“Ella hablaba de Forlán como el hombre de su vida” – GENTE Online
 

“Ella hablaba de Forlán como el hombre de su vida”

Actualidad
Actualidad

Vi el vestido de novia de Paulina Rubio y me gustó tanto que busqué quién se lo había diseñado. Fui a verla, le pedí uno onda el de Wanda y me quedó divino desde la primera prueba”. Así descubrió Zaira Nara a Rosa Clará, la diseñadora catalana que eligen las celebrities más chic de Europa para pasear sus figuras por las red carpets del Viejo Continente: Paulina Rubio, Shaila Durcal y modelos como Esther Cañadas. Pero Rosa ha cruzado el océano y fue la elegida de Zaira para diseñar –juntas– el traje de novia que la modelo nunca llegó a usar, al no concretarse su casamiento con Diego Forlán.

Se trata del vestido que espera guardado en un ropero del cuarto de huéspedes de Wanda Nara en el barrio privado Santa Bárbara. ¿Cómo se conocieron Rosa y Zaira? “Se puso en contacto con nosotros pues le gustaba nuestro estilo, y en España hemos casado a varias novias de jugadores de fútbol. Nuestro primer encuentro fue cuando vino a ver mi desfile en la Barcelona Bridal Week 2011. Habíamos hablado por teléfono unos días antes y la invité para que viera mis diseños. Zaira estuvo sentada en la primera fila de mi pasarela”, recuerda la diseñadora. Paradoja del destino: el viernes 24 de junio, Zaira realizó una producción vestida de novia, que recién saldrá a la calle en septiembre. ¿Cómo se veía Zaira dentro del vestido de Clará? Del otro lado de la línea, la diseñadora catalana relata sus encuentros con la argentina.

–¿Pensaron el vestido juntas?
–Sí. Nuestro segundo encuentro fue en mi atelier, y juntas empezamos a pensar el diseño. Ella es una mujer muy guapa y agradable en el trato. Nos entendimos enseguida.

–¿Cómo la veía a Zaira en esos días?
–Estaba muy emocionada. La verdad, cuando nos enteramos de la noticia nos sorprendimos mucho con mi equipo, porque ella hablaba de Diego Forlán como el hombre de su vida. Zaira quería un vestido sencillo, porque él también lo era.

–¿Cómo era el vestido?
–El que eligió para la boda civil era un traje de tul de seda natural y encaje rebrodé, exclusivo para ella. Tenía una combinación de blanco con sofisticados toques de oro. En cuanto a los tejidos, he trabajado con el satén, el punto de seda, el tul, el voile de seda, la organza de seda, el tul plisado y encaje chantilly, que le daban diferentes tonos de blanco, pero añadiendo el color nude y la novedad del oro en algunos detalles.

–¿Una novia debe tener un vestido minimalista o uno barroco?
–Depende de cada novia y del tipo de boda que quiera. Lo importante es que no se disfrace, pues para su gran día debe sentirse segura de sí misma.

–¿Por qué la eligen a usted las grandes figuras a la hora de casarse?
–Pienso que en su momento fuimos técnicamente revulsivos en el sector: aportamos creatividad, moda y, sobre todo, dimos prioridad e importancia a la calidad de los tejidos. Hasta entonces no había un producto igual en el mercado.

–¿Cuál fue la clave para que sus diseños circularan por las pasarelas más selectas de Europa?
–Nosotros empezamos vendiendo a través de las principales ferias de novia de Milán, París y Nueva York. Vimos que nuestro producto tenía gran aceptación en mercados como el italiano y así comenzó todo. Una cosa llevó a la otra, y así llegamos a todo el mundo.

–¿Cuáles son las extravagancias que le pidieron las novias más famosas?
–La verdad es que todas han tenido las ideas muy claras y han sido fieles a su estilo personal. No me han pedido ninguna extravagancia hasta el momento.

–¿Incluye en los vestidos cintas azules y otras cábalas que usan las novias?
–Nuestros vestidos están hechos a la medida de los sueños de cada una y atendemos a sus peticiones. No lo hacemos por defecto, pero sí si nos lo piden.

–¿Zaira le pidió algo de eso? ¿Tenía alguna cábala para ese día?
–Eso es muy privado. Sólo te puedo decir que su vestido resaltaba la feminidad de su figura. Ella es muy hermosa y muy tranquila. Es la clienta perfecta... Es una pena que no lo haya podido usar y no lo guarde. Se veía deslumbrante.

–¿Los novios se meten en el diseño y gustos de sus futuras mujeres? ¿Forlán acompañó alguna vez a Zaira a una prueba?
–Algunos lo hacen, pero en general la novia sigue manteniendo la expectativa de su traje hasta el final, y el novio siempre es sorprendido positivamente. A ella no la acompañó Forlán en ningún momento. Normalmente se dejan aconsejar por sus madres.

–¿Cómo se enteraron de que, finalmente, Zaira no se casaba con Diego Forlán?
–Por los medios. Ella nunca nos dijo nada. Me sentí sorprendida y apenada. Ella se veía como una novia muy ilusionada. Es abogada, pero desde hace 16 años se dedica a confeccionar vestidos de novia. Es la más elegida entre las celebrities europeas que deciden casarse.

Es abogada, pero desde hace 16 años se dedica a confeccionar vestidos de novia. Es la más elegida entre las celebrities europeas que deciden casarse.

Cuando la modelo vio el vestido de novia que había usado Paulina Rubio para su boda, no paró hasta ubicar a su diseñadora, la catalana Rosa Clará. Hablaron por teléfono y la creadora española la invitó al Barcelona Bridal Week 2011. “Ella es una mujer muy guapa y muy agradable en el trato. Nos entendimos enseguida”, contó. Para la boda civil le hizo un exclusivo traje de tul de seda natural y encaje rebrodé, que tenía una combinación de blanco con sofisticados toques de oro.

Cuando la modelo vio el vestido de novia que había usado Paulina Rubio para su boda, no paró hasta ubicar a su diseñadora, la catalana Rosa Clará. Hablaron por teléfono y la creadora española la invitó al Barcelona Bridal Week 2011. “Ella es una mujer muy guapa y muy agradable en el trato. Nos entendimos enseguida”, contó. Para la boda civil le hizo un exclusivo traje de tul de seda natural y encaje rebrodé, que tenía una combinación de blanco con sofisticados toques de oro.

“Volví a mi viejo amor”, dijo Zaira, pero hablaba de  La cocina del show, el programa que abandonó a fines del año pasado para instalarse en Europa junto a Diego Forlán. ¿Referencias a su ex novio? <i>“Tengo que cambiarle el chip que le pusieron a mi perrita –Morena– para que viaje a España, porque si se pierde se la devuelven al uruguayo”</i>, y cerró el tema: <i>“Tengo un bozal legal”</i>.

“Volví a mi viejo amor”, dijo Zaira, pero hablaba de La cocina del show, el programa que abandonó a fines del año pasado para instalarse en Europa junto a Diego Forlán. ¿Referencias a su ex novio? “Tengo que cambiarle el chip que le pusieron a mi perrita –Morena– para que viaje a España, porque si se pierde se la devuelven al uruguayo”, y cerró el tema: “Tengo un bozal legal”.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig