vulnerable como cualquier otra"." /> «En tiempos de corralito, el sexo es nuestro único escape» – GENTE Online
 

"En tiempos de corralito, el sexo es nuestro único escape"

Actualidad
Actualidad

Nadie lo puede negar: es la conductora más sexy de la televisión argentina. Pero ella, Karina Mazzocco, quiere despegarse de la imagen de femme fatale con la que conquistó al público. Sabe que -desde el mítico De a 2, programa que nació en el cable y pasó a la pantalla abierta- lo gró manejar como pocas las fantasías de los televidentes. La diosa curvilínea le confiesa a GENTE lo que nadie se imagina, cuán diferente es puertas adentro: "Una mujer tan insegura y vulnerable como cualquier otra", confiesa. Y quizá para mostrar cierta coincidencia entre lo dicho y los hechos, minutos más tarde protagonizó una escena sin antecedentes en su currículum editorial: cuando la productora le marcó una pose superaudaz, en plena sesión de fotos, ella -muy seria- la frenó: "La verdad que así no me siento muy cómoda. No es lo que quiero vender", le dijo.

-Mazzocco, ¿qué clase de mujer es usted?
-Seguramente una muy distinta de lo que todo el mundo piensa. Cuando comencé mi carrera, sólo me relacionaban con lo erótico. La gente me ve como una mina ultrasexy, comehombres… Y digamos que esa fue la imagen con la que me hice conocida. Pero creo que a lo largo de mis trabajos, que fueron muy diferentes entre sí, fui despojándome de ese sobrepeso.

-Y ahora reniega de eso…
-No reniego de mi sex-appeal, sé que me conviene en mi trabajo y en mi vida como mujer. A todas nos encanta ser lindas y seductoras.

-En su caso, hoy, ¿para qué le sirve esa seducción?
-A mí me sirvió de mucho en la vida, pero no es lo único. Soy una mujer sensible, temerosa, valiente. Hay muchas cosas que generan miedo. ¿Cuáles? Tantas… como aquellas que nunca se hicieron, temores en mi laburo, en mi vida social y más en el país en el que estamos viviendo. Pero siempre le hago frente a todo. Para mí el fracaso es aprendizaje, aunque por ahora son puros logros. A nivel profesional no me puedo quejar.

-¿Y en su matrimonio también es exitosa?
-Con Nacho (Ignacio Fonda, su marido) estamos juntos hace siete años y hasta el momento no fracasé. Tuvimos momentos difíciles, pero sólo fue una cuestión de ajustar tuerquitas. Ahora estamos muy bien.

-Dijo que en 2001 quería ser madre. ¿Qué pasó?
-Lo vengo pateando… Todavía los niños no pintaron en mi vida. Un hijo te cambia todos los valores. Mi prioridad está en mi vida de pareja y en mi carrera. Estoy muy cómoda así. Más adelante veré… Hay dos cosas que me inquietan: una es la presión social, eso de que hay que casarse y luego ser madre.

-¿La otra?
-La otra es que mi marido sí quiere tener un hijo, pero por suerte respeta mis tiempos.

-Ya que menciona su trabajo, ¿cómo se siente en Grandiosas, su nuevo programa?
-Me encanta, pero todavía no terminé de tomarle el ritmo al programa en vivo. Me estoy acomodando. El primer día pensé que me iba a morir en escena. Recién ahora estamos bajando los decibeles. Y en cuanto a mis compañeras (la periodista Fanny Mandelbaum y la actriz Laura Oliva), somos mujeres absolutamente diferentes y eso es lo interesante de la propuesta. Lo único que tenemos en común es que las tres pertenecemos al sexo femenino.

-Pregunta inevitable para una mujer que se ganó el título de especialista en el tema: ¿piensa que el sexo puede aliviar la crisis?

-Estamos en una profunda depresión que nos involucra a todos: desde el más chico, que no puede ir a a los juegos electrónicos, hasta el muerto que no tiene dónde lo entierren. Con el corralito nos sacaron nuestra plata, pero no las ganas de ser felices o de sentir placer. Seguramente, la gente está curtiendo menos sexo porque está más bajoneada, pero que no nos embromen en lo único que podemos pasarla bien. Los políticos se metieron en nuestras cuentas de bancos, no dejemos que se metan también en nuestras camas. En tiempos de corralito, el sexo es nuestro único escape.

por Soledad Ferrari
fotos: Jorge Luengo
producción: Inés Azumendi
(agradecemos al vestuarista Fabián Medina Flores, a Estancia La Candelaria, Lucrecia Gamundio, Luna Garzón, Mariano Toledo, Breeder´s y María Vázquez)

Un hijo te cambia todos los valores de la vida. Pero hoy mi prioridad está en mi pareja y en mi carrera"">

"Un hijo te cambia todos los valores de la vida. Pero hoy mi prioridad está en mi pareja y en mi carrera"

Así es Karina, si de tomar las riendas se trata. Puedo tener miedo e inseguridades de un montón de cosas, pero nada me detiene. Siempre voy al frente", dice ella.">

Así es Karina, si de tomar las riendas se trata. "Puedo tener miedo e inseguridades de un montón de cosas, pero nada me detiene. Siempre voy al frente", dice ella.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig