En las redes del amor – GENTE Online
 

En las redes del amor

Actualidad
Actualidad

No hay mal que por bien no venga”. La frase seguramente vino a la mente de Juan Pico Mónaco cuando una lesión en su muñeca izquierda, allá por octubre de 2009, lo alejó temporalmente del tenis. Mala época si la hubo para Piquito: a la par que crecía su lejanía con el polvo de ladrillo, los puntos para el ranking y los millonarios premios, se hizo pública su separación de Luisana Lopilato, tras dos años de pareja. La diosa pronto caería en brazos del star de la canción Michael Bublé. Sin embargo, el “bien” incluido en la frase de cabecera finalmente llegó a la vida del tenista. Y es que, soltero y liberado de los intensos entrenamientos a los que se sometía habitualmente, el muchacho –¡al fin de cuentas sólo tiene 26 años!– recuperó tiempo libre para salir a la noche y divertirse con amigos. Su casa de Palermo Nuevo se volvió, entonces, búnker de encuentro entre amigos... y el rostro de Mónaco una figurita frecuente en los eventos sociales de las celebrities. Fue así, justamente, como la conoció a ella. Ella es Mercedes Oviedo (27), conocida popularmente como Luz, la hermosa joven que enamora a Juan Peruggia en la ficción de Todos contra Juan (Telefe, jueves a las 23.30). O, mal que le pese, como la ex de Gonzalo Heredia, galán del momento y figura en Malparida, con quien mantuvo un noviazgo durante seis años. Mónaco y Oviedo coincidieron en un cóctel, convocados por una conocida empresa automotriz. Allí, tras una charla de ocasión, intercambio de teléfonos y miradas de complicidad, comenzaron esto que –a la luz de estas fotos– ya califica con creces para el título de romance.

LA CONFIRMACION. El martes 29, lo que hasta entonces se oía en voz baja –como todo rumor– se volvió un hecho. Antes de partir rumbo a Sudáfrica para alentar a la Selección junto al ex tenista –también tandilense– Mariano Zabaleta, Pico quiso pasar la última noche en Biei junto a su flamante amor. Entonces, siguiendo el impulso del corazón, invitó a Mecha a una velada romántica en su departamento y –¡típico de enamorados!– antes de la cena alquilaron una peli para compartir –tal vez– al caer la madrugada. Mientras regresaban del videoclub, abrazados y sonrientes, los tortolitos fueron sorprendidos por los flashes. Aunque en un primer momento amagaron con ocultar lo inocultable, los chicos aceptaron –con un gesto de aprobación ante el fotógrafo– la confirmación oficial de su relación. ¿Qué se dice de ellos? Quienes los conocen aseguran que, a pesar del poco tiempo que llevan juntos, los jóvenes se muestran muy enganchados y comparten sus gustos simples y un gran sentido del humor. Además, los dos están lejos de sus hogares de cuna: en el caso de él, su amado Tandil, y para Mecha, su querido San Bernardo, la localidad balnearia a la que se mudó junto a toda su familia cuando tenía 4 años. Y las coincidencias siguen, desde ya.

Ahora bien: ¿cómo evoluciona la muñeca de Mónaco tras la comentada lesión? ¡No tan bien! De hecho, Juan comentó en su blog que este problema físico lo dejó fuera de los cuartos de final de la Copa Davis, a disputarse la próxima semana en Moscú, y que continúa a full con las sesiones de kinesiología, con pronóstico de completa rehabilitación en poco tiempo. Igual, hoy por hoy eso es lo de menos. Ya volverán los merecidos laureles a su ascendente carrera en el tenis. Mientras tanto, se dijo, no hay mal que por un gran amor no venga. El martes 29 los chicos compartieron una velada romántica en el depto del tenista y salieron abrazados a alquilar una película.

El martes 29 los chicos compartieron una velada romántica en el depto del tenista y salieron abrazados a alquilar una película.

Después de la cena y la película, Mercedes, claro, pasó la noche en casa de Mónaco. A la mañana siguiente el tenista viajó rumbo a Ciudad del Cabo, para alentar al equipo de Diego junto a su amigo Mariano Zabaleta, tandilense como él. ¿Lo primero que hizo al llegar? Visitar el imponente estadio Green Point y postear la foto en su perfil de twitter. ¡Grande, Pico!

Después de la cena y la película, Mercedes, claro, pasó la noche en casa de Mónaco. A la mañana siguiente el tenista viajó rumbo a Ciudad del Cabo, para alentar al equipo de Diego junto a su amigo Mariano Zabaleta, tandilense como él. ¿Lo primero que hizo al llegar? Visitar el imponente estadio Green Point y postear la foto en su perfil de twitter. ¡Grande, Pico!

El amor más resonante en la historia de Mónaco fue, sin dudas, el que compartió con Luisana Lopilato. Tras la ruptura de la actriz con Mariano Martínez, Pico logró conquistar a la rubia –se conocieron en Pinamar en diciembre de 2006– y ambos se mostraron muy enamorados por dos años. Mercedes Oviedo, en tanto, estuvo seis años en pareja con Gonzalo Heredia, a quien conoció mucho antes del boom del galán en Valientes.

El amor más resonante en la historia de Mónaco fue, sin dudas, el que compartió con Luisana Lopilato. Tras la ruptura de la actriz con Mariano Martínez, Pico logró conquistar a la rubia –se conocieron en Pinamar en diciembre de 2006– y ambos se mostraron muy enamorados por dos años. Mercedes Oviedo, en tanto, estuvo seis años en pareja con Gonzalo Heredia, a quien conoció mucho antes del boom del galán en Valientes.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig