El papel que más le gusta – GENTE Online
 

El papel que más le gusta

Actualidad
Actualidad

Apesar del éxito y la fama, no hay nada que conmueva más a Mariano Martínez (35) que esta postal familiar, repetida cada fin de semana con la misma intensidad. De la mano de Julieta Giambroni (25), siempre diosa, y hasta con un pañal en la mano para solucionar cualquier emergencia sanitaria –el pequeño Milo, claro, todavía los usa– el galán siempre apuesta por los suyos. Y le va fenómeno.

El viernes 28 de marzo, justamente, celebró el primer año de vida de Milo, quien ya empezó a dar los primeros pasitos. Y Olivia (4 años y medio) está cada día más grande, y más parecida a papá. En Nordelta, tarde de sol y relax, llevó a los chicos a jugar a una placita. Y ahí, entre el ida y vuelta del tobogán, no disimuló la satisfacción de ver sonreír a su hija. Mimos con Julieta, algún pedido de autógrafo y sonrisas al por mayor. Mientras tanto, se viene su esperado regreso a la televisión, después de un año sabático que extrañó su presencia.

Mariano estrenará Camino al amor, la nueva novela de Quique Estevanez, que se verá por la pantalla de Telefe y cuyas grabaciones ya están en marcha. Allí, Martínez hará dupla con la China Eugenia Suárez (la otra pareja fuerte será la conformada por Sebastián Estevanez y Carina Zampini) y la tira contará con la participación de otro galán, ya con canas: nada menos que Rodolfo Bebán. Entusiasmado, Mariano se zambulle en esta nueva propuesta, cuya fórmula conoce a la perfección. Y no deja de disfrutar de sus íntimos, su elección diaria y prioridad absoluta. ¡Bien por él!

Un padre debe estar listo para todo. La imagen no miente: Mariano, pañal en mano, cuida cada detalle. Olivia, Milo y Julieta, agradecidos.

Un padre debe estar listo para todo. La imagen no miente: Mariano, pañal en mano, cuida cada detalle. Olivia, Milo y Julieta, agradecidos.

Olivia (4 años y medio) está cada día más grande, y más parecida a papá.

Olivia (4 años y medio) está cada día más grande, y más parecida a papá.

Tarde en Nordelta: tobogán a pleno en la placita, con un Milo que ya intenta dar sus primeros pasos. El viernes 28 de marzo cumplió su primer añito y está pegadísimo a mamá. Olivia, inseparable del padre, ya tiene cuatro años y medio. Buena onda inmejorable.

Tarde en Nordelta: tobogán a pleno en la placita, con un Milo que ya intenta dar sus primeros pasos. El viernes 28 de marzo cumplió su primer añito y está pegadísimo a mamá. Olivia, inseparable del padre, ya tiene cuatro años y medio. Buena onda inmejorable.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig