pablo, un cambio muy grande en mi vida. Por eso, estar con mi familia es mi mejor regalo de cumpleaños. Pensar en más deseos para mí es difícil. No tengo nada que pedir, estoy feliz con la vida que tengo...

–¿Siguen en Buenos Aires con la obra de teatro?
–Sí. Estrenamos en Semana Santa La fiesta está en el Tabaris. Habrá algunos cambios –el Negro no estará con nosotros– que debemos definir aún con Gerardo. Igual, sé que a los porteños les va a gustar muchísimo.

–¿Y no habrá descanso antes del Tabarís?
–Obvio. Con Pablo nos vamos de vacaciones a Nueva York, pero antes, el 15 de marzo, iré a ver a Liza Minelli al Luna Park, no me la perdería por nada del mundo.

–Después del balance que mencionaste, ¿qué palabra resume tus flamantes 33 años?
–Felicidad. Me siento querida, respetada, aceptada. En verdad, vivo mi vida como si fuera un cuento. Y mi meta, simplemente, es seguir así. Martina y María Pía (vestidas por Jorge Ibáñez, igual que Flor) viajaron especialmente desde Buenos Aires para el cumple. El papá Pablo, más que orgulloso con sus chicas. El negro fue el dress code de la noche.

Martina y María Pía (vestidas por Jorge Ibáñez, igual que Flor) viajaron especialmente desde Buenos Aires para el cumple. El papá Pablo, más que orgulloso con sus chicas. El negro fue el dress code de la noche.

La obra que encabezó Florencia fue la más vista del verano cordobés. Y el elenco estuvo a full en el cumple. El baile duró hasta las siete y media. Juan Acosta y Mariano Iúdica.

La obra que encabezó Florencia fue la más vista del verano cordobés. Y el elenco estuvo a full en el cumple. El baile duró hasta las siete y media. Juan Acosta y Mariano Iúdica.

A la salida del teatro, los fans la habían sorprendido con flores.

A la salida del teatro, los fans la habían sorprendido con flores.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig