Yo aprendí a tocar la guitarra con la música de Los Chalchaleros y Gardel"." /> «En las giras siempre intento serle fiel a mi mujer» – GENTE Online
 

"En las giras siempre intento serle fiel a mi mujer"

Actualidad
Actualidad

El living de la suite número 2114, en el piso 21 del hotel Marriott, está
atestado de asistentes, productores y guardias de seguridad que van y que
vienen. Todos, siempre tan apurados, hablan en inglés o en español con la misma
naturalidad, y es imposible adivinar cuál es su lengua materna. Y más imposible
resulta averiguar el porqué de tanto apuro. Hace un rato terminó la rueda de
prensa presidida por Jaime Bayly en uno de los salones del hotel, y ahora es el
turno de las entrevistas individuales. En el pasillo, la fila de periodistas de
distintos medios de Latinoamérica es cada vez más larga, más impaciente.
Adentro, la suite es un pequeño gran departamentito: tiene su living, su baño y
sus dos cuartos con sus respectivos lujos innecesarios. Y en uno de ellos, Juan
Esteban Aristizábal, 32 años (Juanes para todos nosotros), artista exclusivo de
Pepsi, se prepara para someterse a seis horas interminables de pequeñas
entrevistas con todos los medios que viajaron hasta Lima sólo para hablar con él
y presenciar la apertura de Mi sangre, su tercer álbum discográfico. Su último
gran éxito.

Afuera, la ciudad respira todo el frenesí, todo el caos y toda la miseria que
transpira cualquier capital sudamericana. Afuera, el Pacífico y parte del barrio
Miraflores se cuelan por las ventanas de la gran habitación.

-En unos meses más, nos mudamos otra vez a Medellín con mi familia -dice Juanes,
mientras toda Lima se refleja en la ventana.

-¿Pero no es peligrosa la vida en Colombia?
-En una época nos tuvimos que acostumbrar a vivir en un país en guerra, pero
ahora está un poco mejor. Más tranquilo. Además, Medellín es una ciudad muy
bonita y quiero que mis hijos crezcan allí. Es el lugar donde nací y pese a sus
contras siempre lo querré.

Mientras gira por América, su familia (Karen, la modelo colombiana con la que
lleva cinco años en pareja; su hija Luna, que tiene dos cumplidos, y Ada, su
segunda hija que llegará en junio) todavía vive -y lo espera- en la plácida y
lejana tranquilidad de Miami. Y Juanes, acá, con un equipo deportivo que no se
piensa sacar. Ah, y además unas zapatillas All Star negras, bajitas. Y ésas no
se las va a cambiar ni para el show.

"¿No te podés sacar la camperita para las fotos?". Juanes hace una mueca de
fastidio y resignación, y por un momento acepta… pero no. Vuelve a subir el
cierre, a cerrárselo hasta el cuello: las fotos serán con la campera deportiva
puesta. El pone las reglas. Y otra más: no le gusta mirar ni sonreírle a la
cámara. "A veces, cuando veo la tele y estoy ahí, es como si no fuera yo. No
termino de creérmelo, ¿sabes?
", revela un tal Juanes.

-¿Y con qué soñabas?
-No lo sé. Porque después de once años con mi antigua banda (Ekhymosis
la
bautizó) no había pasado nada y entonces yo creí que no iba a pasar nada. Pero
nada de nada. Y después, cuando emprendí mi carrera solista, volví a soñar. Pero
eran sueños reales: nunca imaginé tanto éxito, nunca pensé que algún día iba a
tocar en Europa o ganar un Grammy. Era algo que yo veía imposible, de verdad.

No es exagerado afirmar que la carrera de Juanes empezó, volvió a empezar,
cuando se cruzó con Gustavo Santaolalla. Juan Esteban había decidido disolver
Ekhymosis, su grupo de rock pesado. "Habíamos cumplido un ciclo de vida: cada
cual jalaba para un lado diferente, pero con buena onda... por eso nos
separamos
", dijo él al dejar la banda. Después agarró su guitarra, sus cosas, y
se fue para Los Angeles, donde caminó todas las calles y golpeó todas las
puertas, hasta que un día dio con la de Santaolalla. "Un productor divino y
bueno, que confió en mí y ¡boom!
", cuenta. Boom significa la explosión Juanes:
primeros puestos en los rankings, listas y listas de hits, sonido depurado,
ritmo pegadizo, letras fáciles de recordar, popularidad.

Todo eso le pasó. Le llegó. Y de la mano de Santaolalla, como les sucedió a la
Bersuit, a Juana Molina, a Molotov, a Café Tacuba, a muchos otros. Y acá está
ahora: preparándose para cantar ante 15 mil peruanos que corearán La camisa
negra, Sin tu amor, A Dios le pido
y tantos otros hits. Y acá está entonces:
tratando de conformar a los 150 periodistas de toda América que intentan robarle
una nota, una frase, un buen título.

-¿Qué influencias reconocés en tu música?
-Mira, en Colombia la música que más suena es la argentina y la mexicana. Yo
aprendí a tocar la guitarra con la música de Los Chalchaleros y Gardel. Mi
familia era muy tanguera. Mi viejo, Javier, era cantante de tango y todos en
casa estábamos metidos en la música popular. Pero también me gustan Soda Stéreo
y Charly García… Todos ellos de alguna manera me han marcado.

-¿Cómo hacés para sobrevivir sin amor, estando tanto tiempo fuera de tu casa?
Las mujeres que mueren por vos son muchas y las tentaciones no deben ser pocas…
-Tuve la suerte de encontrar a una mujer muy bella, que tiene una gran fuerza
interior y a la que respeto mucho. Me encantaría viajar con la familia a
cuestas, pero es imposible. Mis mujeres, que en poco serán tres, necesitan una
vida más estable y tranquila. Lo primero que hago cuando llego a alguna parte es
conectarme con ellas, ya sea por teléfono o por internet. Eso ayuda a que
estemos más unidos.

-No me contestaste: ¿te tentás o no?
-(Juanes ríe con ganas esta vez). ¿Sabes? Yo viajo con "Manuela" a todas
partes... Gracias a ella, en las giras, siempre intento serle fiel a mi mujer.
Ahora, en serio, Karen es el amor de mi vida y nunca pensaría en engañarla.

Camino al estadio Monumental de Lima, escenario en que dio su show, Juanes aceptó desviarse hasta la Plaza de Armas, donde posó para GENTE y reveló el nombre que le pondrá a su segunda hija: Ada.

Camino al estadio Monumental de Lima, escenario en que dio su show, Juanes aceptó desviarse hasta la Plaza de Armas, donde posó para GENTE y reveló el nombre que le pondrá a su segunda hija: Ada.

El colombiano -artista exclusivo de <i>Pepsi</i>, al igual que Britney Spears, Robbie Williams y Shakira- en su suite del hotel <i>Marrito</i> de la ciudad de Lima.</p>
<p>

El colombiano -artista exclusivo de Pepsi, al igual que Britney Spears, Robbie Williams y Shakira- en su suite del hotel Marrito de la ciudad de Lima.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig