Ahora leyendo
Emocionante: Mara, la elefanta que salió del Zoo de Palermo, ya vive en el santuario de elefantes de Brasil

Emocionante: Mara, la elefanta que salió del Zoo de Palermo, ya vive en el santuario de elefantes de Brasil

Avatar

Después de viajar 2.750 kilómetros, la elefanta asiática que estuvo 25 años en el Zoo porteño llegó a su hogar definitivo.

El santuario de elefantes brasileño fue el primero en comunicar su arribo con una foto que dice “Bem-vinda Mara” (“Bienvenida Mara” en portugués). Además, con entusiasmo, exclamaron: “Después de 2750 kilómetros recorridos llegó el gran momento. Su nueva vida está por comenzar. Mara llegó con su nueva familia y tiene una nueva oportunidad de volver a ser un elefante“.

Mara nació en la India, vivió en el zoológico de Alemania y en 1970 fue traída a América del sur para trabajar en circos. Fue en 1995 que la ley que prohibe la explotación de animales en los circos, provocó que Mara fuera enviada al zoológico de Buenos aires, en dónde vivió hasta hace muy poquitos días.

Su viaje comenzó el 9 de mayo cuando salió del zoo de Palermo en una caja de traslado. Y en el camino, Mara “se mostró tranquila y se alimentó e hidrató con normalidad bajo la atenta mirada de todo el equipo del Santuario de Elefantes Brasil”. Debido a la pandemia, sus antiguos cuidadores no pudieron acompañarla en todo el trayecto.

El trayecto que realizó Mara.

Y ayer, en el día previo a su llegada, comió caña de azúcar, bananas, bamboo, pasto recién cortado y tres variedades de hojas que nunca había probado: hojas de banano, de palmera y de mangueira. Y las tres le encantaron, como muestra el siguiente video filmado dentro de la caja:



Sus últimos 40 kilómetros fueron por un camino de tierra y barro, por lo que, a las 5am de hoy, fue trasladada con una grúa a un vehículo más alto para poder realizar este trayecto sin problemas.

Puede interesarte

Hoy terminó su viaje y arranca su nueva historia. En breve podrá descubrir que en su nuevo hogar ya hay otras elefantas de su misma especie: Lady, Rana y Maia.

Ir Arriba