El desfile – GENTE Online
 

El desfile

Actualidad
Actualidad

Ciento treinta mujeres. Las ciento diez más lindas y deseadas de la industria nacional se encargaron de ponerle el touch de glamour a la fiesta. El toque que puso muy, pero muy hot la noche. Siete grandes diseñadores pensaron sus mejores modelos, inspirados en estas ciento diez bellezas. Todo empezó así: sin locutor que la anunciara, en la mega-pasarela de Sergio Lacroix –ocho metros de ancho por doce de largo– apareció esa mujer de piernas infinitas y rasgos perfectos. Quién mejor que Nicole –¿hace falta otra referencia?– para abrir un desfile de tantas chicas GENTE. Mariano Toledo le ofreció su mejor vestido, escamado en cuero dorado, a la rubia que se llevó la primera ovación de la tribuna masculina. Así, la diosa marcó el camino para las 125 mujeres –de su misma condición– que vinieron detrás. Todas maquilladas por el staff de Mabby Autino, con 15 profesionales que pensaron un make up especial para cada una de las pasadas. Lo mismo ocurrió con los peinados –a cargo del Staff Cerini– y los 130 pares de zapatos, especialmente diseñados por Sybil Vane para cada modelo.

La mejor cola del país no tardó en llegar. El aplausómetro estalló por segunda vez en la noche con Rocío Guirao Díaz. La fiebre subió también cuando debajo de los diseños de Natalia Antolín aparecieron las pulposas Jéssica Cirio y Luciana Salazar.

La chica Playboy lució transparencias color pastel y su escote se encaprichó en correrse hacia la derecha a lo largo y a lo ancho de la pasarela. A ella no le importó demasiado y se sentó en los escalones con su mejor cara de rubia ingenua. Una playmate con todas las letras. Atrás vino Pia Slapka, mucho más sutil con su tul blanco, con pajaritos cosidos by Vero Alfie, apenas insinuando, sin escote que mostrara más de lo pautado.

Mientras desde los parlantes Mick Jagger grita “I can’t get now satisfaction”, la tribuna se anima a sentir distinto al rockstar. Un grupo de bailarinas con bodies negros y linternas ilumina la penumbra del mega-boliche armado para la fiesta del 40 aniversario de GENTE. Y ahora se viene la pasada más numerosa, con 25 modelos, todas con diferentes trikinis negros con logos GEN40 plateados. Abren la rubia y la morocha del año. ¿Se acuerda? Carolina Oltra y Emilia Attias, las chicas que hace una semana rompieron el molde y se desnudaron en cuerpo y alma para esta revista. Aquí muestran sus curvas. El alma quedará para otra nota. Era el momento Class Life y lo cerró Liz Solari con trikini y pollerita negra. Mabby Autino pensó un look muy heavy para la blonda: sombras negras y pelo bien cargado, con mucho volumen.

Apocaliptic Warriors: Así llamó Andrés Baño al momento by Andy & Johnny. Aquí las chicas jugaron a ser guerreras, mezcla de agresividad y glamour. ¡Les salió bárbaro! A pesar de su vestido camuflado y sus guantes de cuero, Jazmín De Grazia no logró pasar inadvertida. El pelo súper batido y la actitud salvaje. ¡Guau! Mientras Fabián Dellamónica seguía tocando –así le dicen ellos– temas clásicos, llegó Karina Jelinek. Con su conjunto de ropa interior de encaje, batita de gasa y sandalias de Sybil Vane, también jugó a la nena peleadora. Y fue toda una guerrera. El cierre warrior fue para la modelo devenida en conductora Julieta Prandi, que salió de micro mini y banda camuflada. Es una chica GENTE, se hizo en la casa, por eso lució el GEN40 bordado en la banda, cerca de su corazón.

A.Y. Not Dead nos regaló un look rockero, por momentos stone. Welcome to the jungle de los Guns N’Roses les transmitió más fuerza a las chicas. ¿Era necesario? Mucho vestido estampado con volados, jeans y remeras con más estampas. Chloé Bello fue la niña mimada –sí, es una nena, apenas cuenta 18 años– de los diseñadores. Es que esta estilizada rubia es la revelación de las pasarelas de alta costura del año 2005. Desde los palcos laterales, los invitados VIP la siguieron con asombro.

El desfile de modelos llegó a su fin con la pasada Hippie chic de Benito Fernández. El último impacto lo dio Ivana Saccani con maquillaje verde, super cargado, con piedras en los ojos y graffiti GEN40 al tono en todo el cuerpo. Es el final del desfile de modelos. ¡Pero no se vaya, que esto sigue! Todas respetaron jerarquías, sin codazos ni ese tipo de cosas que cuentan los programas de chimentos. Como corresponde, les cedieron el paso a las divas, para cerrar todas juntas. Ahora suena Heart of glass, de Blondie. Eso quiere decir que es el momento de Moria, que aparece con un vestido de encaje rojo de Claudio Cossano y baja los 13 escalones de la pasarela saludando como una diva. Algo sabe de esto. Atrás vienen Andrea Frigerio, con un enorme tajo en su vestido blanco de satén, y Cathy Fulop, toda de rojo, by Pablo Ramírez, con importante escote hasta la costura de su espalda. Las dos a punto de causar algún paro cardiorrespiratorio. Bah, estuvieron infartantes. El cierre es para la rubia y la morocha. ¿Otra vez? Sí. A la derecha, Valeria by Valentino, con un vestido blanco, cartera de strass en colorado y blanco. Y, a su izquierda, Araceli, al tono, divina con vestido al cuerpo y otro generoso escote. Se llevan la ovación de los 3.200 invitados. Es el final. Las 115 mujeres saludan juntas. Las cinco divas adelante, claro. Ahora sí es el final del desfile. Pero no se vaya, que esto recién empieza…

Momento cumbre: las top de nuestro país en el cierre de un desfile que levantó suspiros. Adelante, cinco divas indiscutibles. Atrás, las chicas que quieren quedar en la historia.

Momento cumbre: las top de nuestro país en el cierre de un desfile que levantó suspiros. Adelante, cinco divas indiscutibles. Atrás, las chicas que quieren quedar en la historia.

Nicole abrió el desfile con un vestido de cuero con escamas color dorado y cobre de Mariano Toledo. La modelo se llevó la primera gran ovación.

Nicole abrió el desfile con un vestido de cuero con escamas color dorado y cobre de Mariano Toledo. La modelo se llevó la primera gran ovación.

Julieta Prandi cerró la pasada Andy & Johnny con micromini y el logo GEN40 bordado en la banda camuflada. Las modelos vestidas por Andrés Baño fueron las Apocaliptic Warriors de la noche.

Julieta Prandi cerró la pasada Andy & Johnny con micromini y el logo GEN40 bordado en la banda camuflada. Las modelos vestidas por Andrés Baño fueron las Apocaliptic Warriors de la noche.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig