Ahora leyendo
El desgarrador testimonio de Elizabeth Vernaci, que perdió a su padre por coronavirus y no pudo despedirse: “Es solitario, cruel y doloroso”

El desgarrador testimonio de Elizabeth Vernaci, que perdió a su padre por coronavirus y no pudo despedirse: “Es solitario, cruel y doloroso”

Karina Noriega

“Es muy inhumano despedirse así de una persona que amás”, dijo la conductora, quien contó lo que significó enterarse por teléfono de la muerte de su padre y verlo a través de un vidrio.

“Hace mucho tiempo que esta situación era esperable, porque mi papá venía desde hace tiempo con su problema de salud”. Así comenzó el relato Elizabeth “La Negra” Vernaci, quien compartió en Rock & Pop su dolor por no haber podido despedirse como corresponde de su padre, quien falleció la semana pasada, víctima de coronavirus.

“Les quiero agradecer a ustedes todo lo que han hecho. Pasé una situación muy difícil lamentablemente. Como los oyentes son como una familia, hay que terminar contándoles: la semana pasada se murió mi papá, después de que estuvimos batallando todo julio y agosto, expresó la conductora al aire.

La difícil situación que atravesó los últimos meses con la salud de su padre, quien enfrentó varias internaciones y tenía enfermedades preexistentes, fue relatada el día en que su padre hubiera cumplido años. “Nunca pensé que lo iba a tener que afrontar en un contexto difícil, solitario, cruel y doloroso como éste”, expresó Vernaci, quien sabía que “el final era anunciado”.

Su padre había salido de una internación en julio, continuó reponiéndose en su casa “de una enfermedad” pero su salud se complicó cuando dio positivo y tuvo que ser ingresado nuevamente a la clínica.

Acerca de la entrada del coronavirus a su casa, Vernaci contó, en referencia a las enfermeras que lo cuidaban: “El virus no entró con él, pero infectó a todos los que estaban alrededor”. Según contó, el 5 de agosto, cuando una de las empleadas presentó síntomas, debió ser internado una vez más y luego dio positivo de Covid-19. Ésa fue la última vez que Elizabeth lo vio con vida.

“Fue desesperante”, contó al recordar cuando, estando en terapia intensiva, logró que un cura fuera a visitarlo y ella le grabó un audio tras el que “reaccionó estando 20 días en una nebulosa (…) El cura me dijo: ‘Abrió los ojos, me miró, se emocionó. Algo de él se despertó con mi voz”, señaló la conductora.

La comunicación con su padre durante su agonía fue sólo telefónica. De ese mismo modo, a través de un llamado, se enteró de su muerte dos días después. Ya venía “preparándome para el final”, porque había notado que “no evolucionaba de manera favorable”.

Así compartió el doloroso modo en que se tuvo que despedir de su padre, cuando la Legislatura porteña aún no había aprobado el protocolo para despedir a pacientes críticos con coronavirus. Tras el llamado para comunicarle que había fallecido, consultó cuáles eran los pasos a seguir y le dijeron que debía iniciar los trámites para una cremación. “¿Cómo que lo tengo que cremar? Porque no lo vi más, no le di un beso, no estuve con él y voy a llegar con una urna, era muy inhumano”, cuestionó angustiada y contó que luego de averiguaciones supo que “no tenía ninguna obligación”.

“Fui a verlo y estaba detrás de un vidrio. No me podía acercar. Es muy feo despedirse de alguien que amás de esa forma. No hay nada que lo compare. En ese momento te das cuenta que no hay justificativo para ir a buscar el virus. Cuando estás solo con la persona que más querés del otro lado, que no la podés tocar ni nada, más que ver como se murió en soledad absoluta, sin nadie que le dijera ‘te quiero’ al lado, en ese momento te replanteás si vale la pena tanta salida, todo”, dijo Vernaci, desconsolada.

Puede interesarte

Se siente mucho la crueldad y el dolor de despedir a un familiar en el medio de esta pandemia del orto. Aunque a la mayoría no le pase, no sean egoístas. Porque a los que lo pasamos, es un desconsuelo absoluto. Estás con tu familia y no podés llorar en el hombro de nadie, no podés abrazar, no podés hacer nada y es tremendo ver cuando te dan en una bolsita la ropa de tu viejo y ves que los demás están en la misma, aunque no se haya muerto por Covid-19, es horrible”, continuó.

Por último, Vernaci interpeló a su audiencia y pidió responsabilidad a la hora de salir a la calle: “Tomen recaudos, porque todos los que se tomen son pocos. Yo le echo un poco la culpa a los medios que te complican la cabeza. Después de tanta información, capaz minimizás y creés que está todo bien. No coman vidrio con esto, porque de verdad te morís”.

View this post on Instagram

Más bombón no se consigue ❣️💫

A post shared by Elizabeth Vernaci (@negropolisok) on

Ir Arriba