“El Che fue un defensor de la gente común” – GENTE Online
 

“El Che fue un defensor de la gente común”

Actualidad
Actualidad

Últimos días de diciembre de 1958. Ernesto Che Guevara entra con sus soldados en la ciudad de Santa Clara y se abre paso frente a las tropas del dictador Fulgencio Batista. En las calles se viven batallas feroces. Hay disparos, muertos y heridos. Hasta que al mediodía del 29, los guerrilleros logran descarrilar un tren blindado con 400 soldados. Es el comienzo del triunfo de la Revolución.

El escenario no es Santa Clara, sino el centro histórico de Campeche –ciudad amurallada declarada Patrimonio de la Humanidad, en el oeste de la península de Yucatán, México–; los revolucionarios son 450 extras locales, que cobran 28 euros por día de filmación; y el Che Guevara es Benicio del Toro, el actor puertorriqueño que hace ya varios años se obsesionó con la figura del líder argentino-cubano y ahora le da vida en dos películas: El argentino y Guerrilla, ambas dirigidas por Steven Soderbergh, con quien ya había trabajado en Traffic.

El argentino, la primera parte de la epopeya, comienza cuando Guevara conoce en México a Fidel Castro y a un grupo de exiliados cubanos y juntos deciden viajar a Cuba a bordo del buque Granma para hacer la revolución, tres años después. En tanto, Guerrilla narra la historia del Che desde que abandona Cuba hasta que es asesinado en La Higuera, Bolivia, en 1967 (curiosamente, el año de nacimiento de Del Toro). Las primeras escenas de ese film se rodaron en enero del 2006 en Manhattan, en la sede de la ONU, más precisamente la del famoso discurso que pronunció el Che durante la Asamblea General en 1964. El rodaje siguió en la aldea El Buitrón, del municipio de Zamalea, España, donde se recreó el recorrido del mítico líder por el sudeste boliviano.

En 1997, Del Toro compró los derechos de A Revolutionary Life, la biografía del guerrillero escrita por el norteamericano Jon Lee Anderson. Desde entonces soñó con llevar la vida de Guevara al cine. No fue una tarea sencilla, porque no encontraba fondos para poder financiarla. Finalmente en 2001, tras ganar el Oscar al Mejor Actor de Reparto por Traffic, decidió encarar el proyecto junto con Soderbergh, quien le aconsejó dividir la historia en dos películas, que serían filmadas en forma simultánea.

El proyecto fue presentado inicialmente ante las grandes productoras de Hollywood, que ofrecieron su apoyo a cambio de que la película fuera hablada en inglés. Tanto el director como Benicio se negaron rotundamente, argumentando que el idioma original del Che era el español. Pese a los problemas, la coherencia se mantuvo y se convirtió en un megaproyecto de la productora francesa Wild Bunch, la española Morena Films y el canal Telecinco. El propio Del Toro intervino en la investigación de la historia de Guevara; por eso vino el año pasado a la Argentina.

El Che fue un héroe humano –declaró hace algunos años Beno, como lo llaman sus amigos–; un defensor de la gente común”. Hablando de héroes, Del Toro debutó en el cine en 1989 interpretando a un matón latino en 007 Licencia para matar, cuando James Bond era Timothy Dalton. Claro que lejos quedó aquello; hoy Benicio está metido en la piel del Che, tal como siempre lo había soñado. Benicio del Toro, caracterizado como su admirado Ernesto Guevara, por las calles de Campeche, México.

Benicio del Toro, caracterizado como su admirado Ernesto Guevara, por las calles de Campeche, México.

Del Toro recibe las indicaciones de Steven Soderbergh, quien ya lo había dirigido en Traffic, película por la que ambos ganaron un Oscar.

Del Toro recibe las indicaciones de Steven Soderbergh, quien ya lo había dirigido en Traffic, película por la que ambos ganaron un Oscar.

El Che, en 1963, trabajando en la zafra cubana. El parecido físico entre el actor y el guerrillero es notable.

El Che, en 1963, trabajando en la zafra cubana. El parecido físico entre el actor y el guerrillero es notable.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig