Entre estos 649 héroes, hay 17 militares que jamás fueron a la guerra – GENTE Online
 

Entre estos 649 héroes, hay 17 militares que jamás fueron a la guerra

Actualidad
Actualidad

"Hemos descubierto algo lamentable para nuestra historia, algo que debe

aclararse y salir a la luz. Hay militares fallecidos en el continente por causas
no relacionadas con acciones bélicas, que fueron reconocidos en 1983 como

'Héroes Nacionales' pese a no haber combatido ni estado en las Islas Malvinas
durante el conflicto",
el teniente general (RE) Martín Balza lo dice, lo afirma,
lo siente. Habla como el viejo artillero que es, el hombre que se jugó el
pellejo en el frío del Atlántico Sur, el que agotó sus municiones antes de
terminar la lucha y ahora regresa al otoño de 1982. A su lado asiente el motor
de esta denuncia, Marcelo Sánchez, veterano del Regimiento 6 de Infantería de
Mercedes, destacado en la defensa de Puerto Argentino, presidente de la Comisión
Nacional de Ex Combatientes que funciona bajo la órbita del Ministerio del
Interior. El martes 30 se reunieron con el ministro de esa cartera, Aníbal
Fernández, quien lo instó a seguir adelante con la denuncia.

"ES UNA FALTA DE RESPETO A LOS QUE MURIERON EN COMBATE". Balza y Sánchez lo
cuentan con bronca, con tristeza. No hay animosidad contra quienes están mal
incluidos en las listas de héroes. Sí contra quienes los incluyeron. Sus
palabras son un reconocimiento a quienes murieron en combate, a quienes
descansan en la turba malvinense o en el fondo del océano austral. Los veteranos
dicen que la guerra de 1982 fue "una causa justa en manos bastardas", acusan a
esas mismas manos de haber manipulado este listado, cuyo principal objetivo,
sospechan, es "mejorar" el número de oficiales y suboficiales caídos en combate,
cifra que era -para algunos- "llamativamente baja". De acuerdo a la revisión
realizada, hasta el momento encontraron 17 casos irregulares, personas
fallecidas en continente que fueron incluidas entre las víctimas fatales del
conflicto bélico, contra los 14 oficiales que sí cayeron en el fragor de las
batallas. Del total, se reservan aún los nombres de cuatro. En el resto de los
casos, dicen, las irregularidades están absolutamente comprobadas. Sus nombres:
General Clodoveo Miguel Angel Arevalo, Capitán Roberto Remi Sosa, Teniente 1º
Marcos Antonio Fassi, Sargento 1º Pedro Andrés Campos, Sargento Néstor Daniel
Barros, Cabo Marcelo Gustavo Cini, Cabo Oscar Calixto Millapi, Cabo Daniel
Alberto Palavecino, Cabo Fernando Luis Sieyra y Suboficial Principal Alberto
Antonio Sanagua, todos ellos condecorados con la Medalla de la Nación Argentina
al muerto en combate; el Teniente 1º Ernesto Emilio Espinosa, a quien otorgaron
la Cruz de la Nación Argentina al heroico valor en combate; y Cabo Sergio Omar
Gómez y Cabo Vicente Ramón Pérez, sin condecoraciones. En el living del general
Balza continúa la charla.

-General Balza: ¿Por qué esta grave denuncia?
-Tengo una responsabilidad y no puedo quedarme callado ante un hecho de esta
naturaleza. Se ha burlado la rigurosidad histórica pero, fundamentalmente,
estamos ante una falta de respeto a la memoria de los hombres que efectivamente
murieron en combate. Yo lo denuncié oportunamente al Ejército, como veterano, a
mediados de 2002.

-¿Quiénes son los responsables?
-Quienes hicieron las propuestas de condecoraciones del Ejército en 1983. Se
tomaron un año, tiempo suficiente para documentarse bien. Ellos fueron los
generales Cristino Nicolaides, Edgardo Calvi y Carlos Garay, quienes elevaron la
nómina al entonces presidente, Reynaldo Bignone. De ninguna manera, y esto que
quede claro, culpo a los jefes actuales ni a los que siguieron desde 1984 en
adelante, que no tenían la obligación de revisar la lista.

-¿No puede haberse deslizado una falla?
-No, en absoluto. La ley 22.607 determina que esta condecoración "será concedida
al personal militar que, en combate, motivado por acontecimientos
extraordinarios que revistan carácter de función de guerra, resultare muerto
como consecuencia directa de los riesgos inherentes al mismo
". Incluso en los considerandos indica que "el Ejército luego de las exhaustivas investigaciones
realizadas, ha esclarecido cabalmente las acciones de sus miembros en combate
que deben ser reconocidas y destacadas"
. En estos casos, queda claro que las
investigaciones exhaustivas no se hicieron.

-¿Cómo debió confeccionarse el listado?
-El que hace la lista debe probar si hubo muerte en combate, dónde y cuándo,
quién presenció el hecho, certificado de defunción... Está claro que los cuerpos
de los que murieron combatiendo quedaron en las islas, salvo casos como el
capitán Giacchino, que murió el 2 de abril y pudo ser trasladado al continente.
Cada jefe de unidad hizo un informe preciso, con carácter de declaración jurada,
al regresar. Los nombres en cuestión no están en ninguno de esos registros.

-¿Por qué sucedió algo así, cómo se explica?
-Porque se trabajó con ligereza, sin darle importancia a algo trascendente.

-¿Cómo lo descubrieron?
-Luego de mi retiro, al finalizar 1999, otros veteranos me comentaron al menos
dos casos de personas declaradas como "Muertos en combate" y que fueron
distinguidas como "Héroes Nacionales" sin haber participado de las acciones en Malvinas.

-¿Los puede identificar?
-Sí, claro, uno de ellos fue el subteniente Juan Abrahan, que falleció ahogado
en Puerto Deseado. El otro, el sargento ayudante Alberto Sanagua, quien murió
por una pancreatitis. Ninguno de los dos pisó Malvinas, es imposible que
hubieran combatido.

-¿Qué medidas deberían tomarse?
-Fundamentalmente, que se aclare en forma oficial que estos hombres no pueden
ser considerados héroes nacionales. No hay que tener temor, y reconocer que
faltó seriedad.

-¿Imagina lo difícil que será esto para los familiares de los muertos...?
-Sí, pero ellos deben ser los primeros sorprendidos. Quizás haya que dejar en
claro para siempre quiénes murieron en combate y quiénes en acto de servicio,
que es otra cosa diferente. Nosotros perdimos hombres en misiones de paz en
Kuwait, Croacia, Chipre. Fue reconocido como acto de servicio pero no en
combate. Es diferente estar alistado a estar a riesgo de una bomba o bala
enemiga.

"HASTA LAS ULTIMAS CONSECUENCIAS". Marcelo Sánchez fue uno de los soldados
conscriptos que llegó a las Islas Malvinas con el Ejército en 1982. Desde el
mismísimo Monumento a los Caídos, en la Plaza San Martín, dispara: "entre los
649 nombres que figuran acá, como en otros monumentos y plazas, algunos no
deberían estar
" y señala particularmente los de Sanagua, Abrahan y el coronel
Arévalo, quien murió junto a otros 10 militares al caerse el helicóptero que los
transportaba en Caleta Olivia.

"Hemos detectado esta nueva y penosa irregularidad en los padrones del Ejército
y ahora nos abocaremos a estudiar los de las otras fuerzas. Llevaremos el caso a
la Oficina Anticorrupción y a la Justicia Federal, porque creemos que hubo mala
intención detrás de esto. Es increíble que hasta el listado de muertos esté
adulterado, no hay antecedentes de algo así en otras guerras".

-Balza habla de dos casos: ¿hay otros?
-Sí, por lo menos unos 15 más. Un ejemplo es el de los once muertos por la caída
de un helicóptero en Caleta Olivia el 30 de abril de 1982. Están reconocidos
como "Muertos en Combate" e incluso el teniente Espinosa fue distinguido con la
"Cruz de la Nación Argentina al heroico valor en combate". No queremos lastimar
a las familias de estas personas, que tampoco tienen responsabilidad sobre el
tema. Pero hay que aclarar todo. Hay casos de muertes cargando minas, un soldado
fallecido por un infarto que fue sepultado en Moreno, otro por haberse escapado
un tiro, todos en el continente.

-¿Reunieron precisiones de cada caso?
-Sí, claro. Sanagua no fue a las Islas. Era del regimiento 24 de Río Gallegos,
figura muerto en Malvinas el 28 de mayo y falleció de pancreatitis en un
hospital del continente. Abraham está registrado como muerto el 25 de mayo y ese
día no hubo combates. No creemos que haya habido intención de generar beneficios
materiales, aunque en estos casos automáticamente se logra un ascenso al grado
inmediato superior. Lo que nos preocupa es el respeto a los verdaderos héroes y
que no se construya una historia con mentiras.

-Ustedes denunciaron el incremento del padrón de ex combatientes en 1999. ¿Hubo
alguna depuración?
-No, eso también es algo inexplicable y vergonzoso. Comparando los registros de
1983 y 1999, el Ejército sumó un 3 por ciento, la Armada un 231 por ciento y la
Fuerza Aérea un 48 por ciento. Además, de los que fuimos a Malvinas en 1983 se
informó que el 26 por ciento eran suboficiales y oficiales y el 74, soldados,
pero en 1999 los primeros crecieron hasta el 48 por ciento y nosotros bajamos al
52. En esa oportunidad, desde el Estado no hicieron nada. Esperemos que ahora
sí, y que se reconozca a los verdaderos héroes de la Patria.

El cenotafio de Plaza San Martín contiene los nombres de algunos militares que no estuvieron en la guerra y figuran como héroes nacionales, entre aquellos que sí dieron su vida por la Patria.

El cenotafio de Plaza San Martín contiene los nombres de algunos militares que no estuvieron en la guerra y figuran como héroes nacionales, entre aquellos que sí dieron su vida por la Patria.

Martín Balza y Marcelo Sánchez , lo denuncian.

Martín Balza y Marcelo Sánchez , lo denuncian.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig