«Es mentira que estemos pensando en ser Presidente y Primera Dama» – GENTE Online
 

"Es mentira que estemos pensando en ser Presidente y Primera Dama"

Actualidad
Actualidad

-Gobernador, estamos viviendo los tiempos K, de Kirchner, y algunos insisten
con que usted está ansioso para que lleguen los de la S…
-¿De Superman?
-No, de Solá.
-Dejate de j…

Felipe Solá (53) acaba de llegar a la muestra agropecuaria que organizó la
Sociedad Rural de Mercedes. Allí, a 100 kilómetros de Buenos Aires, en la tierra
donde tiene su chacra, Las Artes, él juega de local. Y lo sabe. Apenas recorre
un par de metros, decenas de brazos se extienden para darle la bienvenida.
Felipe sonríe y acomoda sobre su cuello su ya famosa bufanda pampa, que de hace
un tiempo a esta parte funciona como una especie de no reconocido amuleto.
Mientras avanza, toma del brazo a su mujer, María Teresa del Valle González
Fernández (54), y observa de reojo la exposición canina que se realiza en el
predio. Luego recorre unos doscientos metros hasta llegar a la carpa donde lo
espera un opíparo almuerzo. Es el Día de la Primavera. Y su esposa sonríe cuando
se sientan a la mesa y él le regala una camelia. "Después de la comida, hablan
con ustedes",
dice el encargado de prensa del gobernador, mientras los mozos
acarrean decenas de botellas de vino Hereford y sabrosas achuras. Luego de los
postres, Solá da el okay, y acepta el diálogo.

-¿Cómo vive la inevitable comparación entre su matrimonio, el de Duhalde y el de
Kirchner?
-Cuando uno llega a un lugar importante, enseguida se fijan quién es la mujer,
el hermano, la hermana…

-Pero no puede hacerse el desentendido en la comparación. Es consciente de que
usted también desde hace años está al lado de una mujer fuerte, de carácter, y
que avanzó demasiado en su carrera política.

-Uy, ya sé que empezaron con eso de que si es fuerte, de que si es débil... Yo
digo que Teresa tiene grandes méritos, pero tengo la sensación de que están
tratando de empezar a construir leyendas alrededor nuestro que no son tales. El
país está lleno de mujeres fuertes, de Cristinas Kirchner, de Chiches, de
Teresas. Mujeres que no aparecen, no llegan, porque desarrollan su actividad
dentro de su familia, en su pueblo.

-¿Teresa va a desempeñar alguna tarea política o social?
-No. Ella es una persona muy componedora, que sabe muy bien cómo vincular a unos
con otros. No tiene ambiciones personales ni políticas y por eso la gente le
tiene confianza. Se sabe hacer querer. Es distinto el caso de las carreras de
Chiche y de Cristina, que son personalidades políticas bien definidas.

-¿Por qué le molesta tanto que se hable de su candidatura a presidente en el
2007?
-Porque hay un Presidente de la Nación en funciones, al que siempre traté de
fortalecer. Y porque es mentira que yo esté pensando en ser Presidente. Además,
mi triunfo en la provincia sirve para eso, para gobernar Buenos Aires, no para
proyectarse hacia el futuro. Que quede bien claro.

-En el ambiente político se repite que Duhalde y su esposa no lo quieren a
usted. Aquellos que van más allá hasta dicen que no lo pueden ver.
-Eso es mentira, lo repiten los que me quieren joder. Pero no lo van a lograr.

La Colo -Teresa de Solá- es una de las presas codiciadas por los periodistas que
realizan la cobertura de la exposición. La mujer del gobernador pide un minuto
para finalizar la charla con sus amigas. Y antes de visitar los stands de
artesanías regionales, habla con GENTE.

-¿Acepta que es casi irresistible comparar al matrimonio Solá con los de Duhalde
y Kirchner?
-Ninguna comparación que hacen es buena porque todos somos distintos. Cada uno
de nosotros tiene un perfil propio. Chiche y Cristina tienen trabajo político
hecho y una función específica que cumplir. Una fue electa como primera diputada
del justicialismo en la provincia. Y la otra es senadora. Tienen otro perfil,
distinto del mío. Yo, en cambio, juego de líbero, me gusta.

-¿Y qué es jugar de líbero?
-Vamos, ustedes los hombres saben bien lo que es jugar de líbero. En el fútbol
es el que aparece en lugares estratégicos. Tomá…

-¿Eso quiere decir que si su esposo la convoca podría empezar a jugar en
política?
-No, no. No quiero complicaciones. Me siento muy cómoda así como estoy. Hay
miles de hombres y mujeres capacitados para eso. No me hace falta meterme en
política para sentirme útil. Yo estoy al lado de Felipe, acompañándolo en todo.

-¿Usted lo critica o le marca errores cuando es necesario?
-No, qué le voy a marcar, ja, ja. Además, si lo digo, sería una tonta, y si te
cuento lo que hablamos sobre política, después me mata.

-¿Qué imagen tiene del presidente Kirchner?
-Recuerdo cuando a Kirchner le decían Chirolita de Duhalde. Yo, que lo
acompañaba mucho al actual presidente, me reía y pensaba: "La sorpresa que se
van a llevar cuando asuma…
". Ahora nadie le dice así. Pero tampoco hicieron
ningún mea culpa por difundir esa falsa imagen.

-¿Qué pensó cuando su marido asumió reemplazando a Ruckauf?
-No había tiempo para pensar sino para actuar. Por eso, lo que hizo Felipe fue
trabajar para poner en orden las cuentas y solucionar un montón de problemas. En
eso trabajó codo a codo con Eduardo Duhalde.

-¿Cómo vive su esposo esta actualidad política ahora que es gobernador elegido
por los votos de los bonaerenses?
-No, no, no, antes también fue electo, acá hay una confusión. Porque en la
Constitución está establecido que si se va el gobernador, asume el vice. Y él
era vice de Ruckauf, así que la legitimidad la tenía. Es cierto que la confirmó,
la revalidó.

-Se dice que usted es fundamental en sus decisiones.
-No. Yo no cumplo ninguna función, sólo lo acompaño en todo.

-¿El la consulta mucho? Se dice que usted es una mujer de carácter fuerte.
-De buen carácter, ja, ja... Pero Felipe no me consulta sobre lo que tiene que
hacer en política. Yo le comento las cosas que me parecen, a la mañana, cuando
salen los diarios. Algo normal en cualquier familia. Discutimos todos. El, yo,
los chicos, hermanos, familia, todos. Me parece sano, es lo que sucede en
cualquier casa. Pero no soy ni asesora, ni tengo un cargo en el Gobierno ni
participo en las reuniones de gabinete.

-Diríamos que usted le marca la sensación térmica de la gente.
-Algo así. Creo que si uno sabe sentir y oír, es mucho más fácil. Y siento que
la gente le cree. Saben que es un tipo de la provincia y la conoce más que
nadie.

-Acá en Mercedes le dieron la bienvenida como gobernador y en los discursos
dijeron que esperan recibirlo como presidente. ¿No es una apuesta demasiado
fuerte?
-Eso corre por cuenta de quien lo dijo. Hablemos por estos cuatro años, porque
es importante no generar falsas expectativas y referirnos a cosas serias. No hay
que poner locuras en la cabeza de la gente. Mi esposo sólo está trabajando para
que tengamos una provincia y un país mejor. Y es mentira que yo esté pensando en
ser Primera Dama. Ni se me cruza por la cabeza.

Kirchner asistió al festejo por el resultado de la elección bonaerense que se hizo en la residencia de La Plata el jueves 18.

Kirchner asistió al festejo por el resultado de la elección bonaerense que se hizo en la residencia de La Plata el jueves 18.

Felipe Solá y Teresa llegan a la Exposición Rural de Mercedes. El gobernador aclaró que su triunfo sólo le sirve para gobernar la provincia, no para proyectarse hacia el futuro.

Felipe Solá y Teresa llegan a la Exposición Rural de Mercedes. El gobernador aclaró que su triunfo sólo le sirve para gobernar la provincia, no para proyectarse hacia el futuro.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig