“En dos años me retiro del hockey” – GENTE Online
 

“En dos años me retiro del hockey”

Actualidad
Actualidad

Por quinta vez en su carrera deportiva, todo un récord en la historia mundial del hockey femenino, Luciana Aymar fue distinguida como la mejor del planeta. Y esta vez, a diferencia de las cuatro anteriores (2001, 2004, 2005, 2007), decidió festejarlo a lo grande. Contrató a una empresa de comunicaciones, alquiló una lujosa casa en Palermo Hollywood y lo celebró junto a 50 invitados, entre los que se encontraban Nilda y René, sus padres, sus hermanos Lucas y Fernando, algunas Leonas, compañeras de su club actual –Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires–, y amigas de su Rosario natal, como la modelo Valeria Mazza. “Este es uno de los premios más importantes de mi carrera. Me quedan sólo dos años por delante a nivel internacional y se disfruta y mucho”, le dice Luciana a GENTE, a pocos minutos del inicio de un festejo que se iba a extender hasta las doce de la noche. No fue un premio más en su larga carrera, y se nota.

La ceremonia, realizada el sábado en la ciudad de Los Angeles y organizada por la Federación Internacional de Hockey, fue trascendental en la carrera de Lucha. Porque además del premio como la mejor del 2008, para el cual también estaban ternadas la Leona Carla Rebecchi, las holandesas Naomi van As, Minke Booij y Janneke Schopman, las alemanas Natascha Keller y Fanny Rinne y la china Baorong Fu, la mediocampista fue nombrada Leyenda del Hockey: “Esto, desde el punto de vista profesional, es el mejor reconocimiento al que cualquier deportista puede aspirar”, dice y se emociona.

Unos minutos antes, René, su papá y su hincha número uno, había confesado: “Todavía recuerdo cuando a los siete años comenzó a jugar en Fisherton. Nunca imaginé que llegaría a tanto. Por suerte, el próximo Mundial se va a jugar en Rosario. Vamos a hacerle la despedida que se merece”. Cerca de las ocho de la noche, vestida por Benito Fernández, la anfitriona baja por unas largas escaleras de mármol, se roba los aplausos de sus amigos y acepta el mano a mano con GENTE.

–¿Cómo fue la fiesta en Los Angeles?
–Increíble, la mejor de todas. Fue en los estudios Universal y prepararon un agasajo de primer nivel. Llevaron extras de personajes conocidos de Hollywood y vos caminabas por la alfombra roja del salón y te encontrabas con Robert Redford, Robin Williams o Richard Gere, algo muy loco e impactante.

–Y como broche de oro, semejante premio...
–Fue emocionante, porque el premio al Mejor Jugador del Año es el más esperado. Y lo viví con gran orgullo, porque es un homenaje para todas las personas que me siguen y me apoyan. Sin dudas, esto me da fuerzas para seguir representando a la Argentina.

–¿Cuál fue el halago que más te emocionó?
–Los que vinieron de parte de gente de la FIH. Muchos me decían: “Nunca va a existir otra jugadora como vos. Es más: muchas veces voy a los torneos o a los partidos que juega la Argentina, para verte”.

–¿Cuándo decidiste dejar el hockey en dos años?
–Hace poco. Te lo doy como primicia. Creo que fue cuando volví de los Juegos de Beijing. Y se va a dar como el cierre de un ciclo, un broche de oro. Porque comencé mi carrera en Rosario y la voy a terminar ahí cuando se juegue el Mundial.

–¿Entonces ya no habrá más Juegos Olímpicos para Luciana Aymar?
–No, no, eso ya lo tengo decidido. Es difícil decir “acá termina mi carrera”, porque uno siempre quiere dar un poco más. Pero por mi edad, y por todo lo que hice hasta ahora, sería correcto que me retire en el 2010. Quiero empezar a pensar otras cosas fuera del hockey, algo que tenga que ver más con mi vida personal.

–¿Te separaste de tu novio, Mario Guerci?
–Sí, hace dos meses. Fue al poco tiempo de volver de los Juegos Olímpicos. Le sigo teniendo mucho cariño y respeto, pero vivimos vidas muy distintas. Se nos hacía muy difícil combinar tiempos y momentos, teníamos ambientes diferentes, era todo muy complicado. Lo quiero y lo voy a seguir queriendo siempre, pero la cosa no funcionaba.

–La última: ¿por qué esta vez decidiste celebrar este premio con una gran fiesta?
–Porque fue muy especial, y porque este deporte me dio la posibilidad de conocer lugares y personas extraordinarias. Y quería compartir este momento con aquellos que tuvieron que ver con mi carrera deportiva en todos estos años. Con este premio, el quinto de su cosecha personal, Lucha se convirtió en la jugadora que más veces lo recibió: “En la entrega muchos me decían: ‘¡Vos no ganás, robás!’. Fue muy divertido”, comenta.

Con este premio, el quinto de su cosecha personal, Lucha se convirtió en la jugadora que más veces lo recibió: “En la entrega muchos me decían: ‘¡Vos no ganás, robás!’. Fue muy divertido”, comenta.

El sábado en Los Angeles, de la mano de la presidenta de la Federación Internacional de Hockey, la holandesa Els van Breda Vriesman, recibió los dos premios: como Mejor Jugadora del Año y como Leyenda.

El sábado en Los Angeles, de la mano de la presidenta de la Federación Internacional de Hockey, la holandesa Els van Breda Vriesman, recibió los dos premios: como Mejor Jugadora del Año y como Leyenda.

“A Mario lo quiero y lo voy a seguir queriendo siempre, pero la cosa no funcionaba. Se nos hacía muy difícil combinar tiempos y momentos, teníamos ambientes diferentes, era todo muy complicado”.

“A Mario lo quiero y lo voy a seguir queriendo siempre, pero la cosa no funcionaba. Se nos hacía muy difícil combinar tiempos y momentos, teníamos ambientes diferentes, era todo muy complicado”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig