“En la fiesta, nuestra hija nos va a entregar los anillos” – GENTE Online
 

“En la fiesta, nuestra hija nos va a entregar los anillos”

Actualidad
Actualidad

Fue un amor a primera vista. Hace cinco años, Mariano Martínez (galán codiciado, sex symbol nacional) se subió a un auto, del lado del acompañante. Lo iban a acercar a una fiesta. Detrás viajaba Juliana Giambroni (modelo cordobesa, entonces jóvenes y dulces 18). “Hola, hola”, saludó él cortésmente, a pesar de que estaba de mal humor. Problemas familiares, recuerda. “¿Qué tal?”, contestó ella sin demasiada excitación. Sabía quién acababa de subir, por supuesto, pero nunca había sido gran fan del actor. Y la chica tiró un comentario, ya olvidado por ambos pero gracioso, con tonadita mediterránea, más que oportuno. A Mariano le gustó la actitud. Alzó la vista y la espió por el espejo retrovisor. Linda, encima. Sonrió. Y ahí, en ese preciso instante, nació el amor.

“Al poco tiempo salimos. Hubo buena onda de entrada. Pero cortamos por sesenta días... Sí, sí, como que nos dimos un tiempo; nos distanciamos. Era una época mía en que estaba... medio loco. Fue sano, al final. Porque me acomodé y después, cuando nos reencontramos, arrancamos con todo. Y ya no paramos”, cuenta Mariano (33), en el mismísimo día de su casamiento. Languidece la tarde en una Buenos Aires ya sin lluvia, melancólico lunes 12 de marzo que derramó gotas durante toda la mañana. Y lágrimas, uno pensará, de miles y miles de groupies del Rey Sol Marquesi de Son amores, enamoradas del Juan de Son de Fierro, seguidoras del héroe de Valientes y Los Unicos.

Cayó un mito nacional, al fin y al cabo: un galán que se despidió oficialmente de la soltería y que el próximo viernes ofrecerá una súper fiesta para celebrarlo. Los padres de Olivia (dos años y medio) pasaron por el Registro Civil de la avenida Cabildo al 3000, sin levantar demasiado la voz y con la misión de dar el “sí” frente a la ley. Ocurrió a las 12.30, en una ceremonia reservada para los testigos: uno de ellos, justamente, el conductor de aquel auto donde se cruzaron las miradas. Roberto Ramasso, amigo de ambos, se ganó el título de celestino. Quién mejor que él para acompañarlos en su jornada más feliz.

GALAN DE BARRIO. Sus romances mediáticos lo pusieron siempre en el centro de la escena. Martínez, el pibe que creció en Avellaneda, que se hizo actor a los trece para vencer la timidez, que casi pierde una pierna cuando lo atropelló un colectivo a los nueve, cimentó su fama de galán gracias a sus envidiables conquistas. Lola Ponce, Marcela Kloosterboer, Luisana Lopilato y Valeria Britos figuran en esa lista donjuanesca. La sonrisa fachera, que copó el prime time televisivo, y su crecimiento actoral (arrancó en 1995 y nunca se alejó de la pantalla) hicieron el resto.

Cultor del bajo perfil fuera de cámaras, encontró en Giambroni a su compañera ideal. La modelo de Villa María, de carácter rebelde y medidas de ensueño (88-60-91), siempre supo lo que quería. “¿Qué le dije a Mariano aquella vez en el auto? No me acuerdo. Sé que le hizo gracia, quizás por la tonada cordobesa. Por ahí le pedí un cigarrillo... Yo iba al cumpleaños de un amigo y me llevaba Roberto (Ramasso). El fue quien le dio mi número de teléfono. No era la típica fanática de Mariano. Me parecía lindo, pero nada más... Cuando lo conocí, me enamoré. Y ese tiempito que nos dimos al principio terminó por consolidarnos. Me volvió a llamar, tomamos un café... y listo”, cuenta Juliana (23) después del almuerzo en Appassionato, íntimo festejo que siguió a la ceremonia. ¿El menú? Exquisitas entradas italianas y luego platos a elección (predominaron las pastas).

Después, claro, el infaltable brindis. Allí estaban los testigos: Juan Manuel Fernández (amigo de la infancia de Mariano) y su mujer, Agustina Huerga; Natalia Zambianchi (amiga de Juliana); Carlos Resio (otro amigo de Martínez); Claudia Viqueira (tía de Juliana) y el “celestino” Ramasso.

–Me imagino que es difícil describir el sentimiento, Mariano...
–Vivo un tiempo de felicidad total. Queríamos consolidar lo que ya lleva años de unión, llevarlo a lo legal. Pero desde lo sentimental, el compromiso existe desde siempre.

–Por más que sea una formalidad, siempre termina siendo especial, ¿no?
–Claro. Mirá... No nos parecía muy importante casarnos, porque ya vivimos juntos y tenemos a Olivia. Pero mientras se iba acercando el momento, crecía mi ansiedad. Tanto que me fui a practicar un poco de boxeo a la mañana, para bajar unos cambios, je. Y me parece que le contagié la ansiedad a Olivia.

–¿Sí? ¿La notaron especialmente inquieta?
–Totalmente. Durante la ceremonia no paraba de hablar. Me tironeaba, me contaba cosas de su perro Timoteo. Es chiquita, no entiende mucho, pero me imagino que algo le llegó. El viernes, en la fiesta, se va a encargar de llevar los anillos y ahí sí va a ser más fuerte.

–Esa nena te puede.
–Esta mañana me dijo: “Papi, te amo mucho, hasta la Luna”. Si no te mueve eso, ¡no te mueve nada! Tomados de la mano y frente al juez que los unió, los chicos sonrieron. La pareja (él 33; ella, 23), que se conoció hace cuatro años, en su día más especial.

Tomados de la mano y frente al juez que los unió, los chicos sonrieron. La pareja (él 33; ella, 23), que se conoció hace cuatro años, en su día más especial.

“Estuve ansioso todo el día”, reconoció Mariano, quien se lookeó con camisa celeste y pantalón blanco de la marca Vete Al Diablo. Juliana, también con jeans blancos, eligió una camisa en camel. El beso, la firma, las miradas cómplices... Inolvidable.

“Estuve ansioso todo el día”, reconoció Mariano, quien se lookeó con camisa celeste y pantalón blanco de la marca Vete Al Diablo. Juliana, también con jeans blancos, eligió una camisa en camel. El beso, la firma, las miradas cómplices... Inolvidable.

La libreta los delata: para la ley, ya son marido y mujer. El festejo se realizó desde las 13.30 en el restaurante Appassionato, de Palermo.

La libreta los delata: para la ley, ya son marido y mujer. El festejo se realizó desde las 13.30 en el restaurante Appassionato, de Palermo.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig