EL ULTIMO ADIOS – GENTE Online
 

EL ULTIMO ADIOS

Actualidad
Actualidad

Abrumados por el dolor, con las manos extendidas para brindarle la última caricia, allí estaban sus padres, desbordados por la congoja en el último adiós a Lucas Rebolini Manso, en el cementerio de la Chacarita. Antonio Grimau (69) se mordía los labios. Leonor Manso (61) no paraba de rezar. El silencio era crudo, avasallante. Ambos rozaban el cajón, entre los sollozos de sus seres queridos. Quebrados, no pronunciaron palabra y se juramentaron a no hablar, por respeto. Tan sólo atinaron a abrazar a sus hijas. Antonio, apuntalado por Antonia (13) y Luciana (26); Leonor sosteniendo como podía a Paloma (27), que no podía parar de llorar.

El golpe fue tan duro que la actriz comunicó por intermedio de un agente de prensa que había decidido no formar parte de la obra de Arthur Miller, Todos eran mis hijos, producida por Daniel Grinbank, con fecha de estreno el 18 de abril. Por su lado, Grimau retomó los ensayos de El anatomista, que comenzará el 7 del mes próximo en el Regina. El lunes 29 de marzo por la tarde, GENTE intentó charlar con él en la puerta del teatro, pero el actor, visiblemente conmovido, hizo señas con su mano derecha, dando a entender que quería mantenerse callado.

Ahora hay que esperar de qué manera sigue la causa. Esta continúa debido a las irregularidades que presentó la muerte de Lucas, quien entró al hospital Fernández a las 0.45 del 6 de febrero con un cuadro de excitación psicomotriz, pero se escapó, y luego fue encontrado desnudo en plena calle, hasta que pasadas las 2 de la mañana fue reingresado al nosocomio en una ambulancia del SAME, falleciendo el 10 de febrero a las 9.15 horas a causa de una neumopatía. Sus padres denunciaron su ausencia el 3 de marzo, pero recién se supo el 16 de ese mes que el cuerpo que descansaba en la morgue era el de él, después de que se publicara su retrato en facebook y saliera por televisión. Y pese a que la revisión de la autopsia practicada al cadáver determinó que no existieron irregularidades y que no fue golpeado por la policía, el fiscal Marcelo Solimine todavía aguarda conocer estudios complementarios. Aún faltan los resultados de los exámenes de las vísceras y otros órganos. Recién cuando la Justicia sepa a ciencia cierta qué clase de intoxicación padecía, Lucas podrá descansar en paz. Antonio Grimau y Leonor Manso acarician el cajón y se despiden, antes de que el cuerpo de Lucas ingrese a un nicho en el cementerio de la Chacarita.

Antonio Grimau y Leonor Manso acarician el cajón y se despiden, antes de que el cuerpo de Lucas ingrese a un nicho en el cementerio de la Chacarita.

El cajón de Lucas Rebolini Manso llega al cementerio de la Chacarita. Enseguida lo envolvieron con una bandera de Huracán, club del que era fanático. Sus padres y hermanas le rindieron homenaje con una corona. Antonio Grimau compartió la angustia con sus hijas, Luciana y Antonia.

El cajón de Lucas Rebolini Manso llega al cementerio de la Chacarita. Enseguida lo envolvieron con una bandera de Huracán, club del que era fanático. Sus padres y hermanas le rindieron homenaje con una corona. Antonio Grimau compartió la angustia con sus hijas, Luciana y Antonia.

Lunes 29 de marzo, 19.30 horas. El actor ingresa al teatro Regina para el ensayo de la obra El anatomista, que se estrenará el 7 de abril. Cuando se cruza con GENTE hace señas con su mano derecha, dando a entender que no desea hablar.

Lunes 29 de marzo, 19.30 horas. El actor ingresa al teatro Regina para el ensayo de la obra El anatomista, que se estrenará el 7 de abril. Cuando se cruza con GENTE hace señas con su mano derecha, dando a entender que no desea hablar.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig