“En enero quiero estar jugando en Boca” – GENTE Online
 

“En enero quiero estar jugando en Boca”

Actualidad
Actualidad

El calor de Buenos Aires y de sus amigos siempre fueron una tentación para el Apache. Mucho más ahora, que le encontró el gustito al golf y varios de los mejores profesionales argentinos quieren jugar con él. Atrás, como un recuerdo del que se quiere olvidar pronto, quedaron los conflictos en Inglaterra. Carlitos cambió la mala onda en los entrenamientos del Etihad Stadium, por la paz en los verdes campos de golf de la Argentina. Y justamente Andrés Pigu Romero, el hombre que lo introdujo en el mundo del golf, primero lo invitó el sábado 26 de noviembre a un torneo en el country Los Pingüinos, en el que Carlitos ganó junto al golfista porteño Sebastián Fernández. Y el miércoles lo hizo participar en el Pro-Am Copa Personal que el Olivos Golf Club diseña todos los años, en donde se mezclan los profesionales con jugadores amateurs.

Y el ¿ex? delantero del Manchester City deslumbró a todos. Con un swing que mejora cada vez más, se quedó con el torneo en el que jugó junto a tres empresarios y el Pigu. Entre todos marcaron 57 golpes y se quedaron con el primer puesto. Acompañado por Vanesa, su mujer y la mamá de sus dos hijas, el Apache mostró que tiene un físico y una mente preparada también para este deporte. Porque si bien es verdad que durante su vida en Manchester juega, y bastante seguido con su mujer, son muy pocos los que consiguen tanta precisión y concentración. “¿Qué te puedo decir de Carlos? ¡No voy a descubrir nada! Es un gran deportista y tiene muchas condiciones para jugar al golf. Si tengo que destacar algo es la precisión y la fuerza con la que le pega. Además es un tipo muy divertido, eso es lo que más me gusta de él”, asegura Andrés Romero.

¿Pero, cómo sigue la vida futbolística de Tévez? Por ahora es un misterio. El jugador tiene en claro que no piensa volver a Inglaterra y desde hace un tiempo tiene un sueño: quiere volver a jugar con la camiseta de Boca. Y por su parte, ya inició el operativo retorno. Primero limó asperezas con Juan Román Riquelme, el líder del campeón del fútbol argentino, con quien no tenía una buena relación. Pero hubo llamados telefónicos y una cena en la que terminaron de sellar su reconciliación. “Los hinchas de Boca tendríamos que poner plata para que Carlos vuelva a vestir esta camiseta”, aseguró el diez de Boca. Y hace unos días subió la apuesta: envió a su representante, Carlos Rouco, a Inglaterra para destrabar su situación. “Viajá, escuchá todas las ofertas que hay y tratá de destrabar todo. Pero en enero quiero estar jugando para Boca. No importa si tengo que resignar plata, pero me cansé de los viajes y las idas y vueltas. Quiero irme a Tandil, hacer la pretemporada y jugar la Copa Libertadores”, fue lo que le dijo.

Y aunque parezca un sueño alocado, es bien sabido que Carlos tiene la última palabra. Ya está buscando vacantes en colegios de San Isidro para anotar el próximo año a sus hijas, y por estas horas es posible que el Manchester City lo ceda a préstamo, sin cargo, y con una opción que será millonaria. Hoy, tanto el Milan como el Inter de Italia quieren contratarlo y ya enviaron un fax al club inglés para consultar si es posible la incorporación a préstamo por seis meses del jugador argentino. Pero la respuesta fue que “el jugador es quien finalmente va a decidir”. Si se ponen duros los ingleses, pueden terminar con la carrera de Tévez en caso de que el jugador no quiera volver. Pero también está la posibilidad de que evalúen el pedido de Carlitos y piensen que, si hace una buena Copa Libertadores y Boca vuelve a salir campeón, otra será la cotización del jugador argentino que, a los 29, todavía tiene muchos años de carrera. Comenzó a jugar al golf en Inglaterra por una sugerencia del Pigu Romero y no paró más. Hasta convenció a su esposa Vanesa para que tomara clases. El miércoles, en el Olivos Golf Club, mostró todo su talento.

Comenzó a jugar al golf en Inglaterra por una sugerencia del Pigu Romero y no paró más. Hasta convenció a su esposa Vanesa para que tomara clases. El miércoles, en el Olivos Golf Club, mostró todo su talento.

Carlos demostró que no sólo tiene talento para el fútbol. Acompañó a Andrés Romero en su preparación y entrenamientos antes de que el golfista tucumano arranque el Abierto de la República Argentina.

Carlos demostró que no sólo tiene talento para el fútbol. Acompañó a Andrés Romero en su preparación y entrenamientos antes de que el golfista tucumano arranque el Abierto de la República Argentina.

Carlos decidió terminar la manga de su tatuaje en la mano derecha. Lo que más resalta es la cara de un tío que murió (ex combatiente de Malvinas) y al que el Apache quería mucho. Acompañado por su esposa Vanesa, que también juega al golf, caminó los 18 hoyos y tuvo un gran desempeño.

Carlos decidió terminar la manga de su tatuaje en la mano derecha. Lo que más resalta es la cara de un tío que murió (ex combatiente de Malvinas) y al que el Apache quería mucho. Acompañado por su esposa Vanesa, que también juega al golf, caminó los 18 hoyos y tuvo un gran desempeño.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig