«Estábamos en el quinto subsuelo, y subimos al cuarto» – GENTE Online
 

"Estábamos en el quinto subsuelo, y subimos al cuarto"

Actualidad
Actualidad

Apenas terminó sus reuniones con los cuatro notables (Hans Tietmeyer, de Alemania; Andrew Crockett, de Inglaterra; John Crow, de Canadá, y Luis Angel Rojo, de España), el ministro Roberto Lavagna recibió a
GENTE en su despacho. Hora de memoria y balance.


-Hoy a la tarde se vio una placa roja en Crónica TV que anunciaba la renuncia del ministro de Economía....

-(Interrumpe). Ah, ¿hoy también lo dijeron…?


-… Pero, en realidad, en un vértice de la pantalla decía "Uruguay". Hablaban de su colega Alberto Bensión.

-Y, bueno… No iba a ser la primera vez que me renunciaban...

-¿En estos tres meses estuvo tentado de plantar todo? 

-No. Pero tuve dos momentos muy duros. El primero, cuando escracharon mi casa y a mi familia. Y después, con las veces que dijeron que me iba. Realmente, noto que una parte de la prensa tiene una saña terrible.

-¿No exagera?

-No, créame. Me lo hicieron notar hasta mis colegas del Mercosur. Los sorprende la dureza de algunos medios contra mí.


-¿Los notables que visitan el país lo asesoraron respecto de la salida del corralito?

-En realidad, hablamos de otro tipo de cosas… 

-¿Alguna fue positiva?

-Sí. Creen que la potencialidad argentina es muy grande, y que hay que salir de la fase aguda de la crisis porque están dadas todas las condiciones para volver a crecer.


-Como parte de un gobierno de transición, ¿siente que tiene suficiente poder para modificar las cosas? 

-Dentro de la transición, mi tarea es normalizar la actividad económica, que en abril estaba paralizada y con los bancos cerrados. Quiero empezar el proceso de reactivación.


-¿Cree que va a llegar a las elecciones?

-Sí. Pero hay que llegar con paz social. Es fun-da-men-tal…


-¿La economía del país paró su caída libre, o…? 

-En los primeros 80 días del año hubo 24 con los bancos cerrados. Hoy llevamos más de dos meses sin un día de persianas bajas. La inflación, que entonces era del 10.4 por ciento, bajó a 3.5. En mayo y en junio, la industria, después de dos años en baja, lleva tres meses seguidos de recuperación. No es poco…


-¿Esos datos les sirven para algo a los que están sumergidos en niveles de pobreza inéditos?

-No vivo en otro planeta… Estábamos en el quinto subsuelo, y ahora estamos en el cuarto. Dejamos de bajar. Ahora empieza el rebote hacia arriba después de cinco años seguidos de caída.


-¿La gente lo cree o siente que seguimos en picada y sin paracaídas? Porque la sensación térmica es clave…

-Estamos en recuperación, y cambiando la tendencia.


-Pero, ¿no es una recuperación demasiado débil?

-Por eso no podemos cometer errores económicos ni políticos.


-Después de los mazazos de la devaluación y el default, ¿cuándo volveremos a ser parte del mundo?

-Falta. Hasta que no firmemos el acuerdo con el Fondo, las dudas del exterior van a ser muy grandes. La Argentina no es el ombligo del mundo. En este momento hay una gran crisis en Turquía, que es un país muy importante para el FMI. A la banca internacional no se le puede pedir atención especial para la Argentina. Por eso es fundamental el acuerdo.


-Pero, mientras, el país sufre una pobreza y una inseguridad terribles. ¿Cuándo se firma el acuerdo?

-No estamos lejos. Esta comisión nos va a ayudar a resolver el problema.


-¿A usted le llegan la angustia y el miedo de la sociedad?

-La inseguridad (está comprobado) no depende el ciento por ciento de la situación social, pero tiene una influencia decisiva.


-¿Entonces, qué?

-Justamente por eso el ministro de Justicia y Seguridad, Juan José Alvarez, está elaborando un plan de seguridad para la Capital y el primer cordón del conurbano, y yo busqué los recursos para mitigar esa situación social. A los jubilados, por ejemplo, se les aumenta de 150 a 200 pesos. Ellos y la seguridad son prioritarios.

-¿Le llega también el malestar de los que no quieren ver bonos ni en figuritas y exigen los dólares que depositaron?

-¡Por supuesto! Pero estoy (y estamos) pagando el precio de vivir durante un tiempo en una burbuja que explotó. Ahora no hay beneficios para repartir. Lo único que puedo hacer es que el reparto de los costos de la crisis sea lo más equitativo posible. Así lo intenté con el CER para no aplicarlo a los deudores hipotecarios, que corrían el peligro de caer en una nueva Circular 1050 que les hubiera hecho perder la vivienda única.


-Pero -llovido sobre mojado- se espera un tarifazo…

-Los ajustes de tarifas no van a tocar a los de menores recursos. Allí, el ajuste será cero.


-Vuelvo a la carga. ¿Nunca pensó en renunciar?

-Soy el ministro de Eonomía de la peor crisis argentina desde 1930, y en un gobierno de transición que dificulta todo. Pero no vine para sentirme víctima, y acepto correr los riesgos de mi cargo. Jamás voy a pedir inmunidad. Lamento no poder ver el jardín de mi casa salvo a la mañana, cuando me visto. Pero eso, comparado con lo que sufre la gente…, es nada.

-¿Podría adelantar la llave de su plan para una economía acorralada y asfixiada por la falta de crédito?

-La llave es que la industria -o al menos una parte de ella- se está reactivando sin crédito: con dinero propio, con fondos propios de la gente. Cuando firmemos el acuerdo con el Fondo, comienza el despegue…


-¿La dolarización es una salida?

-Nunca digo nunca. Pero no la considero viable…


-¿Cómo quiere que lo recuerden?

-Como un ministro que intentó todo para mitigar el dolor social. Nada más…

por Alejandro Sangenis
fotos: Leandro Montini y Presidencia de la Nación

En los primeros 80 días del año hubo 24 con los bancos cerrados. Hoy llevamos más de dos meses sin un día de persianas bajas. La inflación, que entonces era del 10.4 por ciento, bajó a 3.5. En mayo y en junio, la industria, después de dos años en baja, lleva tres meses seguidos de recuperación. No es poco…"">

"En los primeros 80 días del año hubo 24 con los bancos cerrados. Hoy llevamos más de dos meses sin un día de persianas bajas. La inflación, que entonces era del 10.4 por ciento, bajó a 3.5. En mayo y en junio, la industria, después de dos años en baja, lleva tres meses seguidos de recuperación. No es poco…"

Duhalde y Lavagna, todo sonrisas con los

Duhalde y Lavagna, todo sonrisas con los "notables" -presidentes de Bancos centrales de Alemania, Canadá, Inglaterra y España- que vinieron al país para analizar la marcha de la Economía y la probable salida del corralito. Ellos elaborarán un informe para el FMI.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig