“Esta plaza representó más de lo mismo de la vieja política” – GENTE Online
 

“Esta plaza representó más de lo mismo de la vieja política”

Actualidad
Actualidad

Ciento cincuenta mil personas, alma más, alma menos, colmaron la Plaza de Mayo. Hacía muchos años que no se veía una multitud igual allí. Mucho color, algo de pasión, y un grito que quiso ser y se acalló a medida que se alejaba geográficamente de la Casa Rosada: “Para Kirchner, la reelección”. Tampoco se vio nunca la impresionante cantidad de micros que llegaron desde todo el país –unos cinco mil, a un promedio de 600 pesos la unidad– llevando a los manifestantes, ni la lucha despiadada para conseguir un buen lugar frente al palco –privilegio de las columnas de Compromiso K–, ni tantas viandas para las huestes de piqueteros oficialistas que se ubicaron sobre Rivadavia, frente a la Catedral.

Nelson Castro, periodista y de los más creíbles, estaba el viernes 26 en Mendoza y analizó la plaza del 25 de Mayo para GENTE.

–El Presidente convocó a un país más plural. ¿Qué significa eso en el lenguaje de Kirchner?
–Esa es la pregunta. Desde el punto de vista de la definición, celebro que el Presidente convoque a un país más plural. Pero, ¿qué es “más plural” para Kirchner? ¿Convocar a todos aquellos que proviniendo de distintas extracciones están de acuerdo con sus ideas? ¿O significa también convocar a dialogar a quienes no están de acuerdo? Pluralidad significa también el reconocimiento de quienes no piensan como él y no están de acuerdo. ¿A ellos también los va a convocar?

–¿Esas preguntas tienen respuesta para usted?
–Si es la respuesta que hoy dio el ministro del Interior (Aníbal Fernández, refiriéndose a la oposición, señaló: “¡Qué va a perder (Kirchner) el tiempo en esos improvisados de la política!”), la pluralidad que anuncia Kirchner realmente no es tal.

–Después de muchos meses de silencio, en las dos entrevistas que brindó hace una semana, cuando le preguntaron por Macri ni siquiera contestó.
–Totalmente. Yo no hago una valoración, no digo que quien piensa distinto de Kirchner es mejor. Lo que digo es que pluralidad implica hablar con todos. Si Kirchner tiende puentes de diálogo con ellos, será pluralidad. Si no, no.

–¿Esta plaza fue un primer paso adecuado?
–No. Primero, porque fue una plaza del típico aparato partidario, con gran mayoría peronista y una pequeña participación radical. Lo espontáneo, que lo hubo, fue mínimo. Y a pesar de su masividad, divide y no une. Esta plaza representó más de lo mismo de la vieja política. Kirchner estuvo claro desde que comenzó el acto: quería tener su plaza, la que no tuvo el 25 de mayo de 2003 por la actitud de Menem, que le privó de tener un apoyo de votos que no tuvo. Por lo demás, la plaza no agregó nada.

–¿Qué sentido tienen, a esta altura, estas convocatorias, donde la gente es llevada en micros y en muchos casos por un sandwich?
–Es bueno destacar que siempre hay una minoría que va espontáneamente. Pero el resto no tiene sentido. No cambia la perspectiva electoral de aquí hacia adelante. Kirchner tiene un apoyo popular que le asegura la reelección. Y para esto no hacía falta la plaza.

–Entonces, fue la plaza de la reelección.
–Para los que participaron y hasta para el propio Presidente, lo fue. Pero desde lo táctico-político no le conviene lanzarse ahora. Falta un año y cinco meses y supondría un desgaste enorme. Lo puede hacer cómodamente más adelante. Los carteles hablaban de Kirchner 2007, y no era para que se vaya precisamente. ¡Es tan claro y obvio…! Ah, y ya lo vimos.

–Entonces, acá se acabaron las especulaciones sobre Cristina o alguien señalado por el dedo del Presidente: será Kirchner.
–A ver: el candidato para el 2007 será Kirchner, o quien diga Kirchner. De ahí no sale.

–¿Qué sector cree que quedó mejor parado ante los ojos de Kirchner?
–Sin duda, que las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo hayan compartido el escenario marca un privilegio importante. Y eso es incompatible con otras cosas que tuvo la Plaza. Es decir, la llenó el aparato típico del peronismo, y con ellos, las Madres y las Abuelas tienen una mala relación. Es una de las contradicciones. Lo que había abajo del escenario no tenía nada que ver con lo que estaba arriba. Cuando Kirchner habló de la plaza de los 30 mil desaparecidos, habló de quienes Perón echó (en una tácita referencia a los Montoneros) y tuvieron enfrentamientos importantes con la burocracia sindical. Es decir, Kirchner privilegió al sector que Perón echó, y la plaza la llenaron, en su mayoría, los sectores enfrentados a quienes Perón echó.

–¿No usar el balcón de la Casa Rosada fue un gesto de prudencia?
–Creo que fue producto del oportunismo. Eso que el balcón tiene dueño… El balcón fue usado por muchos. Pero este gobierno se maneja con marketing, como los gobiernos de la Alianza y de Menem. Por eso digo que quieren sorprender con cosas nuevas, y son viejas.

–Mientras el acto sucedía, Macri y López Murphy –dos de los más importantes dirigentes de la oposición– desayunaban en un comedor, el campo reunía un puñado de personas en General Belgrano y del resto de los opositores ni noticias. ¿Tiene allanado el camino Kirchner al 2007?
–Sí. La oposición, como entidad de poder, hoy no existe. Hay opositores, y muchos, pero ninguno genera una masa crítica para generar una oposición con peso electoral. Lo de ayer fue una demostración. Y la oposición también tiene las mismas contradicciones que se ven en el poder. Uno lo ve a Macri con López Murphy, y después con Sobisch, que tiene mucho de Kirchner. Por eso, el camino electoral se presenta muy facilitado para el Gobierno.

–¿Qué lectura hace de la ausencia de los gobernadores radicales? ¿Dudan en dar el paso al kirchnerismo?
–Y, sí. Es duro. Cada uno está viendo dónde se ubica y desde dónde negocia. Esto es claro para entender el nivel de especulación y preparación que tuvo el acto. Cada cosa y lugar tuvo significado político.

–Cuando el cardenal Bergoglio en su homilía dijo que el poder nace de la confianza y no de la prepotencia, ¿fue un mensaje para toda la dirigencia –como quisieron ver alrededor de Kirchner– o hacia el propio Gobierno?
–Bueno, el Gobierno es parte de la dirigencia. Así que las palabras de Bergoglio también fueron para el Gobierno.

Como en los grandes momentos de la historia argentina, la Plaza de Mayo desbordó. Sin embargo, como pocas veces, la movilización fue solventada por los aparatos del Gobierno, aunque ningún funcionario lo reconoció en público.

Como en los grandes momentos de la historia argentina, la Plaza de Mayo desbordó. Sin embargo, como pocas veces, la movilización fue solventada por los aparatos del Gobierno, aunque ningún funcionario lo reconoció en público.

La ministra de Economía, Felisa Miceli, marchó al frente de la Corriente 25 de Mayo, parte de Compromiso K.

La ministra de Economía, Felisa Miceli, marchó al frente de la Corriente 25 de Mayo, parte de Compromiso K.

El jefe de Gobierno, Jorge Telerman, bebió chocolate y dijo presente.

El jefe de Gobierno, Jorge Telerman, bebió chocolate y dijo presente.

Jesús Cariglino, intendente de Malvinas Argentinas, ayer duhaldista, hoy con Kirchner. Uno como tantos….

Jesús Cariglino, intendente de Malvinas Argentinas, ayer duhaldista, hoy con Kirchner. Uno como tantos….

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig