El nuevo macho posmo – GENTE Online
 

El nuevo macho posmo

Actualidad
Actualidad

La punta del zapato de cuero italiano empujó suavemente la puerta de la limo
blanca y apareció la pierna izquierda, fuerte y perfecta, como una columna
insinuada bajo unos jeans gastados y tajeados a puro diseño por Giorgio Armani.
Como de un zapallo recién convertido en carroza, salió David Beckham a enfrentar
un tremendo calorón madrileño marcando el nuevo paso de hombre en la faz de la
Tierra. No es una exageración. No. Así es el nuevo macho posmo.

Es un monumento humano. Su belleza absoluta es capaz de arrinconar y dejar fuera
de combate los prejuicios. La mujeres mueren por él. Los hombres lo miran y lo
admiran sin prevenciones. Es un ícono de los grupos homosexuales del mundo (se
cree que es la figura que más se repite en los salvapantallas de los gays) y,
las lesbianas españolas, no bien lo vieron pisar su suelo natal, lo declararon:
"La más linda de las supernenas".

Beckham tiene elevada a una potencia superlativa las cualidades del nuevo
hombre. Todo lo que lo rodea exhuma una heterosexualidad inequívoca envuelta en
una estética muy femenina. Tal vez, lo que más distingue a sus maneras de "macho
imposible de creer"
es que la ropa que se pone es de mujeres, y esto no es ni el
más mínimo atentado a su esencia hétero.

La llegada de David a Madrid fue un curso acelerado de cómo se es como el Gran
David. Si empezamos por arriba, su pelo rubísimo y con reflejos estaba sujeto en
una semicola con tres o cuatro ataduras con gomas de diferentes colores y
brillos. El resto, engominado sobre las orejas, trenzado sobre la nuca y con
puntas sueltas con el mejor negligé visto en años, a los costados.

Rostro hidratado con crème de la mere, entre las más caras del mundo (más de 200
euros) que no sólo hidrata y protege sino que realza el color de su propia piel,
la relaja hasta borrar las arrugas que tienen en general los deportistas por
estar mucho tiempo entrenando al aire libre y bajo el sol y da un toque nacarado
y vital. Fundamentalmente impide la formación de manchas y el engrosamiento que
da sensación de vejez prematura. Sus manos perfectamente manicuradas tenían el
esmalte que más le gusta, rosa pálido nacarado, el mismo que usó para el Mundial
de Japón, adonde llevó coiffeur y manicure.

Sus orejas jamás están libres de joyas. Para esta oportunidad eligió dos de sus
más preciadas que, a su vez, son hermanos. Dos brillantes de un quilate cada
uno. El de la derecha es color natural y el de la izquierda, negro. Ambos fueron
elegidos por él y su valor estimado es de 200 mil euros el natural y unos 70 mil
el negro. De su cuello colgaban entrelazadas cuatro cadenas Hermès de oro.

La ropa fue elegida por él mismo y en común acuerdo con su mujer, la ex Spice
Girl Victoria Adams. Giorgio Armani es su diseñador de cabecera y, además, David
es modelo y figura institucional de Emporio Armani, una de las líneas de don
Giorgio. La camisa de seda natural con cuello para moño era entallada, la
llevaba abierta hasta la mitad del pecho. El blazer de shantung de seda italiana
tenía la solapa recubierta de terciopelo blanco. Los jeans rajados son unos
Armani auténticos, pero el pantalón tajeado es su prenda fetiche lleve marca o
no. Los adora. Para la oportunidad los combinó con zapatos de cuero italiano
color dulce de leche.

Hay quienes dicen que esta imagen hiperproducida de David Beckham lleva la firma
de Victoria Adams y lo cierto es que ella pudo tener algo de autoría, pero es el
mismo David el que diseñó e impuso su look hasta el límite exacto en el que las
mujeres deliran y los hombres se debaten entre la envidia y la admiración por
las certeras patadas de media cancha que se convierten en goles y millones
simultáneamente.
Su llegada al Real Madrid lo consagró como el hombre cool por excelencia. Se
despidió de su club de siempre diciendo: "Fue muy difícil despedirme del
Manchester United y es muy importante ingresar en el Real Madrid, el club del
mundo que más me gusta".
Diplomacia a full. Cinco equipos de todo el mundo se lo
habían disputado hasta que el Real dio el campanazo al contratarlo. Hoy gana más
de 500 mil dólares por mes y su fortuna personal está estimada en 60 millones de
dólares.

En Londres, la prensa rosa se exprime la cabeza para saber con quién
reemplazarán a la pareja que más chimentos sofisticados da. En España los miran
de reojo. Victoria se siente feliz, adora el sol y la luz de España y los
funcionarios del Real se desviven buscando una mansión lujosa y confortable en
La Moraleja, el barrio más distinguido de Madrid, y una vacante en el British
Council School, el colegio inglés top de la capital española, para Brooklyn (4),
el hermano mayor del pequeño Romeo (un año).

Lo que viene ahora será puro glamour y millones por cada movimiento sponsoreado,
como acostumbra el inglesito que, a los 28 años, ya tiene una de las fortunas
más fuertes de Gran Bretaña. Marcará tendencia en todo: pelo, ropa, simpatía y
costumbres. Y se espera mucho si recordamos que para engendrar al primogénito se
fueron a un hotel top del Soho neoyorquino, y de allí el nombre de Brooklyn, en
homenaje al puente de la Big Apple.

Ahí tienen a Beckham, un hombre nuevo, un macho posmo. Y que se venga la
discusión.

David evita el síndrome de la piel de los deportistas, agrietada y arrugada, y por eso usa la crema más cara del mundo, la crème de la mere.

David evita el síndrome de la piel de los deportistas, agrietada y arrugada, y por eso usa la crema más cara del mundo, la crème de la mere.

Tiene peinador personal que le hace reflejos y brushing. El aro de diamante -de centro negro- es una de sus joyas preferidas.

Tiene peinador personal que le hace reflejos y brushing. El aro de diamante -de centro negro- es una de sus joyas preferidas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig