¿En crisis? – GENTE Online
 

¿En crisis?

Actualidad
Actualidad

Dicen que no viven juntos desde hace diez días. “Están separados, es un hecho”, sentencian. Cuentan que los compromisos laborales, las horas fuera de casa, las llegadas tarde, las partidas tan temprano, las ausencias de ella (que estaba de gira en gira por el interior del país) terminaron en crisis. Hoy, Nicolás Vázquez (30) se habría ido del PH que compartían en Olivos. Hoy, Mercedes Funes (29) dejó de sonreír. “Se deben haber tomado un tiempo... Pensá que ni se estaban viendo. El graba todos los días Casi Angeles y los fines de semana se la pasa en el teatro Gran Rex. Ella está de gira con Flores de acero, una obra que está recorriendo el país. Yo creo que todo esto va a terminar en una hermosa reconciliación”, apuesta un íntimo, muy optimista. Otros, los no tan amigos, se juegan por un motivo mucho más fuerte y afirman que existe una tercera en discordia. Que Mercedes empezó a celar a Nico con Gimena Accardi, la actriz que interpreta a su novia en la ficción de la novela. Y nunca falta el que niega todo: “Pero están bien; no se ven porque están a full con el trabajo, nada más. Esto es una gran mentira, como cuando dijeron que Mercedes estaba embarazada o cuando tiraron que Nico salía con Emilia Attias. ¿Qué les pasa? ¿No pueden ver a una pareja feliz?”.

Seis años de novios y dieciséis meses de casados. Ese, parece, fue todo el tiempo que pasaron juntos. Mercedes y Nicolás se conocieron siete años atrás, cuando la televisión los reunió para hacer un programa: Calientes, se llamó. Lo primero fue un café. Enseguida vino la invitación al cine y los pochoclos en la falda de ella. Y el primer beso. También, la convivencia. Cuando cumplieron cuatro años juntos, ella se atrevió a dar el primer gran paso: lo invitó a cenar y le propuso compromiso, con anillos incluidos. Nico aceptó, claro. Después llegó el pedido de casamiento; esta vez fue él quien se animó. Y se casaron en la Iglesia de Guadalupe, el 21 de abril del año pasado. El evento fue para 200 invitados, con fiesta y todo. Aquella vez, la luna de miel quedó postergada por razones laborales.

Promesas que no se cumplieron. Antes de casarse, los dos cuidaban los detalles y trataban de no trabajar al mismo tiempo en televisión, porque eso significaba estar continuamente fuera de su casa y no verse tan seguido. Pero el año pasado, Cris Morena le ofreció a Nicolás Vázquez entrar a trabajar en su empresa, y lo primero que hizo fue reemplazar a Mariano Martínez en Alma pirata. Mientras, Mercedes hacía Juanita, la soltera para Canal 13. Ese verano sobrevivieron en Mar del Plata: combinaron trabajo y placer, gracias a que él hizo el unipersonal Mutando reanimado, una obra que habían escrito juntos. Pero ya entonces las cosas se complicaban: de lunes a jueves el actor grababa en Buenos Aires Casi Angeles, y de jueves a domingo se subía al escenario para realizar dos funciones de teatro. En marzo, Nico volvió agotado. Y, encima, sus horas de trabajo aumentaron: debía adelantar capítulos en la novela éxito de Telefe, porque en las vacaciones de invierno iban a tener que realizar funciones en el Gran Rex. Los comentarios sobre la crisis empezaron a crecer en voz baja, pero ellos los negaban.

Celos y rumores. Se escucha en los estudios Pampa que los besos que se dan Nicky y Malvina no son solo de ficción. Nicolás conoció a Gimena Accardi (22) en Alma pirata, donde hacían de hermanos, y ahora hace la contrafigura de Emilia Attias y lucha por el amor de Vázquez. Hace poco, en una nota, Gimena reconoció: “Nos llevamos tan bien que podemos hacer de hermanos, novios o amantes”. A Mercedes, la frase no le cayó para nada bien, cuentan. Y poco le importó que le dijeran que la tal Gimena tenía un novio, divino, llamado Fer…

Por ahora, lo único confirmado es que en septiembre se cruzarán en los pasillos de Pampa. Mercedes ya aceptó ser la contrafigura de Romina Yan en Bella y Bestia son, una nueva tira de Telefe. Mientras, para la vida, el final queda abierto.

Necesitan pasar más tiempo juntos. Pero hoy ninguno está dispuesto a descuidar su trabajo. Sus íntimos dicen que sólo se tomaron un tiempo, y los más optimistas apuestan a la reconciliación.

Necesitan pasar más tiempo juntos. Pero hoy ninguno está dispuesto a descuidar su trabajo. Sus íntimos dicen que sólo se tomaron un tiempo, y los más optimistas apuestan a la reconciliación.

Después de seis años de novios, él le pidió casamiento por Civil y por Iglesia. El 21 de abril del año pasado salieron de la mano de la Iglesia de Guadalupe.

Después de seis años de novios, él le pidió casamiento por Civil y por Iglesia. El 21 de abril del año pasado salieron de la mano de la Iglesia de Guadalupe.

El último verano, juntos en el este.

El último verano, juntos en el este.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig