“Estamos enamorados y muy conectados con la vida” – GENTE Online
 

“Estamos enamorados y muy conectados con la vida”

Actualidad
Actualidad

Irrumpimos en un stop en la playa. Momento de los tantos improvisados y de los pocos públicos que habrá este verano. Verano con un solo plan certero: el inside. “Enamorados, disfrutando de este tiempo de meditación, conectando con la paz del campo, con lo simple y ordinario de la vida”, responde Liz Solari (29) a la pregunta sobre su relación con Nacho Ricci (35).

Las playas de Punta del Este, en las que se tomaron las primeras imágenes de este romance –de ya cinco meses–, hoy ofician de escenario de un retiro casi espiritual. “Recibimos 2013, esta era de cambios, en sintonía con lo real, con la interiorización. Y nos quedamos en casa”, comenta, mientras recoge sus cosas para volver a la chacra que la pareja habita en La Juanita, en José Ignacio.

“Salimos poco, sólo por compromisos laborales... Estoy cocinando mucho”, dice con gracia. Para ella, un alto. Para él, un tiempo de proyección. Liz aprovechó el break del rodaje de Ley primera (La leyenda del Gran Chamán), el film argentino-americano dirigido por Diego Rafecas, que será sucedido por otros más de los que ya lee guiones, revé propuestas de conducción de un ciclo en el prime time italiano y revisa nuevos diseños de su marca, Di Poggio. Mientras, Nacho define trabajos que lo llevarán a la china Shangai, y a Estados Unidos, y se abre camino en emprendimientos relacionados con la arquitectura y la indumentaria, con su firma Strip Denim. “Nos conocemos de otra vida”, bromea Liz sobre la compatibilidad entre ambos, antes de volver a su refugio.Salir a caminar puede terminar en chapuzón. La improvisación y el relax son el leit motiv de la pareja, que prioriza la meditación en las vacaciones.

Salir a caminar puede terminar en chapuzón. La improvisación y el relax son el leit motiv de la pareja, que prioriza la meditación en las vacaciones.

"Enamorados, disfrutando de este tiempo de meditación, conectando con la paz del campo, con lo simple y ordinario de la vida”, dice Liz sobre su relación.

Liz –cariñosa con su perro Toro– hizo un alto en el rodaje de Ley primera, film de Rafecas, mientras estudia, entre otras, la propuesta que la llevaría como gran anfitriona de un show italiano. Nacho, por su parte, se abrirá camino en proyectos relacionados a la arquitectura y la indumentaria.

Liz –cariñosa con su perro Toro– hizo un alto en el rodaje de Ley primera, film de Rafecas, mientras estudia, entre otras, la propuesta que la llevaría como gran anfitriona de un show italiano. Nacho, por su parte, se abrirá camino en proyectos relacionados a la arquitectura y la indumentaria.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig