“El encuentro con la gente es mágico” – GENTE Online
 

“El encuentro con la gente es mágico”

Actualidad
Actualidad

Tan lejos de la cosmética superficial del rock como de la solemnidad telúrica de la música popular, hay un pequeño espacio donde las melodías trasmiten energía y emoción de una manera despojada. Por allí se ubican las canciones de Rosana, una artista que trasciende los límites generacionales y apunta con sus letras a sentimientos universales. La gira de presentación de su reciente disco A las buenas y a las malas –el séptimo de su carrera y sucesor del exitoso De casa a las ventas de 2007– recorre muchas ciudades en casi todos los países de habla hispana, sus seguidores argentinos la consideran una “diosa”, sin embargo su sencillez y amabilidad parecen ajenas al suceso. A continuación, el breve reflejo de una gran cantante.

–¿Qué es lo mejor y lo peor de una gira tan extensa como la que estás realizando?
–Lo que más me gusta es encontrarme con el público y que la excusa sea compartir música. Lo peor son los viajes, el aeropuerto, los aviones, las maletas, pienso en eso y ya me cambia la cara, pero el momento del encuentro con la gente es tan mágico que merece la pena todo el esfuerzo.

–Contame de que se trata el nuevo trabajo.
–Es un disco elaborado luego de elegir 13 canciones entre 40 que tenía compuestas y me di cuenta de su concepto después de haberlo terminado. Se relaciona con la calle, con el momento frágil que está pasando la humanidad. Tiene que ver un poco con la crisis económica y mucho con la crisis de valores, que es más fuerte y poca gente la nombra. Intenta reflejar el corazón de las calles del mundo.

–Tu música cautiva a un público muy amplio, desde chicos de 3 hasta mayores de 70, ¿cómo se logra eso?
–No lo sé, pero me encanta. Creo que las emociones y las cosas que son de verdad no van dirigidas a una generación. Cuando hablo de fuerza y de optimismo, esas son cosas que nos pertenecen a todos. A la música le pasa lo mismo que al aire, no hay una edad para respirar.

–¿Cómo te llevas con el público argentino?
–Genial, aquí me encontré con varias cosas nuevas. Me llevé la sorpresa de lo que te grita el público. Recuerdo que me gritaban “diosa”, yo no sabía que se usaba esa palabra, entonces al principio no entendía y creía que me decían “sos odiosa”. Pensaba: “estos pagaron un boleto para insultarme” (risas).
Este es un país que fui queriendo como a las cosas buenas, poco a poco, a fuego lento. Es uno de esos lugares del mundo donde uno quiere volver porque va dejando deudas, como compartir más cosas con la gente, o cantar canciones que se me olvidó hacer la última vez que vine. Hay que dejar deudas con los sitios para poder volver y yo con Argentina tengo varias.

–¿Con qué músico argentino te gustaría hacer un dueto?
–Con muchos. Uno de ellos es Gardel, aunque por obvias razones no va a ser posible, pero en mi casa se escuchaba su música. Y otro es Andrés Calamaro, que me encanta.

–¿Qué tipo de música escuchás?
–Soy una enamorada de todo lo que me llega y me emociona y eso no tiene un nombre. Hay gente que dice: “a mí me gusta sobre todo el jazz o sobre todo el pop”. A mí me da igual el estilo. Me gusta todo lo que me remueve por dentro. Además, discografías completas no tengo de nadie, ni siquiera mías (risas).

–¿Seguís escribiendo poesía?
–No, sólo hago canciones y alguna gente cree que son poesías. Pero lo de ser poeta son palabras mayores.

–Pero editaste un libro.
–Quisieron llamarlo así. El rótulo hay que ganárselo con mucho tiempo y a base de esfuerzo. De todos modos sí espero serlo algún día. Terminar de escribir algo y decir: “he hecho un lindo poema”. Lo digo por respeto a los poetas, creo que serlo es como subir de nivel dentro del arte.

–¿Cómo te estás preparando para el concierto en el Gran Rex?
–Con mucha ilusión, porque luego, no hay nada escrito ni preparado, no hay un repertorio fijo. Por eso el show se llama Como en casa. Es como si quedara con unos amigos a cenar y luego del postre les dijera: “quédense ahí sentados que traigo la guitarra y voy a cantar unas canciones”. En este caso van a ser amigos con ventaja porque ellos me conocen más a mí de lo que yo los conozco a ellos. No va a tener nada guionado, si sé que va a pasar una cosa y es que va a mandar el público.

–¿Cuáles son los proyectos para el futuro próximo?
–Seguir con todo esto. Digamos que cuando hacemos un disco preparamos tres tipos de conciertos bastante distintos. El primero es como el que vamos a hacer ahora, a guitarra y voz, para enseñar las canciones del disco nuevo al desnudo y regalar los temas que pide la gente. Luego hacemos otro tipo de encuentro que quizás suene más a lo que es el disco más un repaso por los grandes éxitos. Y en tercer lugar, cuando estoy por finalizar una etapa, como fue el último show en el Luna Park, explotamos un concepto de banda grande. Para ese entonces la gente sabe las canciones, ya estás hablando de otra cosa. Ahora estamos con el chiquitito y luego iremos haciendo los otros dos. A finales de abril está previsto que volvamos aquí pero con banda y a montar un poco más de ruido.

"El disco se relaciona con la calle, con el momento frágil que está pasando la humanidad. Tiene que ver un poco con la crisis económica y mucho con la crisis de valores, que es más fuerte y poca gente la nombra".

"Creo que las emociones y las cosas que son de verdad no van dirigidas a una generación. Cuando hablo de fuerza y de optimismo, esas son cosas que nos pertenecen a todos".

"El show que vamos a hacer ahora, será a guitarra y voz, para enseñar las canciones del disco nuevo al desnudo y regalar los temas que pide la gente", contó la compositora.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig