Ahora leyendo
¿A qué se debe el renovado protagonismo de Santiago Cafiero?

¿A qué se debe el renovado protagonismo de Santiago Cafiero?

Avatar

Con sólo observar con atención la actualidad política se hace evidente que las comunicaciones del Gobierno pasan cada vez más por el jefe de Gabinete de Alberto Fernández, que adquiere cada vez más presencia.

El pedido del presidente Alberto Fernández (61) fue contundente, de acuerdo al informe de Negocios&Política. “Necesitamos un Carlos Vladimiro”, fue la orden que dio tras la jornada de reclamos de la Bonaerense.

El pedido hacía alusión a Carlos Corach, ministro del Interior durante la segunda presidencia de Carlos Menem (90). Durante la segunda mitad de los 90′ el funcionario tenía la misión de salir todos los días a responder las preguntas de los periodistas y adelantarse a cualquier posible ataque al gobierno.

Muchos pensaban que la coyuntura política reclamaba a alguna figura que se hiciera cargo de la tarea. Si bien al principio no todos manifestaron conformidad con el hecho de que esa persona fuera Santiago Cafiero (41), el Presidente aceptó la sugerencia.

Fuentes cercanas al Gabinete señalan que Cafiero ansiaba cumplir este rol, aunque Fernández prefería mantenerlo en resguardo.

“La cosa estaba un poco desorganizada y cada funcionario salía a decir lo que le parecía. Tampoco servía que salga todos los días Alberto, porque erosionaba la imagen”, le reveló a Negocios&Política una fuente del Grupo Callao, que trabajó codo a codo con el jefe de Gabinete durante la campaña y ahora tiene un lugar estratégico en el Palacio San Martín.

Antes de delegar en Cafiero la misión que supo tener Carlos Corach entre 1995 y 1999, desde el Gobierno testearon si el diputado Leandro Santoro (44), acostumbrado a los debates mediáticos, tenía las cualidades para cumplir ese rol. Si bien parecía apto para la tarea, había algunas interferencias: en primer lugar, tiene un cargo en otro poder y por eso no convenía ubicarlo en la situación de tener que estar continuamente defendiendo al Gobierno. Aparte de eso, su pasado radical era determinante para que muchos peronistas no lo aceptaran.

Otra opción fue Aníbal Fernández (63), pero en el entorno presidencial consideraron que a pesar de su capacidad llega con cierto desgaste. Con estos dos hombres descartados surgió la idea de buscar a alguien “nuevo y propio”.

Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, junto al presidente Alberto Fernández.

Santiago es más que Corach, es mucho más, porque tiene la lapicera del Estado. Tiene más peso político, señaló una fuente muy cercana al Presidente. Y prefirió comparar la figura del jefe de Gabinete en relación a Fernández con la que éste tenía respecto a Néstor Kirchner, de quien fue jefe de Gabinete entre 2003 y 2008.

El miércoles tuvo una prueba de fuego en el programa A dos voces (TN). Durante la tensa entrevista conducida por Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, Cafiero acusó directamente al Grupo Clarín: “Yo les digo que no se crean las notas que aparecen en su diario”. En la misma tónica, añadió en defensa de la vicepresidenta, Cristina Fernández (67): “Permanentemente le echan la culpa de todo lo que sucede en Argentina”.

Puede interesarte

A pesar de los cruces y de un “blooper” de Santiago Cafiero, el resultado fue bien valorado en el núcleo cercano al Presidente. Pega bien en cámara y ahora está más desenvuelto. Ya ganó la seguridad que necesitaba. Además, labura todo el día: entra a las 8 de la mañana y se va a las 11 de la noche”, explicó la misma fuente a Negocios&Política.

En diez días, el jefe de Gabinete tendrá que presentarse en el Senado para informar sobre su gestión. Deberá responder por escrito 760 preguntas de los legisladores y hay quienes esperan que tenga alguna sorpresa preparada para ese encuentro, el 7 de octubre.

Ir Arriba