El mundo sigue a tus pies – GENTE Online
 

El mundo sigue a tus pies

Actualidad
Actualidad

Puso sus pies sobre el cemento fresco. Primero el que sólo usa para caminar.
Y luego, sí, la zurda heroica, esa que empezó enhebrando magia en los potreros
de Fiorito, continuó gambeteando hasta el aire por las canchas del mundo, y hoy
está tatuada en la vereda de The Champions Promenade. Una avenida ubicada en
tierra de príncipes, Mónaco, mirando al Mediterráneo, donde el 26 de agosto él,
Diego Armando Maradona, fue rey y el primero en dejar su huella.

Esta feliz celebración, creada por Golden Foot (Pie de Oro) -una organización
que ideó este Hall de la Fama del fútbol-, sucede mientras la órbita del planeta
Maradona se acomoda lentamente. Clara la situación con su ex mujer Claudia
-reunión mediante en Panamá-, excelente la relación con sus hijas Dalma y
Gianinna, más flaco, y con nuevo trabajo en puerta: comentará fútbol -vía
satélite desde Cuba- para el canal
La7 de Italia los viernes por la noche. Para
empezar, quizá repetirá su juicio acerca del mejor de hoy. ¿Ronaldo, Zidane,
Beckham…? No, el mejor es el italiano Robby Biaggio. "Pone el corazón en cada
jugada
", sentenció Diego.

En la tarde monegasca, además del príncipe Alberto, hubo otros cracks enormes:
el italiano Gianni Rivera, el francés Juste Fontaine (máximo goleador de los
Mundiales) y el portugués Eusebio. Y, de yapa, a Diego le entregaron una medalla
y una réplica de 200 gramos de oro y diamante de la huella de su pie. Eso sí,
los muchachos de Zegg & Cerlati, las más prestigiosa joyería de Mónaco, le
cincelaron un pie… ¡derecho! Sabrán mucho de piedras preciosas, pero en fútbol
demostraron categoría de picapiedras.

La obra en oro y brillantes de los orfebres monegascos de Zegg & Cerlati. Le hicieron un pie derecho… De fútbol, estos muchachos, cero.

La obra en oro y brillantes de los orfebres monegascos de Zegg & Cerlati. Le hicieron un pie derecho… De fútbol, estos muchachos, cero.

Diego fue la estrella máxima de una constelación de astros, como Gianni Rivera, Just Fontaine y Eusebio, que posan con él y el príncipe Alberto de Mónaco.

Diego fue la estrella máxima de una constelación de astros, como Gianni Rivera, Just Fontaine y Eusebio, que posan con él y el príncipe Alberto de Mónaco.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig