“Estamos buscando el bebé. Sale el divorcio de Jorge y nos casamos” – GENTE Online
 

“Estamos buscando el bebé. Sale el divorcio de Jorge y nos casamos”

Actualidad
Actualidad

Mariana Antoniale (25) dejó de ser la chica que llegó de Córdoba cargando sus ilusiones y un modesto bolsito, y se convirtió, sin red, en la Primera Dama del espectáculo. Su noviazgo con Jorge Rial (51), nada menos que el conductor de Intrusos, líder en su estilo, la convirtió en temida de la noche a la mañana. En el pasado era la Niña Loly, por su papel en El champagne las pone mimosas. Hoy es la mujer del número 1 en primicias de la farándula: pequeño gran cambio. Ella dice que sigue siendo la misma chica humilde con cantito cordobés y todo, pero agradece, pícara, el temor que algunos le tienen por su relación. El lunes fue la star de la pasada de Marcelo Péndola en el Buenos Aires Alta Moda realizado en el Sheraton. Y sobre la pasarela, no paró de seducir a su pareja, con miradas que lo decían todo y arrojándole besos.

–¿Aquello que dijiste respecto de que cuando Jorge te pida casamiento va a tener que ser de una manera muy romántica sigue en pie? El aclaró que va a ser muy especial, pero no dio detalles.
–Sólo lo saben su mejor amigo, Beto Sterlicchio, el dueño de Ossira, y Guillermo Marín.

–¿Y no pudiste chusmear de qué se va a tratar?
–Nada. Mirá, María Inés, la mujer de Beto, también sabe y no me quiere decir.

–Por lo que decís, Jorge no se escapa del casamiento.
–No, ni yo me escapo de él, ni él se escapa de mí. Quiero una gran fiesta, estamos muy bien, muy cómodos, muy felices, muy enamorados…

–¿Entonces la boda depende de que se resuelva el divorcio de Jorge con Silvia D’Auro?
–Exacto, apenas salga el tema de los papeles. Yo quiero la fiesta, que venga toda mi familia, los amigos de él.

–Y contame, ¿la intimidad entre ustedes mejoró, está igual…?
–Estamos en un muy muy buen momento, el mejor. Obviamente que como todas las parejas tenemos crisis, pero es producto del cambio que yo experimenté. Llegué sola y ahora me encuentro conviviendo en familia. Todo es distinto. A tal hora es el almuerzo, las chicas que van al colegio, los horarios de ellas, de Jorge, los míos.

–¿Y Jorge mantiene aquel romanticismo con que te conquistó cuando cenaron en un restó exclusivo para ustedes?
–Síii, síii, síii…

–¿Puedo preguntar con qué te sorprende?
–Sobre todo con su amor, pero siempre aparece con un detalle. Un regalito de acá, otra cosita por allá. Es muy atento, me manda flores, y yo ni me las espero. Por sobre todas las cosas es un hombre sensible, caballero, romántico, buen amante.

–¿Y lo controlás, sos celosa?
–Recelosa. Por eso todos los días veo el programa. ¿Viste que él arranca y nos manda un saludo en código a las tres? Sabe que lo estoy mirando, observando, jajaja.

–¿Tienen fecha para el casamiento y el embarazo?
–No hay fecha para el casamiento, para el embarazo dame unos días y te digo.

–¿Estás con un atraso, contando los días…?
–No, era una broma. Lo que sí, cuando esté, la primera en enterarse tiene que ser Morena, porque ella tiene que hacerme las fotos.

–¿Están buscando el bebé?
–Siempre.

–Entonces no te estás cuidando.
–Va a ser cuando Dios quiera, no me quiero apurar, porque si uno se impone las cosas ya, la cabeza influye y te juega en contra. Vamos tranquilos, no me vuelvo loca. En un momento todo el mundo quería que estuviera embarazada. Y es como que me puse rebelde. Va a ser una bendición hermosa. Pero las cosas se dan solas. La gente quiere que me case, que me embarace, después van a pedir el divorcio, jajaja.

–Perdoná que insista, pero… ¿no estarás embarazada ahora?
–No. Morena y Rocío, las hijas de Jorge, quieren un hermanito, y exigen que sea varón, “si es nena la mandamos para Córdoba”, bromean las dos.

–Lo fundamental es que coinciden con que vos seas la mamá.
–Sí, es cierto, es que nos llevamos muy bien. Yo las amo y ellas a mí.

–¿Pensabas que tendrías una familia tan integrada con Jorge y sus hijas?
–Todos nos llevamos bárbaro. Es amor puro lo que sentimos. Y así lo vivimos.

–¿Estás cumpliendo una especie de rol de mamá anticipado?
–Jajaja, te comento que de repente volví a la escuela secundaria, empecé a estudiar de nuevo. Estuve pendiente de todo, de las materias que se llevaron, de las carpetas que había que completar, de las cosas que les hacen falta ahora que arrancaron el colegio, del uniforme nuevo, las hojas de tal o cual marca, el compás, todo…

–¿Y son aplicadas o te hacen sufrir, como buenas adolescentes?
–Son niñas, con todo lo que eso implica, jajaja, están acostumbradas a que todo se les resuelva, la ropa, el estudio, pero están disfrutando de una vida muy linda. Siempre hay gente cerca que las ayuda, las profesoras colaboran también, pero por sobre todas las cosas, tienen el amor de su padre, el mío y de toda mi familia. Entre todos nos queremos tanto...

–Dijiste en Paparazzi que les inculcás el respeto hacia su mamá, Silvia D’Auro.
–Vos conocés a mi mamá, a mi hermano. Ves que siempre estoy rodeada de mi familia. Si no está mi mamá, está mi prima, si no, mi primo… Yo necesito el contacto, no puedo estar sin hablar con mi mamá, la extraño, le digo “te amo” a cada rato. Y Morena y Rocío escuchan, saben la relación que tengo con mi mami. A mí me gustaría que ellas pudieran tener la misma con la suya. Mi mamá es distinta, es un ángel. Me ha cuidado, protegido, por eso trato de devolverle todo lo que me brindó con amor.

–¿Tratás de que se comuniquen con su mamá, que tengan contacto?
–Sí, ellas son adolescentes, tienen total libertad, por eso decidieron venir a vivir con su papá. Pueden decir “tal día quiero ir a ver a mi mamá”. Es su madre y siempre lo será.

–¿A cuál de las dos le tira más el ambiente del espectáculo?
–A More le encanta sacar fotos. Hace un rato te dijo a vos: “Voy a tener la primicia del embarazo de Loly”, ¿te acordás?

–Contame, ¿a veces no te supera la situación de convivir con dos adolescentes?
–Sí, lógico, hay días que digo “Ufff, soy humana”, pero tengo mucha paciencia. A veces una de ellas tiene un día malo, me contesta mal, y me pregunto por qué tengo que bancar esas cosas. Pero dura segundos y el amor que nos tenemos hace que todo se supere.

–¿Y las dos son muy pegadas a vos o una más que otra?
–Las dos, imaginate, que tenía que venir para el desfile de Héctor Vidal Rivas en el Tigre, y las dos me dijeron: “Ma –por Mariana–, yo, voy, yo voy”. En el verano Rocío me acompañó a todos los desfiles que se hicieron en la Costa. Morena ahí me abandonó, se quedaba con el padre. No lo querían dejar solo a Jorge y entonces, se dividían.

–Jorge contó que a veces tiene que pedirles permiso a sus hijas para estar con vos.
–Imaginate, somos tres mujeres en la casa, y él solito… lo llevamos por delante. El se queja, dice que todo el mundo lo respeta, menos nosotras. A las chicas les gustan las cosas que hago, cómo me manejo, mi manera de ser. Para mí en la casa tiene que haber alegría, por eso pongo música. A veces Jorge viene destruido y nosotras lo recibimos cantando con un karaoke furioso.

–Confesame la verdad, ¿eso le gusta o quiere huir despavorido?
–Se la banca, se la banca. Te cuento algo gracioso: vez pasada estaba muy tranquilo en el balcón fumando un habano, y salimos con Morena con la computadora con música a todo volumen. Nos dijo: “Chicas, salí para estar tranquilo y ustedes atacaron con todo”. Es que él tiene su ritual para fumar su habano con ron o un gin tonic, y nosotras atacamos a puro cuarteto. Se divierte, sabe que no le queda otra, jaja. Nosotras lo cargamos: “Somos tu pesadilla o tu alegría”.

Mariana le dedica un gran beso a Jorge Rial que la aplaude desde la primera fila, todo bajo la atenta mirada de Leandro Rud, manager de la modelo, que brilló en la pasarela del Buenos Aires Alta Moda en el Sheraton.

Mariana le dedica un gran beso a Jorge Rial que la aplaude desde la primera fila, todo bajo la atenta mirada de Leandro Rud, manager de la modelo, que brilló en la pasarela del Buenos Aires Alta Moda en el Sheraton.

“Estamos en un muy muy buen momento, el mejor. Obviamente que como todas las parejas tenemos crisis, pero es producto del cambio que yo experimenté,. Llegué sola y ahora me encuentro conviviendo en familia”.

“Estamos en un muy muy buen momento, el mejor. Obviamente que como todas las parejas tenemos crisis, pero es producto del cambio que yo experimenté,. Llegué sola y ahora me encuentro conviviendo en familia”.

Mariana en el back del desfile en el Tigre, generado por iniciativa de Facundo Arana para concienciar acerca de la donación de sangre. Allí también brillaron su mujer, María Susini, Jésica Cirio e Ingrid Grudke. La modelo posa al cerrar la noche en el Sheraton con Mauricio, titular de Silkey, y Elizabeth, su esposa. Obviamente, Jorge estuvo allí para aplaudirla.

Mariana en el back del desfile en el Tigre, generado por iniciativa de Facundo Arana para concienciar acerca de la donación de sangre. Allí también brillaron su mujer, María Susini, Jésica Cirio e Ingrid Grudke. La modelo posa al cerrar la noche en el Sheraton con Mauricio, titular de Silkey, y Elizabeth, su esposa. Obviamente, Jorge estuvo allí para aplaudirla.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig