Encuentros de madrugada, sexo y … ¿ballotage? – GENTE Online
 

Encuentros de madrugada, sexo y ... ¿ballotage?

Actualidad
Actualidad

El encuentro se produce allá lejos, por la década del 90. Dos mega-figuras caminan por Plaza San Martín a eso de las cuatro y pico de la mañana. Ella, la sex symbol número uno de la Argentina, en su momento de mayor esplendor, cuando ratoneaba a medio país. El, el tipo más conocido de Villa Fiorito, la Argentina y el resto del mundo.

A las seis de la mañana, el sol comienza a asomar, la gente sale hacia sus trabajos y las dos siluetas se hacen reconocibles. Graciela Alfano y Diego Armando Maradona deciden cerrar su encuentro, su “charla íntima”, en otro lugar –según el periodista Luis Ventura, “en un bulín de Coppola”. Touch and go, que le dicen. Aquella cita comenzó cerca de las cuatro de la mañana, en el departamento que la vedette tiene sobre la avenida Alvear. El Diez cayó a la casa de Grace con un oso de peluche XL y tocó el timbre del encargado del edificio. El hombre, que se preparaba para lavar la vereda, le avisó a la Alfano que Maradona clamaba por ella en la puerta. ¿Su respuesta? “Decile que estoy durmiendo”.

Pero como sabemos, “Dieguito” –como le decía Graciela en aquella época– nunca aceptó un “no”, y mucho menos cuando se obsesionaba con algo –una mujer en este caso–. Por eso, después de veinte minutos de tenerlo plantado, la diva no tuvo otra opción que bajar.

Esta semana, el programa de C5N Viva la tarde cruzó a los protagonistas –por vía telefónica– y revivió aquel capítulo amoroso de la vida de ambos. “Te amo, y sabés que todo mi cuerpo te ama”, tiró Diego, con la furia con que gritó aquel gol a Grecia en el ’94. “Llamo porque quiero decir que es una diosa y sigue siendo una diosa. Fue una relación que duró mucho tiempo, para felicidad de los dos. Fue muy lindo. Yo estaba en pareja con Claudia y nos veíamos. ¡Qué hombre no pecaría con la Alfano!”, sorprendió el crack. Y la respuesta de Grace no se quedó atrás: “Vamos a tener que hablar. Estás con un cuerpazo, unos abdominales, como en tus mejores momentos. Podemos rememorar viejas épocas, porque los dos estamos solteros. Estoy para un chichoneo amoroso y pasarlo bien”. Antes de cortar, Alfano le pidió a la producción que le pasara su teléfono al Diez, quien se despidió con otra de sus frases: “Te amo. Un beso enorme en todo el cuerpo”. ¿Continuará? Graciela, de rojo furioso, y Diego en el living de El periscopio, el programa que conducía la rubia en los 90’. Por aquellas épocas la Alfano fue relacionada con el Mago Capria, que vestía la 10 de Racing. Se nota que no fue el único enganche en su  vida.

Graciela, de rojo furioso, y Diego en el living de El periscopio, el programa que conducía la rubia en los 90’. Por aquellas épocas la Alfano fue relacionada con el Mago Capria, que vestía la 10 de Racing. Se nota que no fue el único enganche en su vida.

El encuentro fue en el año ’96. Graciela Alfano chicaneó a Maradona: “Los hombres arrugan conmigo”. Y el Diego le partió la boca.

El encuentro fue en el año ’96. Graciela Alfano chicaneó a Maradona: “Los hombres arrugan conmigo”. Y el Diego le partió la boca.

Las fotos de Twitter que certifican el elogio de Grace a los abdominales del futbolista.

Las fotos de Twitter que certifican el elogio de Grace a los abdominales del futbolista.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig