El final de un cuento de hadas – GENTE Online
 

El final de un cuento de hadas

Actualidad
Actualidad

En castizo: "la tía tiene cojones". En criollo: una mujer con… eso. O sea:
personalidad. Eso es lo primero que piensan los españoles cuando hablan de la
futura Princesa de Asturias, título que Letizia Ortiz Rocasolano (31) asumirá a
partir del sábado, al contraer matrimonio con Felipe de Borbón, Príncipe de
Asturias. El rasgo ya recorrió el mundo entero en noviembre del año pasado,
cuando en los jardines del palacio de El Pardo se anunció oficialmente el
compromiso. En aquella ocasión, cuando Felipe monopolizaba la palabra ante
enviados de todo el mundo, ella no lo dudó: "Déjame hablar", dijo, como si el
protocolo no existiera. La semana pasada, en una de sus últimas apariciones
públicas, a Letizia tampoco le importó -o quizás justamente por eso- saber que
todas las cámaras registrarían lo que dijo con espontaneidad inusual en los
círculos de la realeza. El comentario más chismoso que generaba eco tenía que
ver con los tacos de casi 15 centímetros que debería usar para compensar la
diferencia de estatura entre ella (1,68) y el príncipe (1,97). Uno de los que se
explayó sobre el tema fue Jaime Peñafiel, ex director de ¡Hola! y la máxima
autoridad periodística en asuntos reales. En cuanto coincidió con él en el
homenaje por el atentado del 11-M, Letizia no dudó:

-Mira, ¿ves que no son tal altos?, le dijo, señalándose el calzado, y su sonrisa
no llegó a eclipsar el verdadero sentido de sus palabras: que no se le escapa
una, que no está dispuesta a callarse.

La suya es realmente la historia de Cenicienta. Una chica asturiana que de la
mano de su príncipe azul puede llegar al trono. Hasta los 15 años vivió en
Oviedo, ciudad donde nació el 15 de septiembre de 1972. Su madre, Paloma
Rocasolano, enfermera, y su padre, el periodista Jesús Ortiz -separados en la
actualidad- se trasladaron a Madrid, por motivos profesionales, con Letizia y
sus dos hermanas menores, Erika y Thelma a finales de los años 80. Divorciada de
Alonso Guerrero, su ex profesor de literatura, en el terreno profesional siguió
el designio paterno y se dedicó al periodismo. Para cuando su relación con el
Príncipe se hizo pública, toda España ya estaba familiarizada con esa mujer de
rostro afilado que presentaba el noticiero principal de TVE. Primero se había
curtido en las redacciones del diario ABC y la agencia EFE, para luego saltar a
la televisión en el canal económico Blomberg y la filial española de CNN.

La pareja más deseada por años en toda España: el Príncipe Felipe junto a Letizia Ortiz, futura Princesa de Asturias.

La pareja más deseada por años en toda España: el Príncipe Felipe junto a Letizia Ortiz, futura Princesa de Asturias.

Ahí está Letizia, con sólo 12 años, jugando" a ser periodista, la profesión que heredó de su abuela paterna y su padre. ">

Ahí está Letizia, con sólo 12 años, "jugando" a ser periodista, la profesión que heredó de su abuela paterna y su padre.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig