«¿El secreto de nuestro éxito? Ninguno le teme al ridículo» – GENTE Online
 

"¿El secreto de nuestro éxito? Ninguno le teme al ridículo"

"Ja ja, ja… Ja, ja, ja… Ja, ja, ja…" Las carcajadas no son
espontáneas. Un grupo de reidores profesionales (sí, como en toda comedia que se
jacta de tal, hay gente que cobra por reírse) responden como verdaderos expertos
a las señas del director de risas (sí, otra profesión casi indispensable en los
programas de humor).
No es que Florencia Peña y Guillermo Francella no sean capaces de despertar
risas. Claro que no. Pero "esta gente siempre ayuda, son los marcadores del
humor
", aseguran los guionistas Diego Alarcón y Axel Kuschevatzky,
responsables de adaptar "en argentino" los 257 capítulos de la serie
original Married with Children.

"Ja, ja, ja… Ja, ja, ja… Ja, ja, ja…"
Esta vez, Moni (Florencia, obvio), la esposa de Pepe Argento en la versión local
de Casados con hijos (lunes a jueves a las 22, por Telefe), se depila los
bigotes frente a cámaras. Del otro lado, la observan casi tres millones de
personas (¡arrancaron con 28,9 puntos de rating!).

Ahora, durante un stop de la grabación, con su pelo teñido de rubio, la ex
Pechocha confía a GENTE uno de los secretos de este programa éxito: "Ninguno,
ni Guillermo ni yo, le teme al ridículo
".

Y lo dice así:
-La mayoría de las mujeres se acobardan ante la fealdad, no les gusta no verse
lindas. A mí, en cambio, me encanta ridiculizarme.
Francella (se suma a la charla): Flor lleva el humor en las venas, tiene
la misma facilidad para hacer reír frente a cámaras como detrás de ellas. Es una
comediante muy fresca, nunca te deja pagando. Y ahí va mi primera flor, para
usted, mi reina.
Peña: Gracias, bombón. Para usted también hay: me divierto muchísimo
laburando a su lado, me basta con verlo para largar la carcajada…
Francella: Ya me está tomando el pelo…

-Tu personaje, el de Pepe, está cansado de la rutina matrimonial. ¿Después
de quince años de casado, cuántas veces le pasó a Francella?
Francella:
La verdad que ninguna. Yo no perdí nada en mi matrimonio. Al
contrario, con María Inés gané. Tengo dos hijos de 14 y 11 años. Hace 18 años
que nos conocemos y 15 que estamos felizmente casados. Todavía, eso te lo
aseguro, nos seguimos buscando todo el tiempo. Y no te lo digo para quedar bien
con ella, pero a Pepe le desapareció la pasión y yo sigo sintiendo el bichito
acá dentro.
Peña (mirándole la entrepierna): ¡¿De qué bichito habla, don Guillermo?!
Francella: De ese también, sí, sí… El único parecido que me veo a Pepe es
que los dos somos muy viscerales, calentones e impulsivos.
Peña: ¿Lo de calentón, lo dice por…?
Francella (en su rol de Pepe): Por vos no, mamita…
Peña (como Moni): Ya me imaginaba, si hace quince años que estoy
esperando una alegría tuya. (Risas)

-Y vos, Peña, ¿qué onda con esa vida en pareja que lleva junto al padre de
su hijo?
Peña:
¡Me caso!
Francella: ¡Joder!
Peña: ¿No te lo dije? Ah, sí, sí. No titules con eso, a ver si me mufás.
Pero es la idea: quizás a fin de año nos casemos. La verdad es que con Mariano
nos tomamos la vida con mucho humor. Ese es nuestro gran salvavidas.

-¿Y de la pasión, qué?
Peña:
Yo no creo que la perdamos nunca. El día que la pierda, me pierdo…

-¿Qué se siente ganarle a Los Roldán, el peso pesado de la tevé?
Francella:
Te alegra, pero no nos podemos fijar en eso. Además, aunque son
dos tiras familiares, se trata de dos programas muy diferentes. Con Flor hacemos
una comedia respetando la precisión que te marcan los guionistas; no
improvisamos ni una sola línea. Nosotros estamos acostumbrados a la comedia
costumbrista, a hablar todos juntos, a improvisar. Esto es todo lo contrario;
todo está muy bien puesto en su lugar, pensado de antemano. No tenemos respiro:
hay un chiste detrás de otro.
Peña: Yo, por mi lado, tenía una sola preocupación y no era el rating.
Quería despegar del personaje que hice en La niñera. Llegué preocupada a los
primeros ensayos y hablé mucho con Guille y los autores, porque no quería caer
en la repetición. Hoy siento que lo logré.

-Ustedes están muy juntos en la tele, pero van a competir en el teatro.
¿Habrá guerra de taquillas?
Peña:
Yo no compito con Guillermo, al contrario. El otro día fui a verlo en
Los productores. Me sorprendió y me encantó verlo cantar y bailar.
Francella: Yo tampoco compito, porque Revista Nacional la van a realizar
dos amigos míos, como son Adrián Suar y Flor. Yo antes me enganchaba mal con el
rating, con las ventas de entradas. Ahora no.

-¿Qué pasó?
Francella:
Quiero ser papable.
Peña: ¿No te diste cuenta de que está hecho un Santo?
"Ja, ja, ja… Ja, ja, ja… Ja, ja, ja…"
Esta vez las carcajadas son espontáneas. Son las risas del humor que Peña y
Francella viven fuera de cámaras.

Guillermo (15 años de matrimonio, dos hijos) y Florencia (

Guillermo (15 años de matrimonio, dos hijos) y Florencia ("a punto de casarme", confía, y mamá de un varón de dos años) en la piel de el señor y la señora Argento, cabezas de una familia poco convencional.

Conviven en una casa hipotecada ubicada entre Flores y Floresta. ¿Los integrantes del clan? Un matrimonio que lleva 15 años de casados, formado por Pepe (Francella) y Moni (Peña); dos hijos adolescentes, Paola (Luisana Lopilato) y Coqui (Dario Lopilato, el hermano real de la ex Rebelde Way); y un perro callejero (Fatiga). Todos ellos entran en acción de lunes a jueves, a las 22, por Telefe.

Conviven en una casa hipotecada ubicada entre Flores y Floresta. ¿Los integrantes del clan? Un matrimonio que lleva 15 años de casados, formado por Pepe (Francella) y Moni (Peña); dos hijos adolescentes, Paola (Luisana Lopilato) y Coqui (Dario Lopilato, el hermano real de la ex Rebelde Way); y un perro callejero (Fatiga). Todos ellos entran en acción de lunes a jueves, a las 22, por Telefe.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig