“El dolor es muy grande; sólo mi hijo me alivia y me sana” – GENTE Online
 

“El dolor es muy grande; sólo mi hijo me alivia y me sana”

Actualidad
Actualidad

La sala del teatro Astros queda en silencio. Carlitos Balá y Luis Ventura, vestido de El ogro só vó, acaban de repetir su número de baile para el espectáculo de Panam. Una luz como un rayo le atraviesa la mirada y la hace brillar sobre el escenario. “Pasó un ángel”, dice por lo bajo Ana Laura, la incondicional amiga de Panam. Aunque lo cierto es que, ahora que terminó el ensayo, Panam ya no es Panam sino Laura Franco (38), con toda la fragilidad y la fortaleza de la mujer que nació en Martín Coronado, la mamá de Luca (3 años y medio), la esposa de Ricardo Ricky Pini (38), la que busca volver a sonreír junto a ellos, la que sufre, la que escucha, y la que intenta entender qué le pasó a su hija Chiara, la que soñó y sintió dentro de ella durante ocho meses y medio que fueron pura felicidad.

Fue en un monitoreo para controlar su embarazo casi a término cuando los médicos advirtieron que el corazón de la beba había dejado de latir. Era la tarde del miércoles 23 de mayo, y como no se sintió bien, decidió suspender una grabación para realizarse el estudio en el sanatorio Otamendi. Jamás imaginó lo que le confirmarían horas más tarde a través de una ecografía: que Chiara había fallecido en su vientre una 48 horas antes, por lo que debió ser sometida a una cesárea de urgencia. Sólo pudo tener su cuerpito contra el pecho y estrecharlo fuerte, muy fuerte, para llorarla junto a su marido con la tristeza más honda e irreparable.

De aquello, de aquel abrazo desgarrador e inmenso como el dolor que aún la traspasa ya pasó un mes y medio. Aunque hoy es ella a quien todos abrazan y cuidan de cerca, esa foto, la más triste de su vida, es una imagen recurrente de la que apenas logra evadirse con las palabras del pequeño Luca y las de tantos chiquitos que la siguen y que esperan con ansias el show que les preparó para estas vacaciones. Dice que siempre quiso tener dos hijos, “un nene y una nena”. Tanto que cuando cursaba los tres meses de embarazo se hizo una punción para conocer el sexo: la alegría fue plena cuando supieron que esperaban una beba. Chiara iba a ser la primera nena de la familia, ya que todos los primos de Luca son varones. Panam canta y baila, y Laura saca fuerzas de donde no tiene y mira la sala del Astros como buscando a ese ángel. Baja despacio las escaleras, se sienta en una de las butacas y me dice, casi murmurando: “Estoy aprendiendo a convivir con el dolor. Pero voy a sentir a mi hija siempre en mi corazón. Eso me alivia un poco. El dolor es algo interno, íntimo y difícil de explicar. El dolor se siente y no hay palabras para eso, pero el amor de Luca, de Ricky, de mi familia y mis amigos me ayudan todos los días a renacer un poquito”.

Me quedo sin respuesta. Envuelvo sus manos en las mías con el cariño profundo que ella supo ganarse en todo el medio, la aliento para que termine el ensayo de su Panam y circo, la obra teatral que se presentará desde el 13 de julio y que marcará su regreso al trabajo después de ese dolor y en este renacer de cada día. Entonces vuelve a subir al escenario, suena la música y se mueve junto a Luis Ventura al son de la canción escrita por ella (con música de Carlos Tarrío) para el espectáculo, y a la que ya muchos famosos –Jorge Rial, Beto Casella, Carlos Tevez y el coro Kennedy entre otros– se sumaron con su pasito en un video que se proyectará en el show. Panam le marca la coreografía a Ventura y se ríe: aún no puede creer que el periodista de Intrusos se haya calzado el disfraz de ogro para acercarse al público infantil. Y es que ella es Panam, la que desde que en 1987 fue bautizada así por Raúl Portal en El Portal de la noche –“No sos un avión/ sos una flota”–, todo lo que quiso lo pudo: explotó con Portal, siguió como modelo y vedette durante seis años con Gerardo Sofovich, llegó a encabezar obras de teatro en Mar del Plata, Carlos Paz y Buenos Aires, hasta que un día se bajó para darle un giro de 180 grados a su carrera. Y lo logró.

Leé la nota completa en la última edición de Gente.

El lunes 1 de julio, como todos los días, Laura lleva a Luca (3) al Jardín. Por él sacó fuerzas de dónde no tenía para volver a sus rutinas.

El lunes 1 de julio, como todos los días, Laura lleva a Luca (3) al Jardín. Por él sacó fuerzas de dónde no tenía para volver a sus rutinas.

“Laura es una mujer que se hizo peleando, luchando, así que es una leona. Tiene una fuerza interior muy grande y va a salir adelante...” (Ricky Pini)

“Laura es una mujer que se hizo peleando, luchando, así que es una leona. Tiene una fuerza interior muy grande y va a salir adelante...” (Ricky Pini)

En su trabajo, entre los ensayos para Panam y circo –que estrena el 13 de julio en el Astros– junto a Carlitos Balá, Marcos Bicho Gómez y Luis Ventura (en el papel de El Ogro So Vó) Laura encuentra sosiego y de a poco vuelvea sonreír. Como el jueves 27, en plena filmación del clip del periodista de Intrusos.

En su trabajo, entre los ensayos para Panam y circo –que estrena el 13 de julio en el Astros– junto a Carlitos Balá, Marcos Bicho Gómez y Luis Ventura (en el papel de El Ogro So Vó) Laura encuentra sosiego y de a poco vuelvea sonreír. Como el jueves 27, en plena filmación del clip del periodista de Intrusos.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig