El más lindo se queda solo – GENTE Online
 

El más lindo se queda solo

Actualidad
Actualidad

Su nombre en las marquesinas de la calle Corrientes. Su nombre en la boca de cientos de fans que lo esperan a la salida del teatro
Opera para tocarlo, besarlo o tan sólo verlo un poco más de cerca. Su nombre en los anuncios de una nueva película que lo tiene como protagonista: No sabe, no contesta. Su nombre tras el furor imparable de Martín Marquesi, el galán de
Son amores que ahora se anima a la cumbia y logra -sin querer- que el tema Yo sé se instale hasta en las canchas. Su nombre, Mariano Martínez, pierde todos los significados cuando llega a su casa y se encuentra con la verdad: que el hombre más deseado y exitoso de la Argentina duerme y amanece en una soledad inexplicable.


¿EL FINAL?
Su chica, su novia, la mujer que eligió para compartir sus días hace más de dos años, hoy no está. Lola Ponce (22 años, actriz y rosarina) viajó el primero de enero de 2002 a Italia, donde la esperaba un futuro laboral prometedor: ser la protagonista del musical más exitoso de Europa,
Notre Dame de París. Por entonces, Martínez explicaba a GENTE: "La distancia se hace difícil, pero está bueno dejar volar al otro, permitirle crecer, ser. Yo no podría vivir en el extranjero y ella no podía desaprovechar la oferta que tuvo. ¿De qué sirve atar a alguien al lado tuyo si no es feliz? Está bueno que cada uno tenga su mundo y que esos mundos se puedan juntar". Pero esos mundos se juntaron sólo dos veces en un total de ocho meses: la primera, cuando él viajó a Italia por cuatro días para acompañarla al estreno de la obra; la segunda, cuando ella consiguió una semana de descanso para visitarlo en Buenos Aires. Después, regresaron los llamados por teléfono, los mails y la absurda soledad.

Pensó que podía aguantar, pero la distancia le jugó una mala pasada. La televisión (graba entre ocho y diez horas por día), el teatro (hace una función diaria y dos los fines de semana) y las notas (tiene pedidos de entrevistas para radios, diarios, revistas y programas de tevé) le dejaron poco tiempo para el placer. Y a eso se le sumó la soledad de la vuelta a casa. La crisis, sin duda, era inminente.

ESE LOCO LOCO AMOR.
Se conocieron hace seis veranos atrás, cuando él (Mariano Martínez, hoy 23 años) se presentó al casting del programa De la nuca y quedó en el elenco. Ella (Lola Ponce) acababa de llegar de Capitán Bermúdez, su cuidad natal, para abrirse paso como actriz y cantante: también había conseguido un papel en la tira. Al principio, sólo fueron amigos. Pero cuatro años después… "Ella lo eligió para que sea el protagonista de su videoclip y ahí empezaron a salir", recuerda un amigo en común. Nunca llegaron a convivir. Y hubo un tiempo en que sólo se veían los fines de semana. Pero el romance marchaba. Y sus carreras, también: Martínez y Ponce crecían casi al mismo tiempo. Cuando él descubrió la popularidad en la pantalla del 13 gracias a Campeones, ella hacía su primera gira por España promocionando Inalcanzable, su primer disco. Fue en septiembre, cuando Lola se vio obligada a tomar la gran decisión: debía irse a Italia para interpretar a Esmeralda, la fascinante gitana de
Notre Dame de París, o quedarse con Mariano en Buenos Aires. Entonces, él (su chico) fue el primero en apoyarla. Seis meses después de su partida, Ponce confesaba: "A Mariano lo extraño horrores. La distancia es terrible, pero los dos sabemos que a esta altura de la vida y de nuestras carreras, las oportunidades no se pueden desaprovechar. Si la relación es fuerte, todo va a estar bien. Si esa fuerza no existe, la relación tampoco se podría sostener estando cerca", disparó ella. Sin embargo, en Martínez el tiempo y la distancia empezaron a pesar más de lo humanamente soportable.


MENTIRAS Y VERDADES.
La crisis existe. Y los rumores también. Uno de los primeros hablaba de un romance entre Martínez y Marcela Kloosterboer (19), su novia en la ficción. Como sucede con toda pareja de éxito, que el amor de mentira se convierta en realidad es la fantasía de muchos. Pero él y ella se encargaron de aclarar que el de Martín Marquesi y María es un amor que no escapa de la pantalla. Al menos, por ahora. Después, se habló de que el chico caía tentado, cada tanto, en las garras de alguna fan. La versión fue refutada al instante por un allegado, que dijo: "Hagan cuentas. Si ni tiempo tiene para andar entre polleras". 

Lola tiene planes para volver en septiembre. Entonces tendrán tiempo para decirse frente a frente todo lo que no pudieron hasta hoy. Sólo ahí se sabrá si la vuelta atrás existe o si definitivamente no es posible.
Por ahora, el más lindo está solo.

por Mariana Montini
informe: Cynthia De Simone
fotos: Santiago Turienzo, Walter Papasodaro, Clarín contenidos y Archivo Atlántida

Las mujeres mueren por él. Y él, duerme solo tratando de apostar a un amor que cada día se le hace más difícil. Los días entre el más sexy de la tevé y Lola Ponce estarían contados.

Las mujeres mueren por él. Y él, duerme solo tratando de apostar a un amor que cada día se le hace más difícil. Los días entre el más sexy de la tevé y Lola Ponce estarían contados.

Ella se llama Lola Ponce, tiene 22 años, es cantante y actriz. Con Mariano llevan más de dos años juntos, pero ya cumplieron ocho meses separados. En un principio, cuando ella decidió irse a Italia para hacer el protagónico del musical Notre Dame de París, pensaron que podrían vencer la distancia. Hoy, todos dudan de que puedan mantener la pareja.

Ella se llama Lola Ponce, tiene 22 años, es cantante y actriz. Con Mariano llevan más de dos años juntos, pero ya cumplieron ocho meses separados. En un principio, cuando ella decidió irse a Italia para hacer el protagónico del musical Notre Dame de París, pensaron que podrían vencer la distancia. Hoy, todos dudan de que puedan mantener la pareja.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig