“Estamos ensayando para ser padres, y ya falta poco” – GENTE Online
 

“Estamos ensayando para ser padres, y ya falta poco”

Actualidad
Actualidad

Después de un año de altísima exposición y un verano en Carlos Paz a puro "Que sí, que no" cuando les preguntaban por la cigüeña, la ecografía dijo ¡Yes! ¿Sexo del que está por venir? Enigma: las primeras imágenes no eran tan claras "porque el bebé tenía las piernitas cruzadas", cuenta Paula (28). Pero ante la incesante curiosidad de Pedro (34), intentaron métodos menos sofisticados: cuatro test para dilucidar la gran pregunta: ¿será nena, será varón? Pruebas de curiosos nombres: Tijeras y Cuchillo, Calendario Lunar, Intelligender, y El Pelo y el Anillo. Rarísimo…, y falso: todos cantaron ¡varón!

Pero, crédulos y ansiosos como padres primerizos, empezaron a pensar nombres: Diego, Juan, Thiago, Johnatan, etcétera. Una lista de la A la Z. Corrida que fue la noticia, los amigos de Pedro, futboleros al fin, ¡le regalaron una minicamiseta de River! Pero la ciencia pura y dura puso las cosas en su lugar: la última eco informó que más que una casaca con la banda roja cruzada… mejor era una Barbie. Además, el cable urgente llegó con fina precisión: "Nuestra hija nacerá el 28 de agosto, bajo el signo de Virgo", confirmó la pareja. Y al toque, para relajarse y ensayar el guión de padres, pusieron alas con la brújula apuntando a Cancún primero y a Miami más tarde. Miami, claro, por el inevitable shopping. Pero no para ellos: para la beba. Desde luego, hubo playa y amigos: se toparon con Sofía Zamolo y su novio, Gastón Rosseto.

Los primeros meses, como es habitual, no fueron fáciles. Paula pasó por todo el repertorio: náuseas, vómitos y constantes antojos de dulces que reemplazaron a los primeros y más dietéticos: ensaladas con mucho aceto balsámico…, hasta que un día… "¡No las pude ni ver!". Tercera etapa: zapallitos y pepinos de a kilo…

Por supuesto, en los dieciocho días de vacanzas programaron los próximos meses. Programa que, como siempre sucede, tendrán que rehacer según soplen los vientos. Paula agotó la lectura de un libro de nombres y otro de consejos para madres, y Pedro buscó más nombres en su iPad y mató el tiempo jugando al Candy Crush.

Ella dixit: "Estoy enamoradísima de mi panza. ¡Ya siento cómo se mueve!". El dixit: "Siempre quise tener una hija, y que fuera como Paula: con su modo de hablar, de mirar y de sonreír. Creo que Paula será una madre muy protectora, cálida y presente. Pero esto recién empieza: quiero que tengamos cuatro nenas y un varón". Pero, ¿qué dirá ella?

Plan para el regreso: buscar casa o departamento de tres dormitorios: uno para ellos, otro para la beba, y el tercero para quien se encargue de cuidarla cuando ellos trabajen. ¿Y la boda? "En noviembre del 2014. Queremos que nuestra hija nos lleve los anillos hasta el altar": palabra de Paula. Y que así sea.

Pedro y Paula, embarazada de cuatro meses, “malcriaron” al hijo de unos amigos con quienes se encontraron en Surfside Beach, muy cerca de Bal Harbour. Allí, se quedaron todos los días hasta la puesta de sol. Fue un ensayito de paternidad…

Pedro y Paula, embarazada de cuatro meses, “malcriaron” al hijo de unos amigos con quienes se encontraron en Surfside Beach, muy cerca de Bal Harbour. Allí, se quedaron todos los días hasta la puesta de sol. Fue un ensayito de paternidad…

“Siempre quise tener una nena, y que fuera como Paula: con su modo de hablar, de mirar y de sonreír…” (Pedro)

“Siempre quise tener una nena, y que fuera como Paula: con su modo de hablar, de mirar y de sonreír…” (Pedro)

“El casamiento será recién en noviembre del año que viene, porque queremos que nuestra hija nos lleve los anillos hasta el altar” (Paula)

“El casamiento será recién en noviembre del año que viene, porque queremos que nuestra hija nos lleve los anillos hasta el altar” (Paula)

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig