“Estamos enamorados, nos apasionan las mismas cosas” – GENTE Online
 

“Estamos enamorados, nos apasionan las mismas cosas”

Actualidad
Actualidad

Poco les importó que el Real Madrid le ganará al Barcelona por 2 a 1. El gran gol del sábado, durante el derby español, fue la presencia de Diego Maradona (52) con su novia Rocío Geraldine Oliva (22) en el estadio Santiago Bernabeu. Su presentación oficial. Ambos fueron invitados especiales del crack portugués Cristiano Ronaldo, quien les cedió su palco, donde tras un vidrio se mimaron mientras merengues y culés (con Messi en cancha marcando un gol) disputaban puntos y honor. En Madrid se alojaron en el Palace Hotel y disfrutaron en la intimidad hasta el domingo, cuando el próximo destino que marcó su agenda fue Manchester, donde el astro se encontraría con su hija Gianinna y su nieto Benjamín, y su ex yerno, Sergio Agüero, a quien, más allá de la separación con su heredera, recomendó en una entrevista con el periódico Marca para ser jugador del Real, además de confesar su sueño de dirigir a Lío Messi en el Barça. Pero más allá del fútbol, es el corazón quien le está dando revancha al Diez. Después del nacimiento de su hijo Diego Fernando, y ante la presencia de su hija Dalma en el programa Intratables, confesó que con Verónica Ojeda estaba todo terminado. Después, con una foto donde sostenía un cartel que decía “Rocío, te amo”, hizo pública su nueva relación. Y la semana pasada, después de aclararse el pelo en la peluquería Rubén y Vanesa de Bella Vista, Rocío hablo con GENTE y lo reconoció: “Estoy muy enamorada de Diego, pero no estoy embarazada”.

LA DIEZ DEL DIEZ. Rocío Geraldine Oliva (22) nació el 14 de julio de 1990, seis días después que Maradona disputó la final del Mundial Italia ’90. Es, en consecuencia, más chica que Dalma (25) y Gianinna (23), las dos hijas más grandes de Maradona. Rocío vive en Bella Vista, en el noroeste del conurbano, con su mamá Mónica (43), que toda la vida trabajó limpiando casas de familia para criarla y darle una buena educación, y su padrastro José (52), a quien ella quiere como su padre, porque al verdadero lo perdió en forma trágica (fue baleado en una discusión) cuando era muy chiquita. La familia se completa con Luciano (4), su hermanito y gran debilidad, y con quien muchas tardes juega en la pileta de lona que tienen en el patio trasero.

La gran preocupación de su madre fue que Rocío estudiara. Y ella lo retribuyó con creces: se recibió de visitadora médica en la Universidad del Salvador con un promedio de 9; además aprendió inglés y siempre fue una excelente estudiante. Pero tiene una gran debilidad: le apasiona el fútbol. Tanto que no sólo va a ver los partidos de River, club del que es hincha desde chica, sino que también juega de enganche en el equipo de fútbol femenino del Millonario. Durante la temporada del 2012 fue dada a préstamo al equipo de Atalaya Fútbol Femenino, donde jugó parte del campeonato de la Liga Cordobesa. “Rocío es tan buena gambeteando la pelota como compañera. Ahora que rechazó ir hacer la pretemporada, las chicas del equipo y su entrenador la llamaron. Y más porque lleva la cinta de capitana. Rocío siempre mantuvo el bajo perfil, en el barrio nadie puede decir nada. Nunca se peleó con nadie, no es agresiva y siempre la mantuve alejada de los chismes. Mi hija es una buena persona. Tampoco es habitué del boliche Cocodrilo, como dicen. Es una chica limpia, que tiene 22 años y le gusta divertirse como a cualquier chica de su edad, pero siempre está su familia por sobre todas las cosas”, cuenta Mónica, orgullosa de la hija que crió sola y con esfuerzo. La respuesta a por qué no está haciendo pretemporada en Punta del Este con el resto del equipo es sencilla: decidió viajar para acompañar a Diego.

LOVE STORY. Diego y Rocío se conocieron hace dos años en Mar del Plata, en el Hotel Hermitage, y Alejo Clérici, amigo de Maradona, ofició de Cupido. La chica –fan del Diez desde chiquita– hizo lo imposible para que el Diez le prestará atención. Enseguida pegaron onda. Diego quedó cautivado con su belleza. Después de Mar del Plata siguieron los encuentros, siempre secretos. Se vieron en España y Dubai. Ella prefería mantener la relación en silencio porque no quería comprometer a Diego y porque su mamá es hipertensa y le daba miedo la exposición. En los últimos tiempos, Maradona evitó apresurar la presentación de su nueva novia porque deseaba que Verónica viviera su embarazo lo más tranquila posible. Los sentimientos se fortalecieron a medida que las coincidencias fueron más y más grandes. “A Diego y a mí nos apasionan las mismas cosas: la cumbia de la Mona Jiménez y del Potro Rodrigo, y en el fútbol los dos jugamos con la 10”, contó la nueva mujer que acompaña a Diego.

Rocío siempre aceptó permanecer en la sombra, pero la difusión de las fotos juntos la obligó a reconocer el romance. Por este hecho, ella hasta se ofendió con un pariente de Diego. Y para dejar de sufrir la persecución de la prensa, viajó el martes 26 de febrero a Dubai para encontrarse con su novio. Pero para no herir susceptibilidades, ninguno de los protagonistas quiso dar detalles de cómo y cuándo se conocieron. Desde el entorno de Maradona, la única persona que salió a hablar es el Chino Lacoste, presentado como sobrino del Diez en Dubai, que blanqueó: “Diego es libre de hacer lo que quiera. Es un tipo sin compromisos y puede manejarse de la manera que más le guste, Rocío está muy enamorada de mi tío”.

En el estadio Santiago Bernabeu, Diego y Rocío, su nueva pareja, vieron el derby español desde el palco de Cristiano Ronaldo. El Real Madrid le ganó 2 a 1 al Barça, pero ellos, un poco ajenos, se mimaron a la vista de todos.

En el estadio Santiago Bernabeu, Diego y Rocío, su nueva pareja, vieron el derby español desde el palco de Cristiano Ronaldo. El Real Madrid le ganó 2 a 1 al Barça, pero ellos, un poco ajenos, se mimaron a la vista de todos.

Ella es de Bella Vista y tiene 30 años menos que el Diez. Se conocieron en Mar del Plata, y más tarde hubo encuentros en España y Dubai. Después del nacimiento del hijo de Maradona, Diego blanqueó la historia de amor con una foto con dedicatoria, y la semana pasada, ella viajó para reencontrarse con Diego. Después de Dubai, se encontraron en Madrid, vieron el clásico y saludaron a CR7, su anfitrión, en el estadio Bernabeu. Próximo destino, Manchester, donde están Giannina y Benjamín Agüero, el nieto del Diez.

Ella es de Bella Vista y tiene 30 años menos que el Diez. Se conocieron en Mar del Plata, y más tarde hubo encuentros en España y Dubai. Después del nacimiento del hijo de Maradona, Diego blanqueó la historia de amor con una foto con dedicatoria, y la semana pasada, ella viajó para reencontrarse con Diego. Después de Dubai, se encontraron en Madrid, vieron el clásico y saludaron a CR7, su anfitrión, en el estadio Bernabeu. Próximo destino, Manchester, donde están Giannina y Benjamín Agüero, el nieto del Diez.

Rocío sufrió mucho en su niñez: mataron a su padre cuando era muy chica; su madre limpiaba casas para poder darle una buena educación. Estudió para ser visitadora médica en la Universidad del Salvador y también inglés, y se recibió con buenos promedios. Pero el fútbol y River fueron siempre su pasión. Antes su familia no tenía dinero para irse de vacaciones; hoy Rocío viaja en primera y recorre el mundo al lado de su ídolo y nuevo amor.

Rocío sufrió mucho en su niñez: mataron a su padre cuando era muy chica; su madre limpiaba casas para poder darle una buena educación. Estudió para ser visitadora médica en la Universidad del Salvador y también inglés, y se recibió con buenos promedios. Pero el fútbol y River fueron siempre su pasión. Antes su familia no tenía dinero para irse de vacaciones; hoy Rocío viaja en primera y recorre el mundo al lado de su ídolo y nuevo amor.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig