“El día que tenga un hijo, dejaré de ser nómade” – GENTE Online
 

“El día que tenga un hijo, dejaré de ser nómade”

Actualidad
Actualidad

"Hace tres meses que estoy muy bien con la persona que quiero. En su momento hablé, porque se dijeron muchas pavadas, pero ahora los dos estamos muy bien”, cuenta Fabián Mazzei (43, separado, sin hijos), y promete no decir nada más sobre su nueva conquista: Araceli González (40), nada menos. Fiel y estoico a su principio (el de conservar la intimidad, claro), dice que cuidará a su pareja como un león. Como lo hizo cuando enamoró a la hermana de la famosa Penélope Cruz, Mónica, o la vez que salió con la modelo chilena Kenita Larraín. Está acá, en la ciudad de Córdoba, invitado al Rally Argentino –la única fecha en Sudamérica del campeonato mundial de la especialidad– por Personal, el principal sponsor de la prueba. Mazzei cuenta que jamás piloteó un auto de competición, pero asegura que en la vida adora apretar el acelerador a full.

–Te atrae el vértigo, entonces...
–Sí, mucho. De hecho, mi última experiencia en la tele con El conquistador del Fin del Mundo fue toda una jugada. Era mi debut como conductor. Estuve en el Sur sin descansar ni un día. Terminé muy agotado, fue como filmar una película…

–El rating no te ayudó mucho…
–Creo que cambiarlo tantas veces de horario fue contraproducente. Cuando Promofilms me convocó, yo acababa de venir de México donde hice la novela Se busca un hombre, que pronto se va a dar en la Argentina, y no quería saber nada. Pero me terminaron convenciendo, porque quisieron darle una onda más humana al programa. Y creo que se la di. Estoy conforme con mi trabajo, más allá del rating.

–En los últimos años viviste en España, México y Chile. ¿Cuándo vas a dejar de transhumar?
–(Risas) Creo que nunca. Me cuesta quedarme quieto y asentarme, porque me gusta crecer, y todavía no tengo ningún compromiso para asentarme en un lugar fijo.

–Pero ahora estás en pareja.
–Eso se maneja... El día que tenga un hijo dejaré de ser nómade. La única obligación que me haría plantar bandera es ésa. En mi vida la prioridad es el trabajo. Siempre quise crecer a nivel profesional y probar suerte en todas partes.

–¿Por qué creés que los actores argentinos se cotizan tan bien en el exterior?
–Por la personalidad que tenemos y la manera de trabajar. Nosotros nos adaptamos a todo. El ritmo de compromiso en la Argentina es rápido: acá se filman muchas escenas y te pagan poco. En el exterior, en cambio, el tiempo y el dinero se tienen más en cuenta.

–Volviendo a tu lugar en el mundo, ¿dónde te sentís más a gusto?
–Obviamente acá. Pero no les temo a los desafíos de ningún tipo. Ahora nomás me vuelvo a ir, porque planeo hacer en teatro la obra Closer y haremos giras por el interior. El director va a ser mi amigo Marcelo Cosentino –que ahora está dirigiendo Codicia–, y la va a producir con Carlos Rottemberg. Mi papel es el que en la película hacía Clive Owen. Después de siete años, me encanta la idea de volver al teatro. Para mí, es pura pasión.

–¿Y el amor? ¿También es pura pasión?
–Es algo muy particular. Con el correr de los años te vas dando cuenta de que hay diferentes formas de amar, no una sola, y eso también tiene que ver con la otra persona.

–Dijiste que estabas muy bien en pareja. ¿No es motivo suficiente para asentarte?
–No sé, tendría que ver… Te repito: en este momento no voy a hablar de lo que siento, porque ya dije todo. Estoy muy bien, y espero seguir así. La gente que me conoce sabe cómo soy.

–¿Y cómo sos?
–Un capricorniano con mucho de italiano. Por suerte voy al psicólogo para poder enfrentar algunas situaciones, como los reportajes donde quieren que hable de mi vida privada. No me gusta contar cosas de mi vida, me pone incómodo, y la terapia me ayudó a salir adelante.

–¿Te interesa la estética? ¿Por eso pusiste una peluquería?
–Sí, claro. Pero además quería poner un negocio para invertir. Sergio y Enrique Sarkirian son mis amigos, me inspiran confianza, y por eso los tengo de socios. Pusimos una peluquería de barrio, de muy buena calidad. No me interesa que venga a atenderse nadie conocido, porque funciona bien. Tampoco necesito de la prensa.

–¿Y tenés algún proyecto para volver a la televisión?
–No, ni tengo ganas. Este año voy a dedicarme a la obra de teatro y a realizar una película independiente, que está esperando el presupuesto del INCAA.

–¿Sos feliz?
–Sí, muy.

–¿Y cuál es tu fórmula?
–¿La formula para conservar mi felicidad…? Muy sencilla: preservar mi intimidad. Trabajó en España, México y Chile. Volvió y conduce un reality por el Sur argentino. En Córdoba, invitado por Personal al rally, dice que planea salir de gira con la obra Closer.

Trabajó en España, México y Chile. Volvió y conduce un reality por el Sur argentino. En Córdoba, invitado por Personal al rally, dice que planea salir de gira con la obra Closer.

“Me cuesta quedarme quieto y asentarme. Me gusta crecer, viajar y hoy no tengo ningún compromiso que me lo impida”

“Me cuesta quedarme quieto y asentarme. Me gusta crecer, viajar y hoy no tengo ningún compromiso que me lo impida”

“El amor es algo muy particular: con el correr de los años te vas dando cuenta de que hay diferentes formas de amar”

“El amor es algo muy particular: con el correr de los años te vas dando cuenta de que hay diferentes formas de amar”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig