“Es mentira que las mujeres se me entreguen: debo conquistarlas yo solito” – GENTE Online
 

“Es mentira que las mujeres se me entreguen: debo conquistarlas yo solito”

Actualidad
Actualidad

Dos hombres (un millonario detective y novelista y un actor desempleado) luchan por cierta dama que quieren poseer –explica, descalzo de pies y luciendo una barba de dos días, el fachero y alto inglés–. Pero en realidad la cosa trata sobre hombres que luchan y por qué luchan los hombres; sobre el ego masculino y la sensación de superioridad. El premio se olvida por completo”, resume Jude Law el thriller Juego macabro (Sleuth), su último filme, a estrenarse el jueves 10 de enero en la Argentina. Y tras la síntesis del galán sub-40 número uno del momento, la pregunta cae de madura...

–Tal argumento jamás podría basarse en su existencia real. Usted no necesita pelear contra nadie por una exponente del sexo opuesto, ¿verdad?
–Error. Es mentira que las mujeres se me entreguen. Yo debo conquistarlas solito, y me parece necesario. Ellas merecen que los caballeros nos esforcemos. Por otro lado, el tema del aspecto ya me aburre. O maduré, quizá. Me recuerdo a los 20 como alguien ansioso por demostrar que no era únicamente un chico guapo. Gracias a Dios, he superado la consigna.

–Lo que no significa que, al margen de haberse consagrado en lo interpretativo (dos nominaciones al Oscar incluidas), dejara de considerarse un chico guapo.
–Bueno, un chico no tan chico, algo guapo, de 34, 35 años el 29 de diciembre.

David Jude Heyworth Law nació en Lewisham, al sur de Londres. Estudiante regular, amén de su condición de hijo de maestros (Maggie y Peter), pronto dejó que la obsesión por su vocación tomara el rumbo adecuado. A los 12, apenas, logró subirse en tres tradicionales escenarios de su país, el Teatro Nacional Youth, el West End y el Royal. Alcanzó la primera notoridad (moderada) mediante el culebrón Families, en 1990, que sucedió a su debut televisivo (The Tailor of Gloucester; 89) y precedió a su debut cinematográfico (The Crane; 94) y a un golazo –de crítica y taquilla– llamado Indiscreciones, en la Broadway Avenue neoyorquina, acompañando a Kathleen Turner.

¿El resto? Peldaños de gran categoría. Léase, su participación en Shopping: de tiendas (94), I Love You. I Love You Not (96), Bent , Wilde y Gattaca (97) y otros 23 largometrajes hasta la fecha (incluyendo Medianoche en el jardín del bien y del mal –junto a Clint Eastwood–, El talentoso Sr. Ripley –junto a Matt Damon, Gwyneth Paltrow, Cate Blanchett y Philip Seymour Hoffman–, Camino a la perdición –junto a Tom Hanks y Paul Newman–, A.I. inteligencia artificial –junto a Steven Spielberg–, Regreso a Cold Mountain –junto a Nicole Kidman y Renée Zellweger–, Capitán Sky y el mundo del mañana –junto a Angelina Jolie–, Alfie: el seductor irresistible –junto a Marisa Tomei–, Closer: Llevados por el deseo –junto a Natalie Portman, Julia Roberts y Clive Owen–, El aviador –junto a Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio–, Violación de domicilio –junto a Juliette Binoche– y Todos los hombres del rey –junto a Sean Penn y Kate Winslet–).

Imposible quejarme. He aprendido de los mejores, pese a que me resta bastante ruta y de entrada me parecía exagerado lo que me pagaban”, admite quien ronda los diez millones de dólares por cinta, y quien en Juego macabro decidió invertir fuerte, formando parte del grupo de inversores e ideólogos.

–¿Y no lo asusta un tanto el desafío de mostrar su capacidad delante y detrás de la cámara?
–Me apasiona haberme involucrado cien por ciento. Entré en una etapa nueva, de generar opciones interesantes. Incluso con mi amigo, el productor Simon Halfon, hemos convocado a un Nobel de Literatura (el influyente dramaturgo británico Harold Pinter), ¡antes de que obtuviera el reconocimiento, en 2005!, pidiéndole que adapte la obra de Anthony Shaffer, ganadora del Premio Tony en el ‘70, y la transforme en película.

–Aunque ha podido transitar el sendero sencillo de la fama, aceptando ofertas relacionadas a sus cualidades físicas, en general buscó retos. Tampoco resolvió mudarse al tentador Hollywood, prefiriendo continuar en su barrio de origen. ¿Qué suele contestar cuando se le consulta si es hombre de una sola mujer?
–Una por vez, claro (sonríe). Los últimos dieciséis años he vivido en pareja, y te aseguro que me empeñé. Hoy, mientras se comenta que soy el novio de mi amiga, la modelo Susan Hoecke, y se rumorea que ando por Hawai visitando a Cameron Diaz, disfruto como pocas veces de mi tranquilidad, de mis tres niños y de mi trabajo. Y, en serio, me encanta. Admirador de Charles Chaplin, Robert Mitchum y Daniel  Day-Lewis; 1.80, ojos celestes, dos nominaciones al Oscar; recién declarado, en Francia, Caballero de la Orden de las Artes y las Letras. Sus padres lo bautizaron así por el tema Hey Jude, de los Beatles.

Admirador de Charles Chaplin, Robert Mitchum y Daniel Day-Lewis; 1.80, ojos celestes, dos nominaciones al Oscar; recién declarado, en Francia, Caballero de la Orden de las Artes y las Letras. Sus padres lo bautizaron así por el tema Hey Jude, de los Beatles.

Como Milo Tindle en Juego macabro, la remake que distribuirá aquí Sony Pictures Releasing Argentina.

Como Milo Tindle en Juego macabro, la remake que distribuirá aquí Sony Pictures Releasing Argentina.

El filme (de bajo presupuesto; lo dirige Kenneth Branagh) se rodó entre enero y febrero de 2007, dura 86 minutos y provocó una ovación en el reciente Festival de Cine de Pinamar

El filme (de bajo presupuesto; lo dirige Kenneth Branagh) se rodó entre enero y febrero de 2007, dura 86 minutos y provocó una ovación en el reciente Festival de Cine de Pinamar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig