“El pueblo argentino nos dio una lección de solidaridad” – GENTE Online
 

“El pueblo argentino nos dio una lección de solidaridad”

Actualidad
Actualidad

Por momentos, la alegría de ver a tanta gente reunida para ayudar a su país lo emociona hasta las lágrimas. Y si bien disfruta de cada acorde que sale de la guitarra de Gustavo Cerati, uno de sus músicos favoritos desde la adolescencia, cuando colgaba pósters de Soda Stéreo en su habitación, Gonzalo Valenzuela (32) no para de darse vuelta y agarrarse la cabeza. “Nunca imaginé esta respuesta. Hoy el pueblo argentino nos dio una lección de solidaridad”, dice mientras revolea una bandera de su querido Chile. A su lado, Juana Viale (27) y su papá, Ignacio Viale, le tapan los oídos a Silvestre para que la música no perturbe el sueño del nene de dos años. Es sábado a la tarde, y toda la familia se unió a esta gran idea de la Red Solidaria que fue Argentina Abraza a Chile. Aplauden cuando Cerati arremete: “Esto lo hacemos por los pobres, los que sufrieron, no por los gobiernos”. Y ante cada noticia sobre números y cifras de lo donado llegará el aplauso, el aliento y un acercamiento de Gonzalo al pie del escenario, para acercarle a Vicentico una bandera chilena y bailar con Silvestre sobre sus hombros al ritmo de Matador: “Estoy sorprendido y conmovido al mismo tiempo. Por la calidad de los artistas argentinos y su grado de compromiso, y por todo lo que hoy nos demostró este pueblo”, asegura el galán de Botineras.

–¿No esperabas esta convocatoria?
–No, nunca imaginé que cien mil argentinos se podían juntar para ayudar a Chile. Como te comenté antes, hoy nos dieron una lección. Demostraron que aquellas heridas que había, cicatrizaron. La gente nos dijo a todos los chilenos que estábamos perdonados por aquellas c... que se mandaron aquellos políticos, mamarrachos de turno a ambos lados de los Andes, que terminaron por enfrentarnos.

–¿Lo decís por lo que pasó en la guerra de Malvinas? ¿No creés qué es algo que quedó en el pasado?
–Hasta hoy siempre había pensado que no. Aunque esté de más, quiero aclarar: aquello fue la decisión de un gobierno nefasto, como fue el de Augusto Pinochet, que jamás representó al pueblo chileno. De todos modos, a nosotros nos dio vergüenza, y sin dudas que acá tuvo su repercusión. No es fácil ser argentino y saber que un país hermano como Chile estaba ayudando a Margaret Thatcher y sus secuaces. Por suerte, quedó en el pasado.

–¿Dónde estabas cuando se produjo el terremoto?
–Acá en la Argentina, grabando Botineras, y en verdad, fue desesperante. Empecé a llamar a familiares y amigos, con una angustia tremenda. No podía creer que nos estuviera pasando esto. Las comunicaciones estaban truncas y las noticias que llegaban eran alarmantes.

–¿Pudiste viajar a Santiago?
–Sí, lo hice en el primer avión que encontré. Y ahí, cuando llegué, me di cuenta de la magnitud del desastre. Fue un golpe muy duro para todos. Ver a mi Chile devastado es muy doloroso. Muchas familias quedaron destrozadas, otras que perdieron todo lo que tenían. Todo muy triste. Por eso, siento que este festival es un verdadero milagro. ¡Y no quería estar ausente!

–Por eso te viniste con toda la familia: Juanita, Silvestre, tu suegro... ¡No faltó nadie!
–Es que a todos nos afectó, y mucho. Con Juana vivimos muchos años en Chile y ahí tuvimos a nuestro hijo. Ella siente por mi país el mismo cariño que yo tengo por la Argentina. Por eso queríamos estar presentes y ayudar como sea.

–Hace una semana, en Madrid, Benjamín Vicuña también realizó una convocatoria en la Plaza España para recaudar fondos. ¿Ustedes sienten que tienen, como artistas, una responsabilidad superior?
–Seguro. Hoy Chile necesita del esfuerzo de todos, y vamos a hacer lo que sea necesario para que nuestro país se ponga de pie. Juanita y Gonzalo volvieron a mostrarse juntos. Fue el sábado, en el festival de rock que reunió comida, ropa y agua para ayudar por tres años a los alumnos de una escuela de Concepción que se quedaron sin nada.

Juanita y Gonzalo volvieron a mostrarse juntos. Fue el sábado, en el festival de rock que reunió comida, ropa y agua para ayudar por tres años a los alumnos de una escuela de Concepción que se quedaron sin nada.

Gonzalo Valenzuela levanta la bandera chilena en el recital de Los Fabulosos Cadillacs. Luego, se la dio a Vicentico para que la pusiera en el escenario.

Gonzalo Valenzuela levanta la bandera chilena en el recital de Los Fabulosos Cadillacs. Luego, se la dio a Vicentico para que la pusiera en el escenario.

Con Juanita en la carpa vip intercambiaron miradas de indisimulable amor. La nieta de Mirtha –que se mostró sonriente como pocas veces– no se separó ni un minuto de Silvestre, su hijo, que nació en Chile en enero de 2008.

Con Juanita en la carpa vip intercambiaron miradas de indisimulable amor. La nieta de Mirtha –que se mostró sonriente como pocas veces– no se separó ni un minuto de Silvestre, su hijo, que nació en Chile en enero de 2008.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig