Me da miedo dormir sola"." /> «En la carrera de modelo, la cabeza es tan importante como el cuerpo» – GENTE Online
 

"En la carrera de modelo, la cabeza es tan importante como el cuerpo"

Actualidad
Actualidad

"Clic!", suena el obturador de su Nikon F 65 y el turista -un españolito adolescente- intenta justificarse: "Pues, lo siento de corazón pero no puedo resistirme a retratar semejante obra de arte". Entonces nos preguntamos: ¿A qué se refiere? ¿A la Torre de Pisa y sus 55,86 metros de altura y 4,10 de inclinación o a Julieta Paola Gutiérrez Pagge y su 1,71 de altura y 52 kilos de peso? ¿A los 248 escalones que marean o a los 85-62-93 que obnubilan? ¿A los 830 años (1173) desde que lo diseñara Bonanno Pisano en Toscana o a los 18 años (4/5/85) desde que la concibieran Patricia (40, empleada) y Ricardo (45, peluquero) en Junín? No importa. Allí están las dos. Imponentes por donde se las mire. Una, más conocida, alrededor de la Piazza dei Miracole. La otra, para conocer, sentada frente al grabador: "Nunca había viajado a Europa, y menos a Italia, la tierra de mis ancestros -se presenta Julieta en sociedad-. No obstante, acá me veo. Quizá el ingreso a Multitalent Agency marque un antes y un después en mi carrera ya que, además de trabajar en la Argentina, quisiera probar suerte afuera. Creo, creo, eh, que tengo con qué".

Duda y, seguro opinarán los lectores, no debería dudar. "Siempre me gané los lugares a pasitos -entiende-. De allí que prefiera tomarme las cosas de manera lenta y segura. Cuando chica soñaba recibirme de maestra jardinera. Luego, de doctora. Gracias a la insistencia de Gustavo Romans, un amigo, me presenté en SuperM/02, quedé entre las once finalistas y comencé una profesión. Armé el bolso, alquilé un departamentito en Almagro y empecé a romperme. Claro que también me anoté en la UBA para seguir Relaciones Laborales. Cultivo el físico haciendo gimnasia a las órdenes de Gabriel Schaab. Pero tampoco deseo descuidar el cerebro. En la carrera de modelo -define-, la cabeza es tan importante como el cuerpo".

-A propósito, ¿vive sin compañía alguna en el departamentito de Almagro?
-Sí y, la verdad -jura-, me da miedo dormir sola.

Clic!", suena el obturador de su pocket Olimpus y el turista -un chileno canoso- intenta disculparse: "Perdonenmé. Mi cámara se tienta ante toda belleza histórica". Entonces nos preguntamos: ¿A qué se refiere? ¿Al Castillo de los Sforza y su estilo renacentista o a Julieta Paola Gutiérrez Pagge y su exótico rostro? ¿A la dominadora Torre de Filarete que lo distingue o a la perfecta piel rosada que la rodea? ¿Al olor a césped recién cortado que invade el aire o al aroma a Ultraviolet que deja la dama mientras camina? No importa. Allí están los dos. Imponentes por donde se los mire. Uno, más famoso, en la capital de Milán. La otra, futura famosa, de nuevo sentada frente al grabador: "Ojos marrones, pelo castaño oscuro y dos hermanos, María Paula (15) y Lautaro (6) -sigue presentándose en sociedad Julieta-. Me enloquece chatear desde el cíber que hay frente a mi edificio, y escuchar Pink Floyd, Charly y Cold Play. Rezo. Adoro Resistiré y salir a bailar. Leo libros de meditación. Toco el saxo. Me muevo en los colectivos 132 y 26 y en la línea A, y los fines de semana sumo 520 kilómetros en tren para ver a mi familia y a mi chico".

Dice y, seguro opinarán los lectores, no debería decir. "Y bueno, lo amo -enfatiza-. Se llama Andrés (Garate, 20). Hace 22 meses que salimos. Desde los 13 me enloquecía. Un día él encaró: 'Morocha, ¿me das la hora?'. Pronto, yo le mandé: 'Nene, ¿me das un beso?'. Respecto del ambiente, hoy no aceptaría posar desnuda. Mis tíos Julito y Gabriel morirían infartados. Sí, pienso en la posibilidad de agregarme lolas, aunque así, a Valeria (Mazza) igual le ha ido bárbaro. El mejor ejemplo de que -tal cual lo mencioné- en la carrera de modelo la cabeza es tan importante como el cuerpo. ¿Qué no me gusta de mí? Las patas de catre. ¿Qué me gusta de mí? Los labios."

-¿Y en qué se parece a Pampita Ardohain?
-Quiero ser Julieta. Creo, creo, eh -repite la reiteración-, que tengo con qué.

por Leonardo Ibáñez
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sofía Delger
(enviados especiales a Pisa y Milán, Italia)
agradecemos a Class Life, Natalia Antolin, Trosman, Caro Cuore y Ricky Sarkany

Entre el Castillo de los Sforza, en Milán, y la Torre Pendente, en Pisa, Julieta inició su primer raid europeo.

Entre el Castillo de los Sforza, en Milán, y la Torre Pendente, en Pisa, Julieta inició su primer raid europeo.

Si bien extrañaría a mi novio y a mi familia, aceptaría el desafío de radicarme afuera", afirma Julieta.">

"Si bien extrañaría a mi novio y a mi familia, aceptaría el desafío de radicarme afuera", afirma Julieta.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig