El Fútbol Americano a los pies de un argentino – GENTE Online
 

El Fútbol Americano a los pies de un argentino

Actualidad
Actualidad

Es hincha de Boca, devoto seguidor de las milanesas de mamá y los asados
de papá, y fanático de Diego Maradona, a quien sueña conocer
personalmente en algún momento. Es un argentino como cualquier otro, salvo
por una diferencia: es el pateador de los Tampa Bay Bucaneers y se consagró
campeón del Super Bowl 2003, uno de los eventos deportivos más importantes
y espectaculares del mundo.

- ¿Cómo empezaste a jugar al futbol americano?
- Fue en el secundario. El equipo no tenía pateador, y como era un pueblo
tan chico, y los únicos que practicábamos fútbol éramos
Guillo (Nota de la redacción: su hermano, que también es pateador
profesional en la NFL) y yo, nos convocaron con la siguiente consigna: "si
le pegan a una pelota de fútbol, a ver si le entran a una ovalada".

- Una casualidad que te cambió la vida.
- Sí, totalmente. Porque yo lo hice durante ese primer año más
que nada para ayudar a la escuela, porque no tenía ninguna intención
de seguir jugando: "pego unos tiros acá y después sigo con
el fútbol", me dije. Pero todo se precipitó. El técnico
me dijo que me iban a dar una schollarship (N. de la R.:beca con todo pago hasta
finalizar los estudios) y les aseguró a mis padres que llegaría
a ser profesional. A partir de ahí puedo decir que comencé a practicar
fútbol americano pensándolo como mi deporte.

- ¿Cómo es eso de ser un súper campeón, de ser
el primer sudamericano en la historia de la NFL que conquista un título?

- Es muy lindo. Recibo pilas de llamados y de e-mails de la Argentina, de la
gente, de hinchas. Yo siempre soñé con ser jugador de fútbol
allá. De triunfar en Primera... Y ahora, aunque estoy tan lejos, me siento
como un jugador de ellos, de los hinchas argentinos.

- En la Argentina llamó mucho la atención el desahogo final
que hiciste ante las cámaras, tras el partido en el que conquistaron
el título (N. de la R.: con algunos insultos icluidos, se lo dedicó
a las personas que no querían ver al equipo campeón).

- Cuando terminó el partido yo estaba muy tranquilo. Lo que pasó
fue producto de que en ese momento se me cruzaron muchas cosas por la cabeza:
¡acababa de ganar el partido más grande de mi vida! Entre todos
esos pensamientos que se sucedían, recordé las declaraciones de
un ex compañero del equipo, el que me tenía la pelota, y estallé.
Él se fue muy mal de Tampa y dijo muchas cosas desubicadas con respecto
al equipo y a mí. Así que toda esa reacción que tuve fue
por él. Yo pensaba que era un amigo y luego me di cuenta que nada que
ver. Pero en mi vida personal soy muy tranquilo, trato de no meterme con nadie;
fue un enojo, una calentura que le puede agarrar a cualquiera...

- ¿Cómo te trata el estadounidense medio, el que te ve por
la calle?

- Por suerte la gente en los Estados Unidos me trató y me trata muy bien.
Hace 19 años que estoy viviendo acá y no me puedo quejar. De todos
modos la Argentina se extraña igual. El recuerdo de mis amigos, de la
familia: tengo a mi abuela y a mi tía allá...

- ¿Vas a seguir con los Tampa Bucaneers?
- Tengo contrato con Tampa por seis años más. Así que,
si Dios quiere, me puedo quedar un buen tiempo acá. Además, para
esta temporada el equipo tomó refuerzos. Conservamos la defensa y sumamos
valores en la línea ofensiva, que era lo que más necesitábamos.
Así que va a ser un gran año en lo deportivo.

- ¿Tenés pensado venir para la Argentina?
- Hace tiempo que tengo deseos de ir, porque me quieren hacer un homenaje en
la Bombonera, donde me van a entregar una camiseta. Para mí eso es lo
máximo, pero en el club no me permiten viajar, por cuestiones de seguridad...
Pero bueno, estoy con muchas ganas, porque para mí es un sueño
conocer a Diego Maradona, que es mi ídolo máxomo, y esa sería
una buena oportunidad para hacerlo.

- Te sacaste la camiseta de ídolo y te pusiste la de fanático.
- Sí, sería perfecto conocerlo a Diego. Me retiro. Si me pasa
eso, termina todo.Martín Gramática con la camiseta de su equipo en plena labor. Sus patadas fueron fundamentales para que los Tampa Bay Bucaneers se quedaran con el título.

Martín Gramática con la camiseta de su equipo en plena labor. Sus patadas fueron fundamentales para que los Tampa Bay Bucaneers se quedaran con el título.

Junto a Gonzalo Quesada, apertura y pateador estrella de los Pumas. Se conocieron cuando Gonzalo viajó a realizarse una prueba para ingresar en la NFL. Recibió los consejos de Martín y no le fue mal: los informes de la primera etapa de ingreso fueron favorables.

Junto a Gonzalo Quesada, apertura y pateador estrella de los Pumas. Se conocieron cuando Gonzalo viajó a realizarse una prueba para ingresar en la NFL. Recibió los consejos de Martín y no le fue mal: los informes de la primera etapa de ingreso fueron favorables.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig