“Es la primera vez en mi vida que estoy sola, sin ningún hombre a mi lado” – GENTE Online
 

“Es la primera vez en mi vida que estoy sola, sin ningún hombre a mi lado”

Actualidad
Actualidad

Detesta los trámites bancarios. Más si se tiene que levantar temprano. Y peor que haya sido en la mañana de hoy, un viernes de enero y con tanto calor. “¡Treinta y dos grados! Lo acabo de escuchar por la radio… Yo quiero un agua sin gas bien helada, ¿ y vos?”. Dolores Fonzi está acalorada. Necesita tomarse unos segundos antes de empezar con la entrevista. No lo dice. Pero suspira y vuelve a quejarse: “¡En la que me metí con esto de la productora…! Estoy feliz, en una etapa muy buena, arrancando, pero nunca imaginé que me iba a desgastar tanto. Es más: no se lo recomiendo a nadie. Entré por un sueño y lo concreté para no sentirme una cobarde”.

–Palabra que debés odiar…

–Totalmente. Soy todo lo contrario: me gusta jugarme. Hay que ser osada en la vida. Y un poco inconsciente también. Desde chiquita me enseñaron que la vida es una y la tenés que gastar. Y si algo me da miedo, mucho mejor. Me gusta enfrentar los miedos, me gusta el peligro: ésos son los grandes desafíos.

–El tema más recurrente en tus sesiones de análisis, imagino.
–Lo toco mucho, sí. Hace años que hago terapia. Y me vino muy bien el año pasado, porque viví en un calvario. Estaba muy loca con este proyecto: temblaba por las noches, sufría insomnio, tenía etapas en que me comía todo por la ansiedad y otras en que se me cerraba el estómago y no probaba bocado. Lloraba todo el tiempo. Sólo me salvó no perder el foco, pese al gran desequilibrio físico y mental en el que estaba. Porque una cosa es ser actriz, que te llamen para trabajar y que tengas la responsabilidad de hacer bien tu papel. Otra muy distinta es armar una productora, con un montón de gente a cargo, con la responsabilidad enorme de que el proyecto salga bien, sin tener un solo mango para invertir, con gente que te hace preguntas todo el tiempo, con un teléfono que no para de sonar, con la obligación de pagarles a las 40 personas que laburaron… La pasé pésimo...

Entonces llega su agua sin gas bien helada. Llena el vaso y, sin más, lo baja de un sorbo.

Fonzi creció. Y conoció el estrés, cuenta: una palabra que le daba miedo y que también enfrentó. Dice que muy poco queda de aquella adolescente que a los 17 salió por primera vez en la televisión con La nena. Que esto es otra cosa. Y la cosa surgió hace dos años, no bien terminó con las grabaciones de Disputas, el programa hot donde se “prostituyó” frente a cámaras y tuvo “el honor de besar en la boca a Nacha Guevara” (sic). El proyecto surgió más o menos así: hacía rato que quería trabajar una idea propia sin tener que sufrir las órdenes y presiones de nadie. Pegó buena onda con la guionista que escribía sus diálogos para El sodero de mi vida (Constanza Novick), y tan buena onda hubo que se fueron las dos juntas un mes entero de vacaciones a Brasil. En las tardes de playa empezaron a flashear con el sueño de hacer un programa. A ella se le ocurrió la historia, la amiga se la llenó de colores y personajes, y aterrizaron en Buenos Aires hasta con el título: Soy tu fan, la comedia de ocho capítulos que debutará esta misma noche, a las 23 horas por Canal 9. Pero entre la idea y el debut se escribió otra gran historia para el currículum de la actriz: montó su productora, Esther Produce, y ahora nomás está trabajando en la realización de otro programa para la tevé y en una película que la tendrá como protagonista. Ah, en ella, revela, hará debutar como actor a su hermano cantante, Diego Fonzi.

–Lo tuyo fue un trabajo casi humanitario. Le diste laburo a toda tu familia y grupo de amigos…
–Sí, pero todos están por ser buenos profesionales. Que tengamos una relación íntima fuera de lo laboral hizo que todo fuera mucho más relajado y divertido. Mi hermano, por ejemplo, está genial. Tomás es mucho más que una cara bonita. Lo respeto un toco como actor. No todos pueden trabajar con la familia, y para mí es un gran placer laburar con él, porque tenemos los mismos códigos. Nos reímos y nos encabronamos por las mismas cosas.

–También perdiste una amistad en este proyecto, la que tenías con Gastón Pauls.
–Es una lástima lo de Gastón. La verdad, yo hice este producto y una vez que estuvo terminado tuve que venderlo. ¿Qué puedo hacer yo si él tiene problemas con Daniel Hadad? Mi única pelea y preocupación era sacar el producto al aire, porque para eso trabajamos todos y con eso soñábamos. Es una verdadera lástima, porque Gastón está genial. Hizo el mejor personaje de toda su carrera. Lo único que te puedo decir es que lo quiero y lo respeto mucho. No me gustan las peleas… Yo no estoy peleada con él.

–¿Y cómo hacés cuando debés terminar la relación con un ex?
–Siempre trato de quedar bien. Me gusta poder llamar y que sigan llamando. Si hubo cariño, es el ideal. Claro que no siempre se puede.

–Estás de novia.
–No, todo lo contrario. Por primera vez en mi vida no tengo novio. La soltería era una materia pendiente para mí, un miedo que no me animaba a enfrentar. Hace tres meses que estoy sin pareja, sin un hombre a mi lado, y la llevo tan bien que logré sorprenderme. Ahora no le tengo que dar explicaciones a nadie. Me siento libre en todo sentido. Está buenísimo.

–¿Qué onda con Gael García Bernal?
–La mejor. Pero nada que ver con todo lo que se dijo.

–¿Qué se dijo?
–Que es mi novio. Pero no, lamentablemente no. Crucemos los dedos… (risas)

–Le ponés fichas. Te gustaría entonces…
–¿A quién no? Basta con el tema, porque voy a entrar en calor otra vez…

–Por algo encabeza la lista de los actores más sexys de Hollywood…
–(Carcajadas) Sí, es muy buen mozo. Nos adoramos desde hace seis años y nunca perdimos la onda ni el contacto. Nos hicimos muy amigos filmando Vidas privadas, la película que hizo Fito Páez. Cuando le conté del proyecto, se entusiasmó mucho con la idea y me pidió verlo. El año pasado vino a Buenos Aires y le hice llegar el piloto. Le gustó tanto que me llamó para decirme que quería participar.

–Es la nueva estrella de Pedro Almodóvar. No debe ser nada bajo su cachet… ¿Le pudiste pagar?
–Puso una sola condición: que yo viajara a México junto al equipo de producción. Estuvimos unos cuantos días juntos y la pasamos genial. Le voy a estar agradecida por siempre. Fue el broche de oro para mí.

–Bueno, quizás ahora te ve en la tapa de Playboy y te pega un llamadito.
–¿Vos creés? Me divirtió mucho desnudarme para ellos. Ni lo dudé, confieso. Cuando me llamaron acepté de una: no hay nada más bello que un cuerpo desnudo. Además, yo tengo cero pudor e inhibiciones… ¿Y qué mujer no sueña con ser una conejita Playboy? Guardé la foto para enmarcarla y mostrársela a mis nietos cuando tenga ochenta años. ¿Te imaginás?

–A pesar de la soledad, proyectás con eso de la familia.
–No en este momento. Me da un poco de miedo, confieso. Pero como tengo una atracción enfermiza con los temores, quién te dice…

Montar una productora de la nada, lidiar con 40 personas a su cargo y convertir en realidad el sueño de tener su propio programa. Dolores Fonzi se lo propuso hace dos años y lo consiguió. Ahora, va por más.

Montar una productora de la nada, lidiar con 40 personas a su cargo y convertir en realidad el sueño de tener su propio programa. Dolores Fonzi se lo propuso hace dos años y lo consiguió. Ahora, va por más.

“<i>¿Qué puedo hacer yo si él tiene problemas con Canal 9? Mi única pelea era que el producto saliera al aire, porque para eso trabajamos todos. Es una lástima. Gastón está genial. Este personaje es el mejor de toda su carrera</i>”

¿Qué puedo hacer yo si él tiene problemas con Canal 9? Mi única pelea era que el producto saliera al aire, porque para eso trabajamos todos. Es una lástima. Gastón está genial. Este personaje es el mejor de toda su carrera

“<i>Tomás es mucho más que una cara bonita; lo respeto un toco como actor. Es un gran placer laburar con mi hermano, porque tenemos los mismos códigos: nos reímos y nos encabronamos por las mismas cosas</i>”

Tomás es mucho más que una cara bonita; lo respeto un toco como actor. Es un gran placer laburar con mi hermano, porque tenemos los mismos códigos: nos reímos y nos encabronamos por las mismas cosas

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig