“El Papa me miró y me pidió: ‘Hija, rezá por mí’” – GENTE Online
 

“El Papa me miró y me pidió: ‘Hija, rezá por mí’”

Actualidad
Actualidad

Durante semanas, había pensado todo. Primero, el saludo; después, en caso de que se pudiera, un abrazo y muchas palabras de agradecimiento por todo lo que significaba estar ahí. Pero cuando el papa Francisco estuvo delante de ella, se quedó muda. Justo ella, que no para de hablar un minuto y se gana la vida con sus canciones. “Volví a sentir lo mismo que me pasaba cuando tenía a un ídolo adelante. Como si volviera a tener cinco años. Quería decirle tantas cosas, agradecerle... Pero no me salió. Cuando me tocó las manos y bendijo todos los rosarios que le llevé, no me salió una palabra. Me miró a los ojos y me transmitió una paz que nunca había sentido en mi vida”, cuenta Martina desde Roma, todavía en estado de shock. Pero no es la única. Lo mismo le pasó a Mariana (su mamá), Alejandro (papá), Francisco (hermano) y Peter Lanzani. “¡Hermosísimo día el de hoy! ¡Súper emotivo! Haber conocido al papa Francisco es un regalo de Dios!”, escribió Mariana en su cuenta de Twitter.

“Estoy feliz de haber estado tan cerca de un ser humano con tanta luz”, comentó Alejandro en la misma red social. Las que no se habían escuchado hasta ahora eran las palabras de Martina. El domingo, en su camarín del estadio PalaLottomatica di Roma, donde realizó la última de las seis funciones con entradas agotadas, Tini se hizo un tiempo para charlar con GENTE.

–Todos los que estuvieron en Roma confiesan que la visita al Papa es algo inolvidable. ¿Qué sensaciones te quedaron a vos?
–¡Todavía estoy temblando! Es algo que no me voy a olvidar nunca en mi vida. Me tocó las manos y sentí que me acarició el alma. Tiene una energía impresionante. Durante dos horas saludó a las más de cinco mil personas que estaban ahí.

–¿Te dijo algo?
–Sí, me miró a los ojos y me dijo: “Hija, rezá por mí”.

–¿Alguna vez soñaste que ibas a poder conocerlo?
–Nunca, eso lo hablamos con mi familia. Hace un año jamás imaginábamos que estaríamos de gira por Roma, ni que visitaríamos al Papa. Todos estamos viviendo un sueño.

–¿Quién de la familia estaba más emocionado?
–Todos igual. Salimos de ahí y nos invadió una sensación de paz que todavía nos dura.

–¿Qué hablaste después con Peter, tu novio?
–Compartimos sensaciones y nos dimos cuenta de que a los dos nos pasó lo mismo. Sentimos una energía muy fuerte. Todos íbamos con la idea de decirle un montón de cosas y a nadie le salió nada más que mirarlo a los ojos y extenderle la mano.

–¿Le llevaste algún disco de Violetta?
–¡No, no se me ocurrió! Sí le llevé todos los rosarios que uso todos los días.

–¿Es lo más lindo qué te pasó en la gira, o es una de las tantas cosas buenas que estás viviendo?
–Sin dudas que es lo más lindo. Por ahí es difícil contarlo con palabras, pero sé que ese encuentro será una de las anécdotas que siempre estarán en mi corazón.

–Muchos artistas dicen que las giras son hermosas, pero súper cansadoras y estresantes. ¿Vos ya tenés alguno de esos síntomas?
–¡Todos! (carcajadas). Me pasa porque soy chica y como cualquier persona extraño las cosas cotidianas de la vida. Mis amigos, mi casa, levantarme en mi cama y tomar un té con leche, no tener que estar haciendo las valijas todos los días. Pero también sé que todo lo que estoy viviendo es el sueño que tenía de chica y tengo que aprender a disfrutar de todo lo que me está pasando.

–En la nota de la semana pasada me dijiste que “tener a Peter al lado en este momento es muy importante”. Imagino que también te ayuda a superar muchas de estas cosas.
–Sí, aunque ahora se tiene que volver, porque tiene que trabajar. Pero fue muy lindo e importante que esté a mi lado en un momento así. El vivió hace unos años algo similar a lo que estoy pasando, y me entiende y aconseja.

–Al principio, cuando se conoció la relación de ustedes, muchos apostaban que iba a ser algo pasajero. Sin embargo, construiste una relación sólida y que, por lo que podemos ver y leer, va bien en serio.
–Sí, nosotros estamos muy felices. Por ahí de entrada, por mi edad, la relación podía parecer muy chocante para mucha gente que miraba todo de afuera. Pero la realidad es que estamos muy bien, nos entendemos y él se lleva muy bien con mi familia. En poco tiempo pudimos construir algo hermoso.

–Se viene París. ¿Cómo te estás preparando?
–Va a ser muy fuerte. Vamos a hacer ocho funciones que ya están agotadas, algo que nunca pasó. Me cuentan que muchas chicas están estudiando español con profesores particulares para poder hablar conmigo. Eso es algo muy fuerte.

–¿Te sentís un poco embajadora de la Argentina?
–No soy consciente de todo lo que me estás diciendo. Por ahí es algo que voy a entender dentro de unos años.

El miércoles 8 de enero es un día que quedará en la memoria de todos ellos. El Papa toma de la mano a Francisco, el hermano de Martina, y ella sonríe con enorme felicidad. Junto a ellos, Juan Pedro Lanzani y Tomás Bonilla,  un amigo.

El miércoles 8 de enero es un día que quedará en la memoria de todos ellos. El Papa toma de la mano a Francisco, el hermano de Martina, y ella sonríe con enorme felicidad. Junto a ellos, Juan Pedro Lanzani y Tomás Bonilla, un amigo.

La gira no se detiene y la están disfrutando a full. Aquí, Tini y el Coliseo romano de fondo.

La gira no se detiene y la están disfrutando a full. Aquí, Tini y el Coliseo romano de fondo.

Violetta en pleno show en el estadio PalaLottomatica di Roma. Realizaron seis funciones a sala llena y pudieron ser más. Esta semana es el turno de París, donde también está todo agotado. La gira va a terminar en Buenos Aires. Como broche de  oro, saldrá a la venta el libro Solamente Tini.

Violetta en pleno show en el estadio PalaLottomatica di Roma. Realizaron seis funciones a sala llena y pudieron ser más. Esta semana es el turno de París, donde también está todo agotado. La gira va a terminar en Buenos Aires. Como broche de oro, saldrá a la venta el libro Solamente Tini.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig